La vuelta al cole y los deberes por hacer

Vuelta al cole

Llega septiembre y, con él, la vuelta al cole. En las inmediaciones de los centros escolares es posible ver grandes, enormes vehículos que suponen un desplazamiento absurdo si lo medimos en kilogramos de vehículo dividido entre kilogramos de niño transportado. En las cercanías de los colegios, los niños corretean junto a las calzadas. En las zonas escolares, son aún muchos los conductores que no moderan la velocidad de sus vehículos.

En la vuelta al cole volvemos a ver niños metidos en el coche no ya sin asiento infantil, que también, sino sin cinturón ni retención algunos, incluso sin sentar sobre los asientos. Si nos fijamos bien, veremos incluso a algún que otro chaval que realiza el viaje de pie, encajado entre los asientos de la fila delantera. Y si prestamos un poquito más de atención, descubriremos que sus padres le ríen la monería.

Llega la vuelta al cole, y poco a poco se suceden los reencuentros. Con los compañeros de clase, con los profesores, con los libros. Las manos revolotean entre las primeras páginas. Flota en el ambiente una agradable mezcla de emociones, caldeada por el rigor del verano que aún queda ahí fuera, encerrado tras los ventanales.

En la vuelta al cole todos los niños hablan de sus vacaciones, de lo que han hecho durante el largo y aburrido verano, del que ha sido su día a día. Incluso los hay que empiezan a explicar cuáles son las aficiones que más les han llamado la atención durante estos últimos meses. Y quizá detrás de alguna de ellas exista el germen de una profesión futura. ¿Quién sabe?

Llega la vuelta al cole, pero…

Llega la vuelta al cole, pero los deberes siguen estando por hacer. Sigue sin existir una materia que de verdad aborde la Educación Vial como es debido, siguiendo el principio de Pedagogía que dice que estas cosas las aprendemos por adquisición de hábitos. Sigue sin existir una voluntad de que los niños aprendan la única asignatura que de verdad les puede resultar vital.

En la vuelta al cole los niños no lo saben, pero están tratando con arquitectos, médicos, periodistas, fontaneros, abogados, instaladores y algún que otro trapecista que al final se dedicará a otros menesteres. Todos ellos están por formar todavía. De momento, y tras la emocionante vuelta al cole, toca aprender lo que se enseña en las aulas.

Llega la vuelta al cole, y esos arquitectos, médicos, periodistas, fontaneros, abogados, instaladores y algún que otro trapecista que al final se dedicará a otros menesteres son estudiantes con un nexo que los mantendrá unidos de por vida: todos ellos son peatones en la vía pública, todos ellos viajan a bordo de algún vehículo, muchos de ellos serán conductores.

En la vuelta al cole no se da demasiada importancia a ese detalle, que es sin embargo crucial para el futuro de todos esos niños. Y de sus padres, tíos, primos, abuelos. Y de los hijos que tendrán. ¿Para qué, tanto empeño en formarse como arquitectos, médicos, periodistas, fontaneros, abogados, instaladores y algún que otro trapecista que al final se dedicará a otros menesteres, si no cuentan con la única formación que de verdad les puede suponer acabar con todos esos sueños de un plumazo?

Llega la vuelta al cole, y no está demasiado claro qué aprenderán los niños durante este curso. Y, mucho menos, qué aprenderán los mayores.

Foto | Phil Roeder

  • Fumeral

    Y ya no te digo nada si vives al lado de algún colegio, se acabo la tranquilidad, se acabaron los aparcamientos, la vuelta de embotellamientos por las despedidas de los padres a sus hijos sin aparcar o estacionar….tantas y tantas faltas!…en fin!
    Saludos Josep.

    • Escargot

      Si precisamente cuando los chavales van al colegio en coche y ven que quien los lleva deja el coche en doble fila “sólo un momentito” e igual hacen los padres de los amigos y del chaval del otro curso y así…

      Mal comienzo para enseñar educación vial.

  • Me limito a copiar los 2 comentarios que hice en su día en respuesta al artículo del 25 de junio del 2003 de Josep “Cuando la Seguridad Vial entró en el aula”
    http://www.circulaseguro.com/cuando-la-seguridad-vial-entro-en-el-aula/
    “Toda la razón, Josep. A mí también se me caen las lágrimas (literalmente) al haberse hecho las cosas tarde y mal. Quedaos esto grabado en la memoria con una frase que vi un vídeo de unas jornadas de Seguridad Vial: Matemáticos, biólogos, escritores (etc) serán ALGUNOS niños del mañana; pero PEATONES y CONDUCTORES seremos (casi) TODOS.”
    “Y por cierto, como Maestro que soy, a veces me veo obligado a saltarme el temario para impartir clases de Seguridad Vial pues lo considero prioritario y (casi) una cuestión de vida y muerte, a veces jugándomela con la Administración, sin saber ésta que es ella la que está jugando con la vida de los chavales.
    Un abrazo”
    Hoy viernes 6 de septiembre veo que no hemos avanzado casi nada. Yo a la espera de ser llamado maestro interino y, mientras, a punto de comenzar la(s) campaña(s) y (más que posible) programa de radio “Observadores de la Seguridad Vial” (en Radioespacio, Salamanca).
    Por cierto, la primera campaña que tenemos pensado hacer es distribuir unos panfletos a la hora de entrada y salida de colegios para dar en mano a los padres que lleven en coche a sus hijos sin sillita (si lo necesitasen). Ya que la Administración no se espabila lo tendremos que hacer ciudadanos de a pie.
    Yo en cuanto sea llamado a Maestro, daré Educación Vial (en la medida de mis posibilidades) pues la considero VITAL, ya está bien de que no exista dicha asignatura como tal, y mandaré otro artículo a esta página (CIRCULASEGURO) como el trabajo que hice con mis chavales del año pasado (Alcohol y conducción), si alguien no se acuerda de qué hablo, aquí pongo el enlace de lo que me publicó JOSEP CAMÓS en su día (ETERNAMENTE AGRADECIDO) y que cada vez que veo no puedo evitar alguna emoción (lágrimas). Se lo dedico también a ESCARGOT que fue la única que hizo un comentario en su día y a todos los que confiaron, confían en nuestro proyecto.
    http://www.circulaseguro.com/no-bebas-en-la-carretera-que-si-no-te-pierdes-la-navidad-entera-y-otras-frases-de-los-ninos-contra-el-alcohol/
    Perdón por enrollarme tanto pero me ha salido del corazón. Por cierto, no he comentado el artículo antes porque me estaba preparando para el evento de “Gracias Profes” de Antena 3.
    Un grandísimo abrazo
    (Observador [más que nunca] de la Seguridad Vial)

    • Por alguna extraña razón, de vez en cuando tus comentarios se quedan bloqueados (normalmente no es así). No es necesario que los repitas, simplemente un pelín de paciencia y en cuanto los veamos desde el equipo editor los liberamos. Gracias por la comprensión y por la colaboración. 😉

    • Escargot

      ¿Era tuyo? 🙂

      Mucha suerte con las adjudicaciones. A mí me adjudicaron el miércoles y aún estoy pensando qué hacer, es posible que por primera vez me vaya de alquiler al sitio en cuestión en vez de viajar a diario. 126 km, nunca me habían mandado tan lejos.

  • Gracias Josep por todo y perdona la molestia, no lo sabía.
    PERDÓN

    Un abrazo
    (Observador de la Seguridad Vial)

    • Nada, hombre. ¿¡Qué molestia ni qué…!? 🙂

  • Muchas gracias, Escargot.
    No sabía que también eras Maestra (¡cómo mola!) y encima Observadora de la Seguridad también como yo (¡qué guay!).
    En otro comentario te dejaré mi cuenta de correo electrónico (que tengo que crear) y podemos hablar más personalmente (¡tengo muchas ganas de conocerte!).

    Un grandísimo abrazo, chiqui

    (Observador de la Seguridad Vial)

    • Escargot

      Maestra no, profe. Precisamente a los más jovencicos es a los únicos que no puedo dar clase. Eso a nivel de concienciación vial cambia bastante las cosas. A mí como mínimo me vienen con 12 años y a esas edades no sé si puedes hacer mucho.

      Pues nada, buscaré ese email pero paciencia… finalmente me quedo donde me ha tocado este año y allí correo tendré (en el móvil), pero acceso a esta página ya… Así que sólo podré entrar los fines de semana.