¿Y si quitamos las líneas longitudinales de las rotondas?

Las glorietas o plazas circulares giratorias, conocidas como rotondas, son un tipo de intersección

Las glorietas o plazas giratorias, conocidas como rotondas, son un tipo de intersección

No se trata de inventar algo nuevo ni nada parecido. Se trata, simplemente, de intentar ver las cosas desde otro prisma y si, además, mejoramos en algo la seguridad vial, pues mejor. ¿Qué pasaría si a lo cotidiano le faltase algo?, por ejemplo, anulan el ascensor de nuestro edificio, en nuestra gasolinera habitual donde antes había un empleado, ahora, nos atiende un cajero automático, etcétera… A lo sumo, nos tendríamos que adaptar como ya lo hicimos cuando nos cambiaron las intersecciones en forma de cruz por unas rotondas. ¿Y saben por qué? para evitar colisiones y agilizar la circulación entre vehículos.

Pues bien, siguiendo con ese planteamiento, seguro que reflexionaríamos sobre el asunto. Conocer sobre el terreno lo que verdaderamente nos afecta tiene o le damos más importancia porque hablamos sobre algo que ya sabemos. Pensamos que cada necesidad tiene su forma de hacer las cosas y cada cosa, su sentido. Si hace tiempo, a modo de reflexión, hablamos sobre: ¿Y si quitamos la fase amarilla del semáforo…, vamos, ahora, a plantear cambiar la señalización de las rotondas, ¿quién sabe? A lo mejor evitamos disminuir conflictos entre conductores, pero…, ¿sabrían cómo?

Rotondas para vehículos con atelajes

marcas viales

Cuando hablamos de rotondas se me viene a la mente las famosas plazas de toros monumentales que existen en muchas ciudades, por su tamaño, y el centrifugado de la lavadora como forma de conducir en el sentido giratorio, pero que nada tiene que ver con los tipos de intersecciones que existen para regular la corriente y fluidez del tráfico vial, ni con la maniobra de cambio de dirección cuando circulamos con nuestro vehículo. Tampoco nos vamos a centrar en el uso de las rotondas sino, más bien, en la señalización de las rotondas porque muchas veces por exceso o defecto de sus señales, nos lo ponen más difícil a la hora circular por ellas.

Me refiero a las señales verticales y al refuerzo que hacen éstas sobre las marcas viales de la vía para limitar o dividir el espacio existente en carriles y así poder guiar el sentido de la marcha de los vehículos. Unas señales horizontales consistentes en líneas longitudinales continuas o discontinuas de color blanco que tienen por objeto regular la circulación de vehículos y que debido a la construcción de la rotonda o plaza circular pueden confundir a los usuarios de la vía si el número de carriles del interior de la rotonda no coincide con los carriles disponibles de la vía previos a su entrada o salida.

Si las rotondas fueran peajes… otro gallo cantaría

rotonda_para_bicis

Está claro que tenemos que dejar a nuestra izquierda el centro de la plaza o glorieta y que las circunstancias del tráfico rodado harán a veces aconsejable circular por uno u otro carril en función de las circunstancias y de nuestra trayectoria prevista pero lo que no nos podemos esperar es que exista un número distinto de carriles al que llevamos antes de incorporarnos a la rotonda. En dicho caso, cuando exista una división de carriles desproporcionada, las líneas longitudinales no tendrían sentido. Si a ésto, le añadimos el efecto guía que tienen algunos conductores sobre el carril de la derecha como único carril para seguir su sentido de marcha volvemos a la fila en columna. En consecuencia, volvemos a la intersección en cruz y nos alejamos de la fluidez de la circulación que nos prometieron con las rotondas.

Sin embargo, si quitamos las marcas viales sobre el pavimento del interior de las rotondas puede que estemos más pendientes de la circulación del resto de usuarios y no tanto de nuestro carril. Un ejemplo para reforzar la supuesta medida de quitar las líneas longitudinales de las rotondas sería similar a la circulación de vehículos próximos a los tramos de entrada y salida de los peajes de las autopistas. Los usuarios de las autopistas cuando se aproximan al peaje seleccionan el carril a su libre elección y circunstancias y cuando lo abandonan vuelven nuevamente al carril derecho. ¿Por qué no ocurre igual con las rotondas?

Foto | Sento
En Circula Seguro | ¿Cómo se construye una rotonda?, ¿Se respetarán las marcas viales en las turborrotondas?, ¿Cómo circular en rotondas? DGT se pronuncia (pero no dice nada que no supiéramos)

  • Eduardo Vélez

    Desde luego algo hay que cambiar en las rotondas, pero yo me decantaría más por modificar la señalización para que sea acorde a forma de circular óptima desde el punto de vista de la capacidad (lo que también mejoraría la seguridad). Sería algo similar a las turborotondas, y que ya se puede ver en algunas intersecciones secundarias (aunque quizá demasiado pequeñas para cuantificar sus beneficios )

    • Carpreolus

      La señalización vertical nos dice donde estamos y refuerza las marcas viales que son las que indican por donde debemos ir. Por ejemplo: si a un paso de peatones señalizado por marcas le falta la vertical, ¿qué pasaría? Otro dato, no menos importante es la prioridad entre señales: 1º Agentes, 2º Circunstanciales, 3º Semáforos, 4º Verticales y 5º Horizontales y en las rotondas no se cumple. Quizás la señalización no sea lo más importante pero también influye.

  • Daniel Gibert Cobos

    Esto ya lo he experimentado con dos rotondas que son totalmente opuestas entre sí. La de Asua ( https://goo.gl/maps/qG2LB ) y la de Aparcavisa/Megapark ( https://goo.gl/maps/qtm75 ) ambas en Vizcaya. Las dos son iguales, de tres carriles y con el mismo número de salidas y similar tamaño, pero la de Asua no tiene líneas longitudinales. En mi experiencia, aunque parece ilógico, siempre es mucho más cómoda la de Asua (A igual cantidad de trafico, me refiero) . Instintivamente todo el mundo circula en ella por el carril central y va saliendo con una curva suave hacia el carril exterior. De hecho, la velocidad a la que circulan en la rotonda es menor. Así que lo de que la gente circula más atenta, yo creo que es cierto. Sin embargo en la otra rotonda he tenido pitos, cuasi-accidentes, etc… porque todo el mundo va a toda leche, cruza carriles, y va lanzado, como si el carril te protegiera. Así que la duda que planteais me parece muy razonable.

    • Muy acertados ambos ejemplos y ahí es donde podría estudiarse la posibilidad de omitir las marcas viales para un mejora en la señalización y en consecuencia en seguridad vial. En fin, muchas veces nos guiamos mal, quitamos el muro de berlín y ahora ponemos vallas con pinchos y cuando no obstáculos entre nosotros…. Gracias por su comentario y un saludo.

      El 26 de agosto de 2015, 10:46, Disqus escribió:

    • José Luis

      Muy curiosa esa rotonda. Más que por el hecho de no tener marcas horizontales, por el diseño de las entradas y las salidas.
      Tal y como están diseñadas mi sensación es que al que entra por una entrada y va a tomar la siguiente salida el diseño le lleva a quedarse pegado a la derecha, mientras que si vas a tomar la 2ª o 3ª el diseño le lleva a irse al interior y volver a colocarse en la parte derecha justo en el momento en que debería hacerlo. Cosa que con un diseño tradicional no ocurre.

      En mi opinión, si tuviera señalización horizontal ésta no influiría en nada, simplemente se vería mejor que el diseño de la rotonda lleva a hacer los movimientos ideales recomendados para una correcta circulación en glorietas.

      Genial el diseño, pero me parece que requiere más espacio que una rotonda tradicional.

  • Hijo de Cain

    No he entendido el concepto del artículo. Dejando de lado que es muy discutible que una rotonda clásica mejore la fluidez de una intersección, el planteamiento de eliminar las señales longitudinales del interior de la misma no tiene forma de mejorar la utilización
    de la misma.
    Sin delimitación de carriles internos, el viario se convertiría en un único carril, donde todos los vehículos deberían de converger, independientemente de su carril origen, con la limitación en el tránsito que eso supone en la intersección.
    No existe pues, mejora alguna y sí un aumento de lo que Ud. denomina como efecto guía, aunque Ud. refleja que el efecto guía
    que tienen algunos conductores sobre el carril de la derecha como único carril para seguir su sentido de marcha volvemos a la fila en columna
    . Este efecto no es dependiente del número de carriles que existe en el interior, sino del diámetro de la rotonda y ese efecto
    es prácticamente incontestable si no es del tamaño de una plaza de toros monumental.
    Por último la relación de carriles de acceso, respecto de los internos… el anillo interior debería tener como mínimo tantos como el viario de acceso que más carriles tenga. No es ilegal lo contrario, pero si una chapuza.
    En cuanto al ejemplo que pone el Sr. Daniel Gibert Cobos, si la intersección es entre los viarios BI-737 con Beike Bidea, ese tipo de intersección es una rotonda partida y no tiene las caracterizas funcionales de una glorieta o rotonda.

    • Daniel Gibert Cobos

      La intersección a la que me refiero es entre BI-735, BI-2704 y BI-604, siguiente a la izquierda en la BI-737 respecto a la que usted comenta. Supongo que el mapa se ha centrado en el punto incorrecto al publicarse. Cosas de Google.

    • Carpreolus

      Si te refieres a qué me refiero con el artículo o idea principal te comento que planteo la pregunta como una posibilidad de mejorar la seguridad vial en cuanto se refiere al uso de las rotondas, glorietas o plazas giratorias. Creo que si consigo reflexionar sobre este tema ya me doy por satisfecho y si alguien presenta soluciones, como creo que es su caso, ojalá sean oídas y lleguen a buen destino. No obstante, como dices al principio es un tema complejo y muy discutible. Gracias

      • Hijo de Cain

        Si se hace exclusivamente referencia a la seguridad es evidente que si se mejora, ya que el conductor que accede sólo tiene que calcular su ventana de entrada con un único movimiento de intercepción. Pero sería un desastre como sistema circulatorio.
        Las rotondas no pueden mejorarse porque son sistemas de intersección especializados, no comodines para colocar en cualquier sitio, y fueron pensadas y diseñadas para ser sistemas de conmutación de movimientos múltiples en zona urbana y como su propio diseñador, el francés Eugène Hénar estableció, era la solución menos mala respecto de la ideal.
        Existen, claro, evoluciones de las rotondas, helicoidales y derivadas o de corredor (turbo-rotondas), pero no son mejoras de las mismas, sino especializaciones.
        Toda especialización tiene un problema, cuando las condiciones que dieron nacimiento a la solución cambian, el modelo no puede ser adaptado al cambio y se convierte en el problema.

  • Fernando

    Tampoco consigo entender el concepto del artículo. El problema de las rotondas suele ser que ponen más carriles (tres a veces, mejor dos, por ejemplo), unas señales horizontales resbaladizas, unos conductores que la mayoría no sabemos transitar por ella, atascos en su interior en algunas, unos interiores con gravilla, fuentes, estatuas o elementos decorativos, cedas para los carriles circulares en algunos casos, etcétera. Lo más de las señales horizontales son el peligro a agravar una colisión, sin hablar ( a ver si algún día lo podéis comentar) de las arquetas cercanas que existen, y que tan fácil solución tendrían.
    Un saludo a todos.

  • José Luis

    En mi opinión la señalización horizontal es necesaria y beneficiosa. El problema es que la gente no la cumple.

    Y ¿por qué no la cumple? Yo creo que por dos motivos. El que no tiene los conocimientos necesarios. Triste pero real. Y el que sabe cómo tiene que hacerlo y no es capaz. Y no lo es porque, por su manera de manejar el volante, no es capaz de llevar el coche por su carril. Algunos ni en línea recta, pero cuando es una curva tan complicada como puede serlo una rotonda entonces el % se dispara.

    Si la gente se diera cuenta -o mejor, si se les convenciera- de que llevar las dos manos en el volante bien colocadas no es de novatos y de que el que conduce con una mano en el volante no tiene npi y es un peligro, muchas cosas, como esta que te planteas de hacer algo para intentar mejorar la circulación en las rotondas, no serían necesarias.

  • BorMotor

    Mi comentario lo publiqué hace ya unos días. Pero, por motivos inesperados, se ve que el sistema no me permite publicar simples enlaces a Google Maps, así que os tendréis que conformar con buscar manualmente. Mi comentario decía así:

    “Pues yo sería más partidario de complicarlo más para que sea más intuitivo. Implantaría rotondas de corte británico
    No son rotondas como las que hay aquí, con dos o más carriles infinitos. Allí, los carriles te llevan a diferentes direcciones, por lo que no te vale coger siempre el izquierdo o siempre el derecho, y te obliga a atender mejor a la señalización.
    Desde el aire parecen más complejas, pero probad a hacer el recorrido a vista de Google Maps y haced como que vais a una determinada dirección, y veréis que es muy intuitivo, y lo digo por experiencia.
    La primera rotonda sólo va con flechas de dirección y, la segunda, además con indicaciones escritas en el propio carril.
    Si pones rotondas así en España y dotas a algunas líneas de algún pequeño bordillo (sin pasarse) la gente no tendría más remedio que aprender a circular”.

    • Hijo de Cain

      Lo que Ud bien define son las rotondas derivadas o de corredor, y el ejemplo británico que propone (o el holandes), especifica la salida en función de la entrada, incluso con bordillo bajo de delimitación de sentido de la marcha.
      En España esto no ocurrirá por dos motivos, sin ordenación prioritaria, según mi experiencia.
      En primer lugar, hay miedo a que se incremente la siniestralidad por la estructura, principalmente porque se asume que el conductor pasa directamente de entenderla, y un bordillo provoca pavor.

      En segundo lugar, eso significa devolver a la ingeniería una intersección, y esta dice que un movimiento longitudinal con más de un carril, es imposible que sea fluida en una glorieta porque todo el paquete de tráfico debe salir por el carril derecho.

      • BorMotor

        No todos tienen que salir por el carril derecho, porque no todos van al mismo lugar. En España también hay alguna de estas rotondas (no tan complejas) en las que, por ejemplo, el carril derecho sólo lleva de frente por un carril que no puedes abandonar y, el central, te permite también salir de frente (directamente al carril izquierdo) o continuar por la rotonda. Vamos, que sería una rotonda con carriles derechos cortos pegados a ella. El problema que he visto es que no se sabe su funcionamiento entre el grueso de la población, así que puedes ver a gente comiéndose líneas continuas al querer seguir girando por la rotonda desde el carril derecho. Si existiesen elementos disuasorios como los resaltos (como división de carriles), sería suficiente hasta que la gente aprendiese en su mayoría a circular por esta vía.

        • Hijo de Cain

          En un vial longitudinal, travesía semiurbana o viario tipo Castellana o Acacias, Diagonal o Gracia, el movimiento primario es longitudinal, y si plantas una glorieta, que es lo que a ocurrido aqui en los ultimos 20 años, los dos o tres carriles salen por uno sólo y los giros no son referencia.
          Lo que menciona se llama by-pass y el problema es que en la gloria tipo de este pais no puede hacerse porque el autobus urbano se comería los bordillos al girar porque no entra.
          Poner una glorieta en una urbanización no plantea problemas, simplemente porque la intersección esta sobredimensionada para el tráfico que soporta.

          • BorMotor

            Se podría entonces no poner ningún elemento disuasorio y confiar en que los usuarios circulen correctamente. Aun así, se ganaría en comodidad para todos y sería muy visible el infractor. Por poner un ejemplo: cualquier conductor sabe que debe circular por su propio carril y no por donde le dé la gana, aunque sea posible que realmente vaya por donde le dé la gana. En el caso de las rotondas, no todos saben circular por ellas y ese es el problema. Indicando, con antelación, qué carril escoger para un determinado destino, no hay duda que valga. Si quiero ir a Badajoz y sólo pone Badajoz en el carril que tengo a mi izquierda, sé que por donde voy no voy bien, es decir, que sería obvio para todos. Habrá gente que lo siga haciendo mal, pero pasará a ser más una minoría. El problema actual es que es una jungla en la que confluyen diferentes formas de gestionar la vía, y ahí es donde se da el peligro.

          • Hijo de Cain

            Circular por las rotondas es muy facil. Ir por el carril derecho es obligatorio si esta libre para cualquier destino. Si no esta libre, tengo la opción de utilizar otro carril, pero si la rotonda no tiene 60 metros de diámetro, es muy probable que no pueda llegar a utilizar el carril exterior para salir y tendré que dar la vuelta completa para salir.

          • BorMotor

            Fácil es, pero no todo el mundo sabe hacerlo.