Cómo será la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona

ZBE Zona Bajas Emisiones Barcelona

Mucho se ha hablado en los últimos años de Madrid Central, y poco sobre el proyecto que ha llevado a cabo la otra ciudad española señalada por las autoridades europeas: Barcelona. La Zona de Bajas Emisiones de la Ciudad Condal está a punto de arrancar, y muchos dudan de si va a contar con las mismas dificultades que Madrid Central. Las diferencias entre un proyecto y otro son palpables, y la experiencia vivida en el caso madrileño no necesariamente servirá para el caso de Barcelona.

Objetivo: 50.000 vehículos menos en 2020

La Zona de Bajas Emisiones de Barcelona restringirá el acceso a los vehículos más contaminantes, en concreto aquellos que no cuenten con distintivo ambiental alguno. Entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2020, aunque los tres primeros meses el sistema estará en periodo de pruebas y no se multará a los infractores. No será hasta el 1 de marzo cuando empiecen a producirse las sanciones.

La ZBE abarca en general todo el territorio metropolitano delimitado por las Rondas Litoral y de Dalt, que incluyen la práctica totalidad de las ciudades de Barcelona y L’Hospitalet, así como parte de otros municipios limítrofes como Esplugues, Cornellà y Sant Adrià de Besòs. El tráfico en las rondas sí estará permitido, para evitar la congestión de calles secundarias. También quedan excluidas zonas especiales como el polígono industrial de Sant Adrià o la Zona Franca, y barrios de la zona alta de Barcelona como Vallvidrera, Tibidabo y Les Planes.

Con la ZBE quedarán afectados a las restricciones en torno a 50.000 vehículos, con lo que los ayuntamientos implicados pretenden reducir las emisiones contaminantes en un 15%. El consistorio de Barcelona ya ha señalado que esta medida tiene que ser complementada con otras como el fomento del transporte público (especialmente el tranvía sobre otros como el bus urbano) o la creación de nuevas supermanzanas. Esta figura urbana, que consiste en peatonalizar gran parte de las calles de una misma manzana, ya se ha probado con éxito en el distrito de Sant Martí.

Diferencias entre Zona de Bajas Emisiones de Barcelona y Madrid Central

ZBE Zona Bajas Emisiones Barcelona

El objetivo de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona y Madrid Central es el mismo: reducir la contaminación en el centro de la ciudad. Sin embargo, hay diferencias que hacen el proyecto de la Ciudad Condal más ambicioso que el de la capital de España, pero también más realista y flexible.

Extensión del área restringida: La ZBE ocupará un área 20 veces más amplia que la de Madrid Central. Supone 95 kilómetros cuadrados del área metropolitana de Barcelona por 4,7 kilómetros cuadrados del centro de Madrid.

Restricciones: Ambos proyectos basan su sistema de restricciones en los distintivos ambientales de la DGT, y prohíben el acceso a los vehículos que por antigüedad no reciben ninguno. Pero Madrid Central además solo permite la circulación de vehículos con distintivo B y C para acudir directamente a un aparcamiento.

Días y horarios: Mientras que las restricciones en Madrid Central funcionan las 24 horas y los siete días de la semana (excepto para motocicletas que podrán circular de 7 a 22 h.), las de la ZBE de Barcelona sólo se aplicarán de 7 a 20 h. los días laborales. Los fines de semana y festivos serán totalmente libres.

Obligatoriedad de llevar distintivo: Aunque tanto en Madrid como en Barcelona se usarán cámaras con reconocimiento de matrícula para controlar los vehículos, en Madrid será obligatorio llevar también el distintivo ambiental en algún lugar visible. En la Ciudad Condal en cambio aún no será obligatorio aunque sí muy recomendable.

Organismos implicados: Mientras que Madrid Central es un proyecto en exclusiva del Ayuntamiento de Madrid (con la colaboración de la Comunidad), en la ZBE participan los consistorios de Barcelona, L’Hospitalet y del resto de municipios afectados, además de la Generalitat de Catalunya.

Cuantía de las multas: La sanción por acceder a Madrid Central de forma indebida es de 90 euros, pudiéndose quedar en 45 por pronto pago. Las de la ZBE en cambio pueden variar entre los 200 y 500 euros para turismos, y hasta 1.000 para vehículos de mayor capacidad. Además, pueden incrementarse en un 30% si existe reincidencia.

Las capitales europeas se han adelantado al cambio

ZBE Zona Bajas Emisiones Barcelona

Tanto la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona como Madrid Central son pioneras en muchos aspectos, pero en absoluto son los primeros proyectos de estas características. Según MAPFRE, sólo en Europa hay 280 ciudades con zonas de bajas emisiones o proyectos similares. Aunque las más significativas, eso sí, son las de las grandes capitales europeas, que a la par son las que más problemas de contaminación y movilidad han tenido.

Londres por ejemplo fue de las primeras en ponerlo en marcha, en 2008. Cuenta con una gran Zona de Bajas Emisiones (LEZ) de 1.572 kilómetros cuadrados y una Zona de Emisiones Ultrabajas (ULEZ), más pequeña pero que prevé ampliarse hasta los 360 kilómetros cuadrados. Las restricciones, de forma similar al caso de Barcelona, también se aplican en horario de 7 a 18 h. de lunes a viernes. Eso sí, son zonas con una densidad de vehículos mucho menor: 2.000 por kilómetro cuadrado por los 3.000 de Madrid o los 6.000 de Barcelona.

Otra capital que se adelantó a las ciudades españolas fue París, que implantó en 2017 su Zona de Bajas Emisiones ZFE. En ella se prohibió el acceso a los vehículos más contaminantes (distintivo nº 5) de 8 a 20 h. también de lunes a viernes; aunque este verano se han extendido estas restricciones a los vehículos de distintivo nº 4. La idea en la capital francesa es que las restricciones vayan ampliándose al resto de los vehículos contaminantes, y que en 2030 sólo puedan acceder los más limpios, con distintivo verde.

Por su parte, Roma cuenta también con una zona de bajas emisiones denominada “Zona Traffico Limitato”, que como ocurre en Madrid, abarca únicamente el centro de la capital italiana. Sus restricciones sin embargo son un poco diferentes, pues se aplican de lunes a viernes de 6 a 18 horas, y la noche de los viernes y sábados de 23 a 3 horas, siendo la circulación libre el resto del tiempo.


Imágenes |  Ajuntament Barcelona | Unsplash: Kaspars Upmanis, Noralí Emilio.

En Circula Seguro | ¿Se puede circular en bicicleta por la acera en Barcelona?