Cómo utilizar un coche carsharing con higiene y seguridad en época de coronavirus

Carlos R Vidondo

15 junio, 2020

La pandemia del coronavirus ha afectado a la movilidad de forma determinante y, lógicamente, al carsharing. El confinamiento y las estrictas restricciones a los desplazamientos parece que han motivado la reflexión sobre nuestras formas de transporte en el futuro. ¿Qué medios se impondrán sobre otros en nuestras ciudades y en nuestro día a día? ¿La caída del volumen de pasajeros del transporte público continuará en descenso? ¿Y qué ocurrirá con el vehículo privado?

Junto a todos estos interrogantes se une el del futuro del carsharing, un servicio que continúa buscando su espacio para terminar de asentarse como una alternativa real. En cualquier caso, tampoco se ha visto ajeno a toda la incertidumbre que nos rodea, más ahora que su flota regresa al asfalto.

Vuelven a las calles, ¿cómo se higienizan los vehículos?

La nueva normalidad que llega tras el primer brote de coronavirus parece abrir un horizonte de oportunidades al carsharing y motosharing. Esto no solo ha motivado unos atractivos descuentos en el servicio, si no también que en la actualidad se vean como una opción segura y muy válida. Aunque muchos fueron obligados a suspender sus negocios, ahora regresan aplicando medidas de higiene y protocolos rigurosos de limpieza. Sus vehículos deben pasar ahora por los habituales procesos de desinfección, mientras los usuarios nos debemos acostumbrar a usar el servicio con responsabilidad colectiva.

Carsharing higiene

ZITY regresó a Madrid el pasado 20 de mayo bajo un protocolo higiénico muy claro. Como nos han confirmado, los vehículos se recogen por parte de los operarios cuando deban pasar por las bases de carga (cada 48 horas) y en ese momento se aprovechará a realizar la desinfección:

  • Los operarios equipan trajes protectores, EPIs, guantes, mascarillas y gel hidroalcohólico para limpiar las zonas de contacto antes de llevar el coche a la base.
  • Una vez allí se aspira y limpia el interior con productos desinfectantes y máquinas de ozono siguiendo la normativa la normativa UNE-EN 14476 / 13697: tiradores, maletero, retrovisores, regulador de espejos, palanca de cambios, freno de mano, botón de arranque, etc.
  • Además, se desplegarán patrullas itinerantes de limpieza para aumentar la frecuencia de las desinfecciones.
  • En el vehículo, el usuario podrá encontrar toallitas desinfectantes.

En concreto, la empresa ha decidido bajar los precios dado que reconoce que la mayoría de desplazamientos se realizan por necesidad: Conducción de 0.21€/minuto; Stand by 0.06€/minuto.

Protocolos de seguridad para todos los conductores

Como sigue siendo habitual desde hace unos meses, el mensaje más difundido sobre la prevención es la responsabilidad e higiene individual. Los medios de transporte –y el carsharing en particular– no son ajenos a esta medida frente al coronavirus, conscientes de que no sirve de nada una pulcra higienización de los vehículos si sus conductores no respetan las normas de salud esenciales.

Carsharing higiene

En este sentido, el protocolo básico que establecen la totalidad de servicios de carsharing no dista del que estableció la administración y que ya hemos tratado en Circula Seguro en alguna ocasión

  1. En caso de notar síntomas, se deben de evitar los desplazamientos durante la desescalada. Si se está sano, deben de realizarse aquellos desplazamientos indispensables.
  2. Tomarse la temperatura antes de subir al coche y hacer uso del servicio. 
  3. Uso obligatorio de mascarillas en el interior, incluso cuando sean personas convivientes.
  4. El aforo máximo es de las 5 plazas, siempre que todos los ocupantes residan en el mismo domicilio. En el caso de que no sea así, los vehículos solo podrán ser utilizados por dos personas al mismo tiempo. Será necesario respetar la distancia social, siendo recomendable que el segundo pasajero viaje en la fila de asientos posterior. 
  5. Seguir siempre las recomendaciones de las autoridades sanitarias y gubernamentales.

¿Es el carsharing una solución a la movilidad durante la pandemia?

Aunque parecía augurarse un futuro gris para el carsharing con el coronavirus, parece que es el transporte público el que ha más ha sufrido. En Wuhan, primer foco del virus, el transporte público no ha alcanzado sus cifras de 2019, cayendo por debajo del 50%. En España, este descenso ha sido del 95%. Parece, además, que su recuperación no va a producirse tan rápido como se espera.

Carsharing higiene

Esta situación convierte al coche compartido en parte de la solución y a las reticencias iniciales se les ha perdido el respeto. Este modelo de transporte ha facilitado mucho los desplazamientos de los ciudadanos en los grandes núcleos urbanos, sobre todo, a medida que las restricciones a la contaminación en el centro de las ciudades iban incrementándose.

Desde ZITY son optimistas en este sentido y consideran que la capacidad del servicio permite absorber a un buen número de usuarios que, de momento, no se atreve a bajar a la boca del metro. Actualmente ZITY tiene en Madrid una flota de 800 veíiculos eléctricos y un área de servicio capaz de dar soporte a los aumentos de demanda que puedan surgir.

Las nuevas alternativas a la movilidad urbana continúan descubriéndose, incluso en estas circunstancias tan especiales. Que las ciudades dispongan de un amplio abanico de posibilidades para desplazarse es una gran noticia para sus ciudadanos. Así, se les ofrece la posibilidad de decidir cómo hacerlo sin ver desprotegida su seguridad ni su salud.

carsharing higiene

En Circula Seguro | Así podemos usar el coche durante la desescalada

Imágenes | Zity Nueva Madrid | iStock aerogondo LightFieldStudios Youngoldman Jovanmandic

--

Una iniciativa de: