¿Y las medidas de seguridad vial para las motos?

Moto-carretera

Finalizaba marzo cuando asistimos a la jornada para debatir sobre la reducción de la siniestralidad vial en España en la Fundación Mapfre. Allí especialistas y las directora general de la DGT resumieron algunas de las medidas y acciones más relevantes para llevar a cabo, por ser más eficientes y efectivas en la reducción de la siniestralidad.

La cuestión es que allí se citaron sobre todo los límites de velocidad, la tolerancia cero al alcohol y drogas, y el uso del caso y del cinturón de seguridad, como las más importantes y eficaces para reducir el número de fallecidos y heridos en accidentes de tráfico. La cuestión es que los motoristas esperan y necesitan más que eso.

El riesgo de matarse en un accidente de moto es mucho mayor

Los conductores de motos son más vulnerables que los conductores de un coche. Según datos de la DGT, aproximadamente el riesgo de matarse en un accidente de moto es 17 veces superior al de matarse en coche.

Claro que el cumplimiento de los límites de velocidad, no conducir bebido ni habiendo consumido drogas y el uso del casco siempre, son imprescindibles para reducir la siniestralidad de los usuarios de motocicletas y ciclomotores. Como siempre conducir con responsabilidad y precaución es la medida más eficaz.

A más velocidad más fácil es perder el control de la moto, más difícil es hacer frente a un imprevisto y más graves son las consecuencias de una caída. No hay nada que discutir sobre el alcohol y drogas, que afectan severamente a la percepción, reflejos y capacidad de análisis, reacción y sincronización del conductor.

Y el casco por supuesto es vital, pues ha demostrado sin lugar a dudas que evita lesiones graves incompatibles con la vida en la cabeza, cerebro y cervicales del conductor. Lo extraño es que todavía a día de hoy el casco no se usa al 100%, y sigue habiendo conductores de ciclomotores que piensan que por ir ahí al lado no hace falta ponerse el casco.

Moto-ciudad

Pero también hay que invertir en infraestructuras más seguras

Pero además de esto hay varias medidas que se pueden y deberían tomar para reducir aún más la siniestralidad de las motos, y que están relacionadas con las infraestructuras. Lamentablemente algunas pueden exigir invertir dinero que las administraciones públicas dicen no tener.

Podríamos decir que las tres más importantes son: pavimento, barreras y pintura.

Para una moto es muy importante el buen estado del asfalto del pavimento de la calzada, que sea homogéneo y sin irregularidades, que la adherencia sea buena y que drene adecuadamente el agua de lluvia. Hay que prestar atención también al sellado de las fisuras y grietas del pavimento, para que no sea resbaladizo. Hay que prestar también cuidado con los peraltes y contraperaltes de las curvas, y sobre todo con la transición entre peraltes.

Guardarrail-motos

El tema de las barreras de protección, limitación y balizamiento es muy importante. Se ha avanzado bastante con los años, al dejar de emplear perfiles de soporte “en I” por otros tubulares o revestidos en las nuevas barreras, pero todavía falta por seguir avanzando, y por sustituir perfiles antiguos en los guardarraíles existentes.

Es muy importante que todos los soportes y los bordes del guardarraíl (incluida la bionda) no tengan bordes cortantes. Los perfiles en C, tubulares, o revestidos con elemenos redondeados son menos peligrosos. Las biondas deberían llevar guardacantos y es muy interesante colocar doble bionda inferior, o faldón, que evite que el motociclista supere la barrera.

Sería todavía mejor, allí donde sea posible, aumentar el ancho de los arcenes, suavizar taludes y emplear soportes y postes rompibles y deformables que absorban la energía del impacto, en aquellos puntos donde haya un alto índice de caídas de motos.

La pintura no puede descuidarse tampoco. Para las marcas viales hay que emplear pinturas antideslizantes. Algunos tipos de pintura resbalan incluso cuando están secas, y son casi una pista de hielo cuando llueve. Esto es tanto más importante con la pintura de los pasos de peatones en los entornos urbanos. Hay que tener cuidado también con las pinturas con resaltos, para no emplear estas en curva, y para que la altura del resalto no sea excesiva (no más de 10 mm).

La pregunta es esa: ¿para cuándo serán estas medidas de seguridad vial?

En Fundación Mapfre | Motos y ciclomotores
En Circula Seguro | La supresión de la pintura en los pasos de peatones, un poco más cerca

3 comentarios

Escargot

Está claro que, excepto alguno que no protege su cabeza porque cree que lo que hay dentro no es importante (y, si lo cree así, pues así será), el resto de motoristas tienen plena conciencia de lo peligroso que es en sí ir en moto. Me explico: en los coches, cuanto más modernos son y más sistemas de seguridad tienen, más fácil es que los ocupantes pierdan la noción de peligrosidad. Piensan: “si me la pego esto, esto y esto me van a salvar la vida” y además, yendo en un habitáculo cómodo en el que no notas eel aire, las irregularidades del asfalto, el motor lo oyes muy poco y no vibra… todo te acentúa esa sensación.

El motorista, en cambio, sabe que no tiene carrocería y nota cómo corta el aire con su propio cuerpo, sabe que como pille un bache no tiene otra rueda al otro lado que lo mantenga por el buen camino… Sí, también hay avances de seguridad para motos pero, sin ser motera, tengo la impresión de que no hacen percibir la falsa sensación de seguridad que muchos coches hacen percibir. Creo que el motorista es el que más conciencia de riesgo tiene porque la siente de una manera más directa.

Mi experiencia en moto ha sido de paquete y en contadas ocasiones, como a unos 40 km/h máximo y me ha dado un cague tremendo, y en cambio en coche me han llegado a llevar a 160 y no he notado nada fuera de lo común. Que vibra un poco el motor, a lo mejor.

Sobre las infraestructuras, me da mucha pena encontrarme artículos aquí sobre un sistema que ha inventado o patentado alguien para evitar muertes, reducir lesiones… que dices: “ojalá salga a la carretera y vea esto por todas partes”. Y sales, das la vuelta al mundo y no los ves. Y de algunos se ha dicho aquí que eran medidas muy baratas de instalar, pero nada… Una verdadera pena.

Enlace permanente al comentario
Robert

Em sembla una bona reflexió la d’Escargot, i més encara “no essent motera”.
És llastimosa i intolerable la desídia dels incompetents i inútils administradors que patim, que no demostren cap interès ni preocupació per la seguretat vial dels motoristes.
De tres incidents que he tingut (del darrer encara tinc un forat al genoll), un fou per agafar un revolt ple de grava, un altre per un bassa de gasoli en una rotonda i, l’últim, per lliscar damunt d’aquestes pintades tant boniques que saben fer
Irresponsables del manteniment de les vies públiques (els qui cobreu “una pasta” per ser-ho i no fer-ho), preneu nota: Les vies s’han d’asfaltar correctament i mantenir-les netes (de sorra, grava, fluïds lliscosos…) i en condicions òptimes per a circular-hi, als senyals s’hi ha d’utilitzar pintura antilliscant, etc., etc., etc.
No cregueu que només cobreu per prohibir, prohibir i prohibir. També heu de pensar i fer.

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario