En coche, bici o patinete, nunca con auriculares

Redacción Circula Seguro

3 diciembre, 2021

Una de las normas menos conocidas de la DGT es la que se refiere a la prohibición de montar en bicicleta o en vehículos de movilidad personal, como por ejemplo patinetes, utilizando auriculares. En un control de la Guardia Civil de Tráfico, los agentes pueden multar a un ciclista o a un usuario de VMP que utilice unos auriculares, independientemente de si están conectados a un teléfono móvil o a un dispositivo de reproducción de sonido.

Multa de 200 euros

La norma es rotunda y equipara este uso con la situación de un conductor de un vehículo que estuviera utilizando un teléfono móvil. La multa es de 200 euros y no admite ningún tipo de argumento como algunos ciclistas ya han esgrimido: “el volumen era moderado”, “estaba utilizando un solo auricular”, “llevo auriculares, pero tienen una tecnología que permite no cancelar el ruido ambiente”, “mis auriculares tienen un sistema para amplificar el sonido exterior”, etc.

Tampoco en el coche

El Reglamento es tajante a este respecto y no hace ningún tipo de distinción entre vehículos de motor y otros vehículos como bicicletas, así como vehículos de movilidad personal. Eso sí, utilizar auriculares en bicicleta no conlleva detracción de puntos, cosa que sí sucedería si estuviéramos conduciendo un vehículo a motor con auriculares: concretamente nos quitarían 3 puntos.

En cualquier situación

Es importante que también tengas en cuenta que esta norma se puede aplicar en cualquier circunstancia, ya sea que estés practicando ciclismo en carretera o en ciudad, ya que sea tu medio de transporte para ir a la oficina, que lo hagas de forma deportiva, por carril bici o por caminos. Esta norma también se aplica a los patinetes, ya que a todos los efectos se consideran como bicicletas. El hecho de que muchos usuarios de patinetes todavía no tengan la conciencia de que son conductores y no peatones, ha hecho que las sanciones se hayan disparado en las ciudades, donde su uso se ha hecho muy popular debido a las empresas de “sharing”.

Conducción negligente

¿Por qué es tan tajante la Ley de Tráfico a este respecto? Porque conducir con auriculares es sumamente peligroso: nos aísla de nuestro entorno y de muchos de los estímulos que están ocurriendo a nuestro alrededor. Un conductor no puede renunciar al sentido de la escucha cuando se desplaza, ya sea de manera completa o parcial: imagina no poder escuchar la sirena de una ambulancia, de la policía o, sencillamente, el claxon de otro conductor. Otro dato a tener en cuenta: si tuviéramos un siniestro de tráfico mientras usamos los auriculares, el seguro podría no aplicar las coberturas de la póliza, al considerar que nos hemos comportado de forma negligente durante nuestra conducción.

--

Una iniciativa de: