Bicicleta: más motivos para pedalear más

Redacción Circula Seguro

8 noviembre, 2021

La bicicleta es un medio de transporte, pero también es mucho más que sólo eso: su uso se traduce en valor para la sociedad en términos de movilidad, habitabilidad, salud, medio ambiente, equidad, sociabilidad, etc. La buena noticia es que los beneficios de la bicicleta no sólo se limitan a los ciclistas, sino que el resto de la ciudadanía también se beneficia de su uso al liberar espacio, reducir la contaminación y la emisión de ruidos.

La pandemia del coronavirus ha hecho que muchas personas se decanten por este medio para sus desplazamientos. No obstante, es fundamental darle un mayor impulso, ya que en la actualidad solo un 3% de la población utiliza la bicicleta como medio de transporte habitual. Para ello, este vehículo ha pasado a ser una parte fundamental de los planes de movilidad urbana sostenible y en el desarrollo de las Smart Cities. También en las zonas rurales: por el pequeño tamaño y el menor tráfico en estos territorios, la bicicleta facilita el desplazamiento y la movilidad activa en el interior de los núcleos rurales y entre poblaciones. Y al mismo tiempo contribuye a las economías locales a través del turismo o el ocio, mediante la recuperación de los caminos y entornos naturales abandonados.

Seguro que ya eres consciente de los múltiples beneficios que tiene pedalear, pero no está de más repasar los que señala la Estrategia Estatal por la Bicicleta:

  • Salud: el aumento de la actividad física mejora la salud física y mental, incrementa la esperanza de vida y la calidad de vida, reduce el sedentarismo y el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles, etc. El uso de la bicicleta como vehículo para la movilidad en las ciudades genera un beneficio directo para la salud de los europeos, según el estudio The UE Cycling Economy, estimado en 52 000 millones de euros, equivalente al gasto sanitario anual de España.
  • Movilidad: reduce la congestión y el estrés del tráfico, mejora la seguridad vial en su conjunto, mejora la intermodalidad, etc. La bicicleta es un modo de transporte ágil y eficaz para distancias hasta 10‐15 km, presentado tiempos de viaje más competitivos que otros modos. Además, consume menos espacio en la vía pública, permitiendo ganar espacio para el peatón.
  • Economía: genera empleo e inversiones, favorece la economía local y rural, crea tejido tecnológico e industrial, contribuye a la reducción del gasto sanitario, etc. El impulso del uso de la bicicleta favorece el desarrollo del sector (fabricación y venta de bicicletas), pero también colabora en la potenciación de otros sectores como el turismo, la hostelería, la logística urbana, etc. El cicloturismo ayuda a la desestacionalización del turismo y la promoción económica y social de territorios con menor demanda de actividad turística.
  • Medioambiente: no produce ruidos, no genera emisiones de gases o partículas, contribuye al ahorro energético, etc. Se estima que en la Unión Europea el uso regular de la bicicleta ya contribuye con 90.000 millones de euros debido al ahorro de emisiones de gases (The UE Cycling Economy).
  • Equidad: la bicicleta contribuye a avanzar hacia una sociedad más equitativa, facilitando el derecho a la movilidad de todas las personas y el acceso a bienes y servicios. Es un elemento fundamental para lograr pueblos y ciudades más amables y compactas.

¿Necesitas más motivos para pedalear más?

Etiquetas

Datos
--

Una iniciativa de: