Buenas prácticas para viajar en el metro en tiempos de Covid-19

Jose Ramon Martinez Fondon

11 septiembre, 2020

Inmersos como estamos en la vuelta al trabajo tras las vacaciones, y a punto de empezar el curso escolar en toda España, el transporte público se convierte en el epicentro del tránsito de personas al inicio de la jornada. Y más concretamente el metro, servicio imprescindible y de uso diario para muchos transeúntes en las grandes ciudades de nuestro país.

Pero este año la “vuelta al cole” está marcada por la pandemia causada por la Covid-19, que a pesar de los pronósticos, no nos ha dado ninguna tregua en los calurosos meses del verano. En este escenario, el metro ha estado en el punto de mira por las fuertes restricciones a las que se ha visto sometido. Y ahora que nos vemos obligados a utilizarlo, no está de más llevar a cabo algunas buenas prácticas.

Repasar las normas y consejos sobre el uso del metro durante la pandemia

metro covid

Lo primero que tenemos que hacer, sobre todo si llevamos tiempo sin usar el metro, es aprendernos de memoria las normas que se han impuesto en nuestra ciudad. Para eso lo mejor es acudir directamente a la web de la corporación pública correspondiente y revisar la información más actualizada disponible.

También podemos revisar la prensa local de nuestra ciudad, que siempre se hará eco de las novedades que nuestro ayuntamiento vaya aprobando con respecto a normativa y medidas de seguridad. Para recomendaciones y consejos sobre cómo desplazarnos por el metro, podemos repasar los artículos que se han ido publicando en Circula Seguro al respecto. Así podremos hacernos una idea global (y no solo ceñida al metro) de cómo usar el transporte público en general.

Mantener la calma, el metro no es un lugar peligroso

Esta pandemia está generando una gran cantidad de estrés a muchos usuarios del transporte público. Debido al hincapié que se hizo desde el principio en cumplir con la normativa en estos espacios y el consejo reiterado de buscar formas de desplazamiento alternativas, algunas personas acuden al metro con cierto temor. Pero lo cierto es que, si cumplimos con las normas, las posibilidades de contagio son realmente bajas.

Así lo afirman algunos expertos médicos, que destacan dos claves a favor del transporte público: Por un lado, que se trata de espacios de paso, donde realmente la gente viene y va y no pasa mucho tiempo en el mismo sitio. Por el otro,  que los usuarios no realizan actividades especialmente problemáticas, como hablar o cantar. Por si fuera poco, señalan un artículo de The New York Times que explica que la ventilación del metro es más efectiva que la de otros espacios cerrados (restaurantes, oficinas, etc).

Evitar los tumultos y aglomeraciones en el andén o el vagón del metro

metro covid

Ya hemos visto en Circula Seguro cómo afectan las grandes afluencias de personas a la movilidad en general y al transporte público en particular. Por desgracia, a menudo no es necesario un evento o manifestación para que se formen aglomeraciones, y la hora punta al inicio de la jornada laboral es suficiente para que se atiborren los andenes y vagones del metro. Es una situación que, a pesar de los refuerzos y otras acciones llevadas a cabo por la administración, no se ha podido evitar en el inicio del curso laboral.

Si sospechamos que esta puede ser nuestra situación, la consigna es clara: evitar las muchedumbres. Si aún no hemos pasado por el torno, lo ideal es que podamos esperar en la calle hasta que pase la hora punta. Si ya estamos dentro, buscaremos en la medida de lo posible un espacio más alejado del grueso de los pasajeros. Y si vemos que los vagones van llenos y será difícil mantener la distancia de seguridad, no debemos tener reparos en dejar pasar este tren y esperar al siguiente.

Si se nos rompe la mascarilla, sustituirla lo antes posible

Sobre la mascarilla se ha escrito mucho durante estos meses, y la normativa sobre su uso ha cambiado mucho a lo largo de la pandemia. Sin embargo, en el metro tenemos claro qué debemos hacer, ya que prácticamente desde el inicio ha sido obligatorio su uso dentro del recinto. Así, se puede decir que la mascarilla se ha convertido en un artículo de uso diario e incluso intensivo, por lo que es fácil que se deterioren con el tiempo y se nos rompa una gomilla en el transcurso de nuestro trayecto.

Si nos encontramos en esta peliaguda situación, lo ideal es que siempre llevemos una mascarilla de recambio para sustituir la rota. Ya sabemos que debemos deshacernos de ella de forma segura, guardándose en una bolsa o envoltorio y tirándola a un contenedor. Si no tenemos mascarilla de recambio, tendremos que sujetarnos la defectuosa con la mano y abandonar lo antes posible el metro, para acudir inmediatamente a una farmacia a adquirir una nueva. Tratar de arreglar la mascarilla o usar otro artículo en su lugar (como un pañuelo o bufanda) no es una opción: además de no protegernos del contagio, puede aumentar sus posibilidades.

Si vemos a alguien sin mascarilla, avisar a seguridad

metro covid

A pesar de la gravedad de la pandemia y de todo el sufrimiento que está causando, todavía hay personas que se resisten a usar la mascarilla, protagonizando incluso algunos capítulos realmente desagradables. Si viajamos en el metro, existe la posibilidad de que nos encontremos con alguna de esas personas, que por su negativa nos ponga en peligro de contagio. Lo primero que tenemos que hacer es no perder la calma, pues esa persona puede encontrarse en situación de exención por motivos médicos. Tampoco es recomendable grabarla como actuación de denuncia, pues podemos estar incurriendo en delito si esas imágenes acaban publicadas en medios o redes sociales.

Lo que sí debemos hacer en esta situación es avisar a los vigilantes del metro, que son los responsables de hacer cumplir la normativa dentro del recinto. Serán ellos, y solo ellos, los que pueden exigir al usuario sin mascarilla que se la coloque adecuadamente, y los pueden impedir el acceso al vagón o las instalaciones en caso de negativa. En última instancia, el personal de vigilancia pedirá la intervención de la policía local para que tramite denuncia y sanción contra esa persona negligente.

Imágenes | iStock: Müge Ayma, TacioPhilip,  ake1150sb, Victoria Labadie – Fotonomada.

--

Una iniciativa de: