Trayectos cortos: no bajes la guardia

Redacción Circula Seguro

12 de agosto de 2022

Cuando pensamos en la siniestralidad en la carretera durante los meses de verano tendemos a pensar en los grandes desplazamientos relacionados con las operaciones salida y retorno de los meses y quincenas en los que se concentran los movimientos de tráfico estival. Sin embargo, un dato sorprendente es que la mayor parte de los siniestros en carretera se producen durante los trayectos cortos.  

Exceso de confianza

Los expertos hablan de un exceso de confianza y de una cierta relajación cuando llegamos a nuestro destino vacacional. Pero no hay que olvidar que cualquier distracción, por corto que sea el trayecto, puede derivar en un percance. Aunque parezca una obviedad, es importante recordar que hay que mantener la misma atención y las mismas medidas de seguridad, tanto si hacemos un trayecto de solo 200 metros, como si nos desplazamos 200 kilómetros.  

Fiestas patronales

Otro factor al que hay que prestar especial atención es que un gran porcentaje de  conductores realiza desplazamientos frecuentes a localidades cercanas a su lugar de vacaciones, sobre todo con motivo de las fiestas patronales que se celebran en muchas poblaciones. Además, hay que tener en cuenta que estas vías también suelen ser transitadas por peatones y ciclistas, por lo que se debe extremar aún más la precaución. El cansancio, el calor, la falta de visibilidad y, por supuesto, la ingesta de alcohol y otras drogas, multiplican el riesgo. Por ello, los principales consejos para disfrutar de las fiestas estivales, desplazándote sin peligro, serían:   

  • Cinturón de seguridad: la primera acción a realizar al meterse en el coche ha de ser siempre la misma: abrocharse el cinturón de seguridad; por muy breve que sea el desplazamiento y por escasa que sea la circulación.  
  • Sillitas de seguridad: de la misma manera que los ocupantes adultos, los niños deben ir correctamente atados con sus arneses, puntos de sujeción o cinturones; además los más pequeños deben ir a contramarcha.  
  • Límites de velocidad y distancia de seguridad: es muy importante respetar los límites de velocidad y mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, porque este puede verse en la necesidad de pisar el freno de forma brusca por cualquier imprevisto.
  • Planificación de la ruta: a pesar de que suelen ser trayectos de sobra conocidos, es aconsejable echar un vistazo a la situación del tráfico en tiempo real con el fin de evitar posibles atascos o cualquier percance. De esta manera, se puede planificar una ruta alternativa.  
  • Circunstancias adversas e imprevistos: En la misma línea que el punto anterior, y aunque sea un trayecto corto y muy conocido, las condiciones climatológicas y del tráfico pueden variar, por eso hay que mantener la atención en la carretera y evitar las distracciones al volante.  
  • Alcohol y otras drogas: por supuesto, al volante, tasa 0,0.   
  • Medicamentos: A la hora de ponerse al volante, por muy corto o conocido que sea el trayecto, hay que prestar especial atención si se están tomando ciertos medicamentos que pueden ser peligrosos para conducir por producir somnolencia o alteraciones visuales. 
  • Por corto y repetitivo que sea el trayecto ¡no te relajes!; el exceso de confianza nos puede distraer. Mantén la atención en todo momento: no te distraigas con el móvil o el navegador, y no comas ni bebas durante la conducción.  
  • Usa siempre calzado adecuado, nunca chanclas, tanto en coche como en motocicleta. Igualmente, si vas en moto, usa siempre casco integral, guantes, chaqueta con protecciones y pantalones largos: aunque el recorrido sea corto, siguen siendo piezas importantes para evitar erosiones en caso de caída.  
  • En motocicleta no lleves bultos como, por ejemplo, parasoles o mochilas grandes en la espalda, en caso de caída pueden agravar las lesiones. En coche también debes llevarlos en el maletero, así no impedirás la visibilidad y evitarás golpes y distracciones mientras te desplaces.  
  • Aunque tengas que hacer trayectos cortos, ten cuidado del mantenimiento del vehículo.  
  • Y, por supuesto, sé siempre respetuoso con los demás usuarios de la vía, respeta la velocidad permitida o ajústala a las circunstancias con las que te puedas encontrar.

Los pequeños viajes pueden convertirse en desplazamientos muy peligrosos si nos arriesgamos con conductas que podríamos evitar y relajamos las medidas de seguridad: que tu prevención no se vaya de vacaciones. ¡No bajes la guardia!