¿Y si quitamos la fase amarilla del semáforo?

semáforo

Hace unos días leí una noticia que hablaba sobre las fases del semáforo. En concreto, sobre los sistemas TrafiRadar y VIP bikes de la empresa belga Traficon, se pretende alargar el tiempo que permanece el semáforo en su color amarillo o ámbar fijo en el caso de que necesitemos más tiempo para cruzar la intersección con seguridad.

Pienso que con dichos sistemas controlados mediante radares y cámaras se pone en duda la efectividad de la fase intermedia del semáforo además de crearse nuevos conflictos entre los conductores de automóviles, bicicletas y peatones por el tiempo que puedan tardar en cruzar la intersección. Pero… veamos por qué.

Una luz amarilla no intermitente. Significa que los vehículos deben detenerse en las mismas condiciones que si se tratara de una luz roja fija, a no ser que, cuando se encienda, el vehículo se encuentre tan cerca del lugar de detención que no pueda detenerse antes del mismo en condiciones de seguridad suficientes

Los semáforos regulan nuestro paso por una intersección

Intersección

Los semáforos forman parte de la señalización en intersecciones donde la circulación suele ser densa por la confluencia entre vehículos y peatones. Si además tenemos en cuenta lo que nos dice el Reglamento General de Circulación respecto al funcionamiento del semáforo no deberíamos tener dudas sobre las prioridades entre vehículos y peatones.

Somos conscientes de la necesidad de regular el tráfico para que sea más fácil la circulación por ciudad. La ordenación del tráfico debe adaptarse a la diversidad de usuarios que hacen uso de la vía pública. Por ejemplo, el ciclo semafórico puede variar en función de la intensidad del tráfico, la instalación de rotondas o glorietas circulares como alternativa al cruce semafórico así como la implantación de puentes inferiores o elevados para la seguridad de los peatones.

Tampoco podemos olvidar que las intersecciones además de regularse con semáforos deben disponer de la señal vertical de ‘stop’ para los casos en que falle la iluminación o exista alguna avería que impida el normal funcionamiento del ciclo semafórico. Aunque, otra opción sería aplicar lo que dice la norma general para los casos de preferencia en los cruces sin señalizar:

¿Qué sucede si el cruce no tiene semáforos?

Intersección

Intersecciones sin señalizar. 1. En defecto de señal que regule la preferencia de paso, el conductor está obligado a cederlo a los vehículos que se aproximen por su derecha, salvo en los siguientes supuestos: a) Tendrán derecho de preferencia de paso los vehículos que circulen por una vía pavimentada frente a los procedentes de otra sin pavimentar. b) Los vehículos que circulen por raíles tienen derecho de prioridad de paso sobre los demás usuarios. c) En las glorietas, los que se hallen dentro de la vía circular tendrán preferencia de paso sobre los que pretendan acceder a aquéllas (artículo 21.2 del texto articulado). d) Los vehículos que circulen por una autopista o autovía tendrán preferencia de paso sobre los que pretenden acceder a aquélla

De ahí que prolongar la fase intermedia pensando en el tiempo que podamos tardar en cruzar una intersección sería impensable para los casos expuestos además de afectar al resto de usuarios que se verían agraviados al permanecer más tiempo con el semáforo en rojo.

El problema se presenta cuando se produce un incidente vial con ocasión del tráfico en una intersección regulada mediante semáforos como, por ejemplo, una colisión en forma de embestida perpendicular. Un tipo de colisión provocado por el incumplimiento a la norma sobre prioridades, al menos, de uno de los implicados. Es decir, uno de los implicados ignoró su semáforo apurando el ámbar para superar el rojo, no descartándose también que uno de ellos cruzara antes de tiempo sin esperar que cambiara su semáforo de rojo a verde.

Rojo: detenerse, verde: avanzar, ¿y amarillo?

fase amarilla

En ambos casos, a mi juicio, la fase intermedia no sirve de nada. Es decir, serán otros factores como la velocidad o la anticipación imprudente lo que justifique de alguna manera lo sucedido. Y digo que no sirve de nada, entre otras cuestiones, porque la fase amarilla del semáforo da para muchas interpretaciones que pueden ser utilizadas por los conductores para justificar el motivo de saltarse el semáforo en rojo.

Si ignoramos el semáforo en amarillo o ámbar fijo estamos incumpliendo también la señal vertical de ‘stop’ que posiblemente puede que esté junto al poste del semáforo. Es la prioridad de las señales así como las restricciones entre ellas, las que mandan cuando vamos por una vía pública. Por eso digo que si existe la señal vertical de ‘stop’ sin dar lugar a matizaciones, debería existir también la fase verde o roja pero no la fase intermedia.

Para razonar mi respuesta a la pregunta que encabeza el artículo, el color de un semáforo no puede convertirse en coartada para justificar la frenada brusca o la superación de velocidad ante la luz amarilla no intermitente del semáforo. Estoy seguro de que si todos respetásemos la velocidad en un cruce regulado por semáforos, su fase amarilla no sería necesaria. Bueno, tampoco pretendo convencer a nadie pero, ¿qué opinan?

Fuente | WIRED
Más información | Traficon
Foto | audio-collage, Bichuas, Rodrigo_Soldon
En Circula Seguro | El ámbar está mas cerca del rojo que del verde, Apurando el ámbar, ¿Conocemos las normas de circulación? (10): sobre la compatibilidad entre las señales que regulan el tráfico

  • archienemigo

    Una posibilidad es que la fase amarilla dure demasiado, y entonces, en determinados semáforos el mal conductor siente la tentación del “aún hay tiempo”.
    A lo mejor no debería durar siempre lo mismo, sino depender de la velocidad de la via, de la anchura del cruce, u otros.

  • nomar55

    En algún sitio he estado yo hace unos cuantos años, supongo que fuera de España (no, no lo soñé), en el cual existía también la fase ámbar entre la roja y la verde. Nunca entendí para qué servía. Curiosamente y contra todo pronóstico los conductores esperaban detenidos en ámbar hasta que el semáforo se ponía en verde para arrancar.

    En cuanto a la fase ámbar habitual que media entre la verde y la roja, creo que si se respeta verdaderamente y su duración está adaptada tanto a las condiciones reales de tráfico y velocidad de la vía, así como de la visibilidad del semáforo desde lejos, no le veo grandes inconvenientes. El problema es que casi todo el mundo da por supuesto que ámbar significa avanzar. Habría que insistir en enseñar a conductores y a peatones el significado real de la fase ámbar.

    • hijodecain

      El ámbar utilizado antes del verde, Inglaterra lo usa, sirve para que el conductor prepare su vehículo, engranar la marcha e incluso en algún caso arrancarlo manualmente (antes del star&stop). Es muy útil, si el de detrás del volante lo asume como un anticipo de maniobra.

      • escargot

        El semáforo de los peatones o cualquier otro que se tenga a la vista, aunque sea de reojo, es útil para eso. En los semáforos en rojo pongo punto muerto y controlo el tiempo que me queda mirando el muñequito u otro semáforo y, cuando ése se pone en rojo, me da tiempo perfectamente a volver a poner primera antes de que el mío se ponga verde. Es útil para salir pronto del semáforo pero tiene la pega de que, mientras a algunos nos sirve para estar preparados cuando se pueda salir, a otros les sirve como excusa para salir antes. Al salir en verde normalmente sólo me gana el que se lo salta.

  • nomar55

    A pesar de lo que afirmé en #2, este tema tiene sus dificultades y es mucho más complejo de lo que parece a simple vista. Habría que replantearse seriamente y desde los puntos de vista, físico-cinemático, psicológico y educacional, el mantenimiento o eliminación de la fase ámbar fija.

    Cada vez soy más consciente de lo complejo que resulta todo lo relacionado con la Educación Vial y la circulación de vehículos.

  • hijodecain

    El ámbar fijo, siempre desde el punto de vista del usuario, sirve como unión entre el paso permitido y la prohibición de paso. Si desaparece, la transición sería demasiado brusca y el vehículo que transite por la via afectada no tendría tiempo material para no traspasar la línea de detención.

    Lo que sigo sin entender es la mezcla en el artículo de la señalización vertical con la lumínica. Ciertamente no esta prohibido, pero la Ley de Seguridad Vial establece claramente la jerarquía de la señalización y, mientras la mezcla de la señalización horizontal con la vertical es una práctica habitual, la señalización lumínica es por si misma, mientras se encuentra en funcionamiento, excluyente de cualquier otra que establezca una prioridad de paso.

    Al final la única finalidad de un semáforo es decir, tu puedes pasar y tu no y la claridad en el mensaje es en sí misma la seguridad de la señalización.

    • escargot

      Si al estar a punto de pasar por el semáforo se pone en rojo sin avisar mediante el ámbar, el que esté pasando a lo mejor no tiene más remedio que saltárselo porque tendría que pegar un frenazo muy brusco para parar allí. La utilidad del ámbar es ésa. Lo que pasa es que en este país somos muy pillos y hacemos como si no lo viéramos. Para eso soy muy estricta y miro el semáforo hasta el último momento, como me enseñó el profe de la práctica. A veces no hay más remedio que tirar para adelante, aunque intento que sean las mínimas.

    • capreolus

      De momento los semáforos están por encima de las señales verticales. Sin embargo, necesitan de una señal vertical para cuando por necesidades de regulación del tráfico no sean eficientes. Mi intención era hacer una reflexión sobre el color amarillo usado a conveniencia cuando se produce un conflicto. Creo que nos hemos complicado un poco con el color amarillo, de hecho el origen del semáforo sólo contaba con el rojo y el verde. Puede que sean más eficaces las rotondas…,puede que nos fijemos mas en el color que impera en ese momento que de la velocidad con el consiguiente riesgo…; si nos centramos en los semáforos ubicados en las grandes avenidas, la velocidad máxima permitida es 50 kms/h que es la establecida para este tipo de vías. Al igual el problema radica en que no relacionamos la velocidad exigida con la velocidad que impera en un cruce regulado por semáforos.

      • hijodecain

        La regulación lumínica NO necesita regulación vertical u horizontal de prioridad… salvo que dicha regulación deje de funcionar, la prioridad de paso siempre es clara.
        El ámbar nacio de hecho por el riesgo que existía en el cambio entre paso permitido y paso prohíbido, fue una solución a un problema.
        Lo de las rotondas no entra en el artículo, pero salvo buena prensa… lo demas…
        A modo de apoyo a su última afirmación, el ámbar de los semáforos (si bien debería ajustarse a la velocidad de la vía donde estan inscritos) se asume un tiempo de funcionamiento de 3 seg. como norma general. A una velocidad de 50 km/h se recorren 13,9 m/s. En un vehículo de transporte público se considera una frenada brusca (el típico balanceo hacia la parte delantera, con traspiés y abrazo a la barra) con una deceleración > de 10,5 km/h cada segundo, lo que da una distancia de frenado, incluido 1,1 seg. de tiempo de reacción de 49,7 metros (salvo equivocación)… casi lo mismo que se recorren en los tres segundos de ámbar (41,7 m).
        Disculpa el rollo, se me da muy mal resumir.

  • 52005

    La única forma de que nunca haya ningún tipo de problema en cruce regulado por semáforos, señales o simplemente lo que el código de circulación nos diga es… RESPETAR el semáforo, las señales o lo que sea.

    Cualquier modificación que hagamos en el código de circulación al respecto siempre será vulnerada por los que no respetan el cruce en ningúno de los supuestos. Y siempre que no haya RESPETO, habrá problemas.

    Por tanto, para mi, la luz amarilla fija lo único que significa es lo que pone en el código de circulación, que me garantice detenerme con total seguridad ante la línea de detención del semáforo pero, si no puedo hacerlo, que me permita rebasarlo siempre y cuando no haya cambiado a rojo. En este último supuesto estaré vulnerando otras normas de circulación, como por ejemplo, la velocidad.

  • escargot

    Quería hacer un comentario a lo que se ha dicho de la velocidad. Aunque cumplas la normativa en cuanto a velocidad, es posible que tengas que pasar un semáforo en ámbar porque justo un segundo antes de pasar por debajo cambia. Entonces sí, lo más seguro es pasar. Estoy pensando en lo que ocurre cuando entras a una avenida desde una carretera, como por ejemplo la Avenida Pirineos de Zaragoza. Antes de llegar al primer semáforo no hay nada más que te haga parar en un determinado momento, por lo que cuando llegas al semáforo puede ser con tiempo de sobra para pasar, justo cuando va a cambiar, pillarlo rojo… Curiosamente casi siempre lo veo verde desde lejos pero cuando me voy a situar en mi carril se pone en ámbar. Tiempo de sobra para parar. Pero… ¿y si llego unos segundos más tarde?

    • Elisa

      Es una buena pregunta. El problema es que además en ciudades como en Barcelona hay quien también sale antes del verde, o justo en el verde sin mirar. Accidentes por colisión de este tipo son los más frecuentes que he visto a lo largo de mi vida, y por tanto, una de las situaciones que más respeto me da.
      En estas circunstancias creo que lo de ir a velocidad legal ayuda. La detención en ámbar acostumbra a ser posible a no ser que ya estés debajo. Pero desde luego, que cruzar grandes avenidas sabiendo que he pasado en ámbar no me gusta nada. He visto demasiadas motos por el suelo.

  • 52026

    Citando parte del articulo y uniendolo a la mentalidad española:”Rojo parar, Verde pasar y Amarillo…. ACELERAR!!!”