¿Un carné para las bicicletas?

Redacción Circula Seguro

6 agosto, 2021

La bicicleta se ha convertido en la gran protagonista de la movilidad sostenible y uno de los medios de transporte preferidos para desplazamientos cortos en las ciudades a raíz de la pandemia. Tanto en su versión tradicional como en su versión eléctrica, lo cierto es que ya antes de la crisis del coronavirus muchas personas se habían incorporado a la circulación sobre dos ruedas, debido sobre todo al auge de actividades profesionales relacionadas con el reparto de mercancía. Pero, ¿esta incorporación implica que todas esas personas poseen el suficiente conocimiento de las normas de circulación? ¿Sería necesario exigir un carné para los ciclistas?

Dinamarca y Países Bajos

Veamos cómo lo hacen los países europeos que cuentan con un mayor número de ciclistas en sus vías. Según el último Barómetro de la bicicleta, realizado por la Federación Europea de Ciclistas, Dinamarca y Países Bajos lideran este ranking y en ambos países -más que por la expedición de un carné- se apuesta decididamente por la formación desde edades tempranas.

En el caso de Países Bajos, son los centros escolares los que imparten esta formación, de carácter práctico y muy lúdica, durante toda la etapa de Primaria. Y son los propios centros los que deciden cómo llevar a cabo esta formación: pueden hacerlo de forma independiente o bien colaborando con la policía, los padres de los niños y con organizaciones especializadas en el ámbito de la seguridad vial. Cuando los niños terminan su etapa de Primaria a los doce años hacen un examen teórico y otro práctico. Los niños son evaluados por voluntarios y los que superan la prueba reciben un diploma denominado “Verkeersdiploma”. Se trata de un certificado similar a un carné y que es expedido con carácter institucional pero solo a efectos educativos.

En Dinamarca, la formación sobre el uso de la bicicleta es aún más temprana y está presente desde la etapa de preescolar. Se sigue una metodología denominada Cycling Games. Durante estos juegos los niños aprenden a mantener el equilibrio, calcular la distancia y la velocidad, el sentido del espacio y la dirección, y entrenar todo tipo de maniobras (arranque, parada, giro, etc…) en la bicicleta. En las siguientes etapas escolares se entrena al alumnado en la movilidad ciclista. Es tal la importancia que se le da a este tipo de formación que el sistema público de enseñanza del país la considera como un objetivo más de aprendizaje en el currículum de los niños.

Examen voluntario

En otros países europeos, como es el caso de Alemania, Suiza y Austria, la educación vial en bicicleta es también un elemento muy activo en la etapa de la formación primaria. En estos países, antes de que los niños cumplan 12 años, tienen la oportunidad de presentarse a un examen teórico y práctico; eso sí, este examen es de carácter voluntario. En el caso de Francia, este país tiene previsto desarrollar el Plan Nacional de la Bicicleta en 2024 a través del que quiere que los jóvenes entre los 6 y los 11 años dominen de manera autónoma y segura sus desplazamientos en bici. El Gobierno francés ha elaborado también un Plan de la Bicicleta post-confinamiento que ofrece una formación gratuita a todo aquel interesado: dos horas de entrenamiento, en sesiones individuales o en grupos reducidos y con un instructor experimentado.

Carné obligatorio

Donde el carné de bicicleta es obligatorio es en Israel. Desde 2019 en aquel país existe una licencia de conducir denominada A3 que permite la conducción de bicicletas y patinetes eléctricos y está disponible para todos aquellos jóvenes israelíes a partir de los 15 años y medio. La prueba para la obtención de este permiso consta solo de un examen teórico de 30 preguntas sobre leyes de tráfico, seguridad vial de estos vehículos eléctricos y derechos de los peatones.

¿Qué ocurre en España?

En España, la Dirección General de Tráfico ha lanzado unos cursos para que los ciclistas puedan refrescar contenidos básicos de circulación y normativa. La primera edición de estos cursos se celebró el pasado mes de enero y contaron con 5.000 solicitudes de participación. La DGT publica también recursos educativos en su página web específicamente pensados para los ciclistas con el objetivo que recoger normas, actualizaciones y consejos. No obstante, de momento, en España no se contempla la posibilidad de pedir un carné a los ciclistas.

--

Una iniciativa de: