“Yo sobreviví al verano de 2009”

Camisetas

Ya lo he decidido. Me voy a imprimir una camiseta que diga, textualmente, eso mismo: “Yo sobreviví al verano de 2009”. Y es que yo no sé si es porque la crisis nos tiene a todos despistados, porque el calor nos hace agresivos o simplemente porque hay conductores ineptos que gozan mostrando su ineptitud en público, pero lo cierto es que estos meses de julio y agosto he contado con los dedos de varias manos las muchas oportunidades que he tenido de acabar engrosando las estadísticas de la DGT.

Vista de cerca, una casi colisión (acuño la categoría para esos complejos estudios que se publican de vez en cuando, por si alguien quiere tomar nota de ella) no hace gracia. Es más: Vista de cerca, una casi colisión es una de esas situaciones, tan simples y complejas a la vez, en que comprendes de una bofetada esa frase recurrente que dice que la siniestralidad vial es evitable.

Factores de riesgo propios del conductor

No voy a perder el tiempo anotando largas listas para glosar las tropelías que he visto hacer a mi alrededor durante estos días. Supongo que si uno le echa un vistazo a los principales factores de riesgo inherentes al conductor se encontrará con la síntesis de lo que hay en nuestras carreteras. Al fin y al cabo, la cuestión de fondo es tan simple como esto: Si se conocen sobradamente las causas que dan pie al grueso de la siniestralidad vial, esa que se achaca al conductor en un 90% de los casos, algo habrá que hacer para que cambien las actitudes de los conductores que se erigen en verdugos de los demás y de sí mismos.

¿Qué ha hecho este verano la DGT para promover un cambio de actitudes en los conductores que van por la carretera machacando impunemente a los demás? Le echamos un ojo a la campaña de sensibilización que se ha emitido en la tele y, la verdad, la cosa tiene cierta… ¿gracia? La DGT, esa DGT que sólo aparece públicamente para abroncar al ciudadano y nunca para reconocer sus propias deficiencias como organismo gestor, ahora apela a la ética del conductor y le pregunta, casi acariciándole la mejilla, por qué no hace lo que esté en su mano para reducir la siniestralidad.

No soy un experto en el modelo psicológico del cambio de actitudes, pero me da a mí que las cosas se están llevando a la práctica de un modo un tanto extraño. La DGT forma al conductor y valida su aptitud una sola vez en la vida, luego va cambiando las reglas del juego a su conveniencia, impone severos correctivos a unos conductores que no ha vuelto a ver desde que los validó como tales y, de repente, comienza a hacerse ver en los medios con su cara más paternalista para implicar a esos conductores rebotados en una lucha por la seguridad vial que ni les va ni les viene.

Pues no sé yo si esa es la mejor manera para hacer llegar un mensaje, la verdad.

Y mientras todo esto sucedía a caballo entre los asépticos despachos de los gestores del tráfico y los omniscientes medios de comunicación, circulando este verano por las carreteras de nuestro país me di cuenta de lo frágiles que somos, de lo relativos que son nuestros quebraderos de cabeza cotidianos, de cuánta vida le debemos a los demás y, lo peor, de qué poco conscientes son los demás sobre la cantidad de vida que les debemos.

Y cuando hablo de los demás no me refiero sólo al resto de los conductores.

Foto | Robyn Gallagher

Gráfico | Josep Camós

Vídeo | BlogPublicidadZgz

  • pep

    El problema Josep o uno de los problemas es que en este santo pais de las multiples autonomias e identidades(como ya apunta J Costas), es que justamente esas pluralidades se vuelven en contra nuestra cuando vamos pasando por sus limites: Gobierno central/autonomico/municipal…
    Una pluralidad mal entendida en este aspecto en que no valen excusas ni medias tintas y donde lo que rige en un ambito no lo es en otro.
    Que me perdonen la Ministra de Igualdad o el/la del Ministerio del buen rollito, que puede ser el que se cree siguiente pero¿Vale la pena gastar un paston de los ciudadanos en ese tipo de organismos, o es mas sensato hacerlo con uno que articule bien este bebedero de patos de competencias entre la DGT, Transit, INSS, Jefaturas, Fomento , Trabajo, Sanidad, municipios…etc?
    o lo que es lo mismo
    ¿Esta metida la S vial tambien en el cometido populista de todo gobernante que se precie en este pais para parecer mas politicamente correcto en la foto?
    Por lo visto el Ministerio de Igualdad ocupa una posicion mas avanzada que el inexistente de SEGURIDAD VIAL que obviamente lleva a mas victimas detras¿no?

  • Claro, Pep. Vende más.

  • yo me hago la misma pregunta, pero con respecto al día a día, cada vez es peor.

  • Pep: te dejas educación 😛

    El problema es que nadie quiere perder su trocito de poder, y que todo vecino tiene una solución mejor. Esos dos factores hacen muy difícil encontrar soluciones entre ministerios a los problemas.

    🙁

  • pep

    Si j luis,

    la educacion deberia ser un principio sagrado…pero amigo, cada dia que pasa viendo como esta el patio, si no queremos que estos se convierta en un bebedero de patos , de momento hay que ir a por medidas mas rapidas.
    la educacion es la base pero , es una maquina con una leeeenta inercia, y lo siento, mas en este pais , donde el concepto de comunidad y de pertenencia a ella me da la sensacion de que anda flojo …
    Mira me duele decir esto: pero siempre me ha dado la sensacion que en nuestra sociedad debe haber un pastor que ande con el baston dando algun que otro cachete al “rebaño” con perdon del simil.

  • Bueno, creo que la contestación que he dado en el post de Javier sobre si aumentar el radio de acción de la DGT valdría también para éste.

    A mí me mosquea sobremanera la facilidad con la que la DGT se sacude pulgas y culpas “porque las competencias las tienen otros”. No hijo no, si recomiendas encarecidamente que cada dos horas al volante como mucho descanses, vale que no te podamos exigir que tú cojas el pico y la pala para hacer áreas de descanso en autovías, o en todos esos kilómetros de carretera que tenían zonas para apartarse pero alguien inteligentemente cerraron a cal y canto con guardarraíles a ras del escueto arcén o con vallas… pero de lo que no te escapas es que de tú, de vez en cuando en alguna ocasión, pasaras por allí, tomaras nota y le dieras su tirón de orejas a Fomento. E incluso publicándolo, para que la ciudadanía lo sepa.

    ¿De qué sirve que se haya regulado el tema de los resaltos y que ahora sigan proliferando los resaltos ilegales que no dejan de ser obstáculos en la vía? La DGT ni los quita ni los pone, pero de lo que no se escapa es de que tiene que vigilar porque no se cumplan… y que Fomento, ayuntamientos y demás reciban el correspondiente toque, y además en público, por si se hacen los longuis.

    Y así podríamos seguir… pero no, resulta que la DGT sólo sabe estudiar en donde poner radares (eso sí) echarle los muertos al ciudadano, porque se traslada, se transporta y se mueve (imagino que Pere Navarro dirá como Coque en La que se avecina… “Con lo que agusto que estaríais en vuestra casa con vuestras plantitas”) pero de lo demás que atañe a la seguridad de la circulación se sacude las pulgas sobremanera.

    Por cierto, ¿tampoco es la DGT responsable de que en los últimos exámenes de tráfico ni los propios profesores de la autoescuela vean la razón de peso de por qué prácticamente de 12 alumnos que van, los 12 suspendan? La DGT falla y mucho. Demasiado como para querer restregar tanto por la cara que la culpa es exclusivamente de los que conducen y presuponiendo que por su parte todo está correcto.