Estos son los motivos por los que cuidar la edad del parque automovilístico

Edad del parque automovilistico

 

Velocidad excesiva, consumo de alcohol o distracciones al volante son algunos de los principales factores de riesgo que afectan de forma directa a nuestra seguridad. Estos comportamientos aumentan de forma considerable las posibilidades de sufrir un accidente. Sin embargo, no son los únicos. Por detrás encontramos una extensa lista en la que algún que otro factor suele pasar algo más desapercibido como, por ejemplo, la edad de los vehículos.

La seguridad en un coche se va perfeccionando al mismo ritmo que la tecnología brinda más posibilidades y nos protege con nuevos sistemas que, a día de hoy, se encaminan hacia la consecución de la conducción autónoma. La promesa de reducción de víctimas en carretera gracias a la tecnología delatan, al mismo tiempo, la importancia del factor humano. Aun así, la integración de vehículos con sistemas avanzados de asistencia en el día a día de nuestras carreteras se muestra irregular.

Y es que, una cosa es el anuncio de una tecnología de asistencia a la conducción avanzada y otra muy diferente es su integración en el mercado y, por tanto, en nuestra red vial. En ese sentido, la edad del parque automovilístico se convierte en un parámetro para intuir qué niveles de seguridad son capaces de aportar los vehículos en España.

La edad del parque automovilístico en España: al alza hasta 2022

Coche viejoEn España, la edad media de los vehículo se sitúa en los 12,4 años. Este valor deja a nuestro país a la cola de Europa, en contraste directo con países con una edad del parque automovilístico mucho menor, como Alemania (9,4 años de media), Francia (9,3 años) o Reino Unido (8,8 años).

Los datos que aporta ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) nos cuentan que en 2018 el 61,6% de los turismos y todoterrenos en España tenían más de 10 años. En cambio, antes de la crisis, la cuota de vehículos decagenarios era del 35,7%. Las investigaciones apuntan a que en 2030 habrá unos 3,7 millones de vehículos con más de 20 años.

Aunque en los últimos años se ha producido una desaceleración en la venta de vehículos en España, no todos los actores del mercado ven una crisis en el sector. De hecho y aunque las matriculaciones de coches nuevos tengan una relación directa con la seguridad en las carreteras, el panorama es más complejo de lo que puede parecer.

¿Hasta qué punto afecta la edad del parque automovilístico a la seguridad?

Los datos de la patronal del automóvil contrastan con todas las pruebas e investigaciones que apuntan a que la edad de un automóvil afecta, sin remedio, a su seguridad. Ahora bien, no ocurre en todos los vehículos de la misma forma. Sí existe consenso para afirmar que puede llegar a ser clave para evitar o sufrir un accidente.

En la situación actual, la preocupación por la edad del parque automovilístico no se refiere solo al riesgo de conducir modelos más envejecidos y, por tanto, susceptibles de fallar en momentos cruciales. Al fin y al cabo, este es un factor de riesgo que se ha mantenido constante a lo largo del tiempo. La inquietud sobre la edad de los vehículos, en la actualidad, está más centrada en privarnos y/o retrasar la introducción de tecnologías que evitarían el accidente al combatir el factor humano.

Objetivo: disminuir el factor humano

Tránsito en ciudadEl motivo es que los nuevos modelos presentan sistemas capaces de provocar que la relación entre factor humano y accidentalidad se debilite. Es complicado ignorar que la mano del ser humano está presente en la gran mayoría de accidentes y siniestros. Según los estudios en la materia, nuestra influencia provoca entre el 75% y el 90% de los mismos.

De ahí la prioridad actual por disminuir la edad del parque automovilístico. La renovación llevaría consigo la introducción de nuevos sistemas ADAS, con resultados muy beneficiosos, como el de evitar una de cada dos colisiones.

Aún así, que aumenten la venta de turismos en nuestro país no tiene por qué significar una revolución en la seguridad. La realidad es que ni todos los vehículos ofrecen una seguridad parecida, ni es algo que esté entre prioridades todos los potenciales compradores. Solo hay que echar una ojeada a lo que ofrecen en términos de seguridad (según EuroNCAP) los primeros modelos en la lista de matriculaciones en España.

Tecnología de protección por igual

Lo que se comprueba con esto es que el precio de la tecnología se está convirtiendo en un impedimento. Es algo que también está afectando en el ámbito de lo movilidad alternativa, retrasando la reducción de las emisiones contaminantes en las ciudades. Es algo lógico si los modelos que aportan más a la seguridad vial (y al medio ambiente) ostentan precios más elevados. La Unión Europea quiere romper esta tendencia y, por eso, a partir de 2022 va a obligar a los fabricantes a incluir de serie 15 tecnologías de seguridad.

Se trata de establecer unos sistemas mínimos (como el Asistente de Velocidad Inteligente) para conseguir que la tecnología aumente la seguridad en carretera de manera efectiva. De este modo, se estrechará la relación entre ventas de coches o la edad del parque automovilístico y la accidentalidad. Es decir, tendremos más garantías que, comprando un coche nuevo nuestra seguridad se incremente hacia nuevos niveles.

En Circula Seguro | ¿Verdaderamente el coche en propiedad va a desaparecer?

Imágenes | iStock/Lobro78, iStock/disqis e iStock/J2R