¿Cómo comportarse ante un control policial en carretera?

Victoriano Flores Corzo

18 mayo, 2020

La situación actual de emergencia ocasionado por el COVID-19 requiere la adopción de medidas inmediatas y eficaces para hacer frente a esta coyuntura social. Los desplazamientos siguen siendo limitados y acompañados de requisitos durante la desescalada. Unas restricciones por carretera supervisadas por los miembros de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. En circula seguro hemos creído importante saber cómo es un control policial y cómo debemos actuar mientras somos controlados.

¿En qué consiste exactamente un control policial por desplazamiento en carretera?

control policial

La vigilancia, regulación y control que realiza la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en carretera son las funciones más destacadas en la lucha contra la prevención y siniestralidad vial. En parte, son actividades propias de su labor realizadas en cualquier carretera de nuestra geografía pero que no dejan de sorprendernos cuando vamos circulando con nuestro vehículo.

Sin saber si hemos cometido alguna infracción y sólo viendo la presencia de dichos agentes, ya de por sí, nos ponemos nerviosos. Cuestión esta última que no debe preocuparnos, ya que todo control policial está orientado a reforzar la seguridad y el carácter preventivo como garantía para todos los que usamos la vía pública.

¿Cómo se establecen los controles policiales?

Sobre dónde establecer los controles o puntos de verificaciones en carretera, la DGT, es consciente cuando afecta a vías principales y pone sus medios para que todo discurra con normalidad. Por un lado, la señalización de sus pórticos a modo de pantallas y, por otro, dispone de su personal de mantenimiento para colocar las señales circunstanciales. Una señalización que avisa a los conductores, con antelación, sobre el estrechamiento de calzada y la proximidad de un control de vehículos.

Son medios para favorecer la seguridad de los Agentes de Tráfico en carretera y, al mismo tiempo, contribuir a un mejor servicio al ciudadano. La señalización juega un papel importante en un control policial estático. Un escenario donde prima la visibilidad para reforzar el carácter preventivo del control y donde todos los usuarios, sin excepción, a modo de filtro y en fila, son inspeccionados.

¿Qué tipo de controles policiales nos podemos encontrar en la carretera?

La Guardia Civil puede darnos el alto para comprobar si nuestro desplazamiento cumple las medidas impuestas por el Estado de Alarma que ha ocasionado el Covid-19. Pero, también nos pueden dar el alto en otro tipo de controles policiales estáticos o puntos de verificaciones como, por ejemplo:

  • Preventivos de seguridad ciudadana,
  • informativos sobre campañas de la DGT, aviso cortes o desvíos por obras o eventos,
  • auxilio o acompañamiento urgente,
  • movilidad, revisión de sistemas de seguridad del vehículo,
  • inspección de documentación, que debemos acreditar, tanto del vehículo como de ocupantes y,
  • por último, notificación sobre una infracción a las normas sobre la Ley de Seguridad Vial. Conductas que han sido observadas por los agentes de tráfico durante la conducción o por un helicóptero de la DGT.

Sabiendo que durante la conducción nos podemos encontrar uno de estos controles, debemos conducir atentos para evitar una colisión por alcance. Para ello, señaliza con toques leves de freno o utilizando las luces de emergencia si fuese necesario y, sobre todo, modera la velocidad al aproximarte a un control policial. ¿Cómo se consigue? Pues, aminorando la trayectoria del vehículo y reduciendo su velocidad a una marcha mas corta.

¿Qué hacer y cómo comportarse en un control policial?

control policial

Todo empieza cuando los agentes de tráfico nos realizan señales con los brazos para que paremos a su altura, arcén o en un margen determinado de la carretera

Los controles policiales, debido a las restricciones en desplazamientos que está provocando la situación de alarma o crisis sanitaria, son ahora más frecuentes. Por lo tanto, ante dicha situación debemos saber que cualquier día, hora y lugar pueda ser idóneo para vernos con nuestro vehículo en una cola de retención y descubrir que vamos a ser controlados.

Pues bien, llegados a este punto, recibimos el saludo de un Guardia Civil que se aproxima y nos informa del motivo del control. A continuación, la pregunta dirigida al conductor, – ¿me permite la documentación personal y la del vehículo si es tan amable? Debido a las circunstancias actuales que tenemos por la crisis sanitaria, la distancia de seguridad entre agente y conductor se hace más necesaria. No obstante, el protocolo de actuación en cualquier tipo de control policial viene siendo el mismo.

¿Qué indicaciones tenemos que tener en cuenta ante un control policial?

La señalización del agente que finalmente nos atiende, tanto de día como de noche, porte o no linterna, debe ser clara y visible. El brazo levantado verticalmente (hacia arriba) obliga a detenerse a todos los conductores que se acerquen al agente; salvo aquellos conductores que no puedan hacerlo en condiciones de seguridad suficientes. Dicha detención debe realizarse en la línea de detención más cercana o, en su defecto, inmediatamente antes del agente. 

A partir de ahí, debemos seguir las instrucciones del agente como, por ejemplo, la que bajemos la ventanilla con objeto de ser informados sobre el motivo de la detención o si debemos seguir avanzando. El cinturón de seguridad hay que llevarlo en todo momento abrochado salvo que el agente nos indique lo contrario. Durante la inspección o control policial es fácil que nos soliciten que nos identifiquemos. De ahí, que sea aconsejable llevar y tener disponible el permiso de conducir o DNI y la documentación del vehículo.

Por otro lado, la documentación personal y la del vehículo puede que nos sea solicitada. De ahí, que se recomiende llevar siempre si fuese necesario mostrar la documentación personal del conductor u ocupantes, no será necesario quitarnos el cinturón de seguridad salvo que la documentación no la tengamos a mano y necesitemos bajar del vehículo.  

¿Qué otras instrucciones nos puede dar la Guardia Civil?

Además de lo comentado anteriormente, la Guardia Civil, en su cuenta oficial de Twitter, nos da unas instrucciones sobre cómo debemos actuar cuando vamos al mando del vehículo:  

Una vez comunicado el motivo del alto o del control policial y éste se haya resuelto, debemos seguir nuevamente las indicaciones del agente para efectuar la reincorporación a la circulación. Por y para nuestra seguridad estamos obligados a someternos a dichos controles preventivos.

Su incumplimiento conlleva, según la guía codificada de infracciones, una multa de 200€ y la retirada de 4 puntos del permiso de conducir por el hecho de no respetar las señales y órdenes de los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia y regulación del tráfico.

Otro tema relacionado con los controles policiales es el aviso sobre la ubicación de los controles policiales por la redes sociales entre conductores. Pues bien, está previsto, según se dice en esta noticia, que sea sancionable por parte de la Administración en la próxima modificación de la Ley de Seguridad Vial. Hay que tener en cuenta que al avisar de la presencia policial no sólo se está colaborando con posibles infractores sino avisando a posibles delincuentes de la presencia policial

Fotos | DGT, elaboración propia. 

En Circula Seguro | Recomendaciones sanitarias para la movilidad urbana durante la alarma por coranovirus, La Fiscalía da luz verde para grabar los controles de alcohol y drogas

 

 

--

Una iniciativa de: