¿Quieres una bicicleta y no sabes qué modelo te conviene?

Redacción Circula Seguro

1 junio, 2021

Híbridas, MTB, touring, fat bike, recumbentes, holandesas, de ruta, plegables, BMX, mini velo, cruiser… Si vas a comprar una bicicleta por primera vez o vas a renovar la que tienes, te habrás encontrado con cientos de modelos de nombres muy extraños o muy poco conocidos para los neófitos en la materia.

Tecnología y materiales

El mundo de la bicicleta se ha hecho mucho más complejo en los últimos años. La tecnología y los nuevos materiales han abierto un mundo de posibilidades para adaptar las características de estos vehículos a las necesidades de los usuarios. Y es ahí, precisamente, donde deberías empezar por poner el foco: en tus necesidades. Más allá de precios, nombres, prestaciones, tamaños, etc., tus necesidades, y no las modas, son las que han de guiarte. Estas son las primeras cuestiones que deberías plantearte antes de comprar una bicicleta para ayudarte a seleccionar y conseguir que la búsqueda de este estupendo vehículo de transporte no se convierta en una fuente de estrés adicional.

¿Para qué voy a usar la bicicleta?

Quizá vayas a usarla para desplazarte todos los días a tu puesto de trabajo o quizá la vayas a usar esporádicamente para hacer alguna salida en tu tiempo libre. ¿Buscas una bicicleta para hacer “un poco de todo”, o tienes que claro que quieres centrarte en un tipo de actividad concreta, tipo “bici de montaña”?. El fin para el que usarás este medio de transporte va a determinar en gran medida tu elección. Hay varias categorías: carretera, montaña, ciclocross, híbridas, urbanas…

En esta primera reflexión te recomendamos que huyas de las prisas. Si haces tu selección durante una mañana para poder salir por la tarde con tus amigos en bici tendrás muchas papeletas para acabar con la bici inadecuada.

¿Dónde voy a usar la bicicleta?

El terreno marca también la diferencia a la hora de pensar en modelos: amortiguación, materiales más ligeros, ruedas especiales… No obstante, aunque hay una amplia variedad para adaptarse al uso que le darás a la bici, no pagues por funciones que no vas a necesitar. Asegúrate que no te está influyendo alguna moda o novedad.

¿Con que frecuencia voy a utilizar la bici?

No es lo mismo si vas a hacer un uso recreativo y esporádico de la bici que utilizarla como principal medio de transporte. Es cuestión de calibrar la inversión que vas a hacer. Para un uso esporádico no parece muy razonable el optar por un modelo sofisticado; sin embargo, si todos los días vas a pedalear un buen rato en ella, necesitarás una bici con unos componentes de calidad, que sea confiable y que aporte un extra de seguridad a tus trayectos.

¿Cuál es tu presupuesto?

En este punto tienes que tener mucha honestidad. Vas a encontrar bicicletas desde 200 hasta 12.000 euros. Si aspiras a tener una bicicleta de carretera de fibra de carbono con el mejor cuadro, pero no quieres pagar más de 600 euros por ella, seguramente te llevarás una gran decepción. Déjate aconsejar por los expertos y recuerda que muchas tiendas permiten hacer una prueba de manejo en la bici (rodar antes de comprar); recuerda que no todos los sillines o accesorios funcionan igual para todos (lo normal es que en las tiendas permitan intercambiar piezas para que estés totalmente a gusto): muchas tiendas ofrecen el servicio “fit test” para que sepas como debes ajustar tu bici a tu medida y características corporales. Recuerda: tu comodidad siempre va a repercutir en una mayor seguridad.

La talla y los accesorios

Durante el proceso de compra también debes prestar atención a la talla de la bicicleta, así como a elementos como el sillín, los frenos o el cambio de marchas, para evitar lesiones y conseguir el mejor rendimiento.

Y por supuesto, no olvides todos los complementos de seguridad que te van a proteger, independientemente del modelo que elijas. Casco, timbre, luces y chaleco reflector. Y en este punto, te recomendamos, que no escatimes. ¡Feliz compra, feliz paseo!

--

Una iniciativa de: