Vuelve la operación bikini y el límite de 120 km/h

110 km/hEl límite de 110 km/h fue una de las medidas “estrella” del plan de ahorro del Gobierno ante la escalada del precio del crudo, pero ha sido duramente criticada. Si ya el límite de 120 km/h se queda corto para mucha gente, no hablemos ya de los 110 km/h.

De momento, sabemos que hasta el 30 de junio toca pasar por el aro, o arriesgarse a una emisión de receta por valor de 100 euros ó 50 si se paga prontito sin rechistar. Eso sí, sabemos por boca del ministro competente en el tema, Miguel Sebastián, que la intención del Gobierno es eliminar dicho límite y volver al antiguo.

Es cierto que el consumo de combustible ha bajado, pero no se puede achacar únicamente a esta medida. Los precios de gasolina y gasóleo han ido encadenando récord tras récord, como cuando los rusos y los americanos peleaban en la carrera espacial. Evidentemente eso ha sido bastante más disuasorio.

La experiencia del propio Gobierno es que la recaudación de multas ha caído porque los conductores tienden más a respetar los límites. Y es que no creo que se deba a un ataque generalizado de civismo, sino que echar la gasolina a precio de Francia, duele mucho y psicológicamente impacta lo suyo.

No ha sido el miedo al radar, sino al surtidor lo que ha reducido el gasto de combustible. Si a eso le sumamos que cada día menos gente tiene que ir a trabajar, por no tener a dónde ir, ya tenemos ahorro energético. Por lo tanto, la eficacia de esta medida se diluye.

Desde luego que a nivel general es ahorrativa, la mayoría de los turismos experimentan una reducción de consumo al reducir la velocidad en 10 km/h. Luego hay contraejemplos, lo comprobé en mi turismo particular, donde el consumo a 110 y a 140 (-10 km/h reales) es el mismo o incluso menor (a 140), dadas las características del motor, como la curva de par máximo.

Conducción a 100 km/h

Sebastián dice que no se ha tomado una decisión sobre la eliminación anticipada del límite, todo parece apuntar a que el 1 de julio la gente podrá ir de nuevo a 120 km/h, y los apuradores ya no tendrán miedo al cinemómetro hasta 128-135 km/h si no me falla la memoria.

Otros, en cambio, seguirán yendo a 110. porque ven que les compensa la reducción de consumo pese a tardar un poco más en ir de A a B. En cuanto a siniestralidad vial, no ha aumentado las muertes por somnolencia, y ya estábamos en un contexto de caída de la accidentalidad, por lo que su efecto en este caso es muy difícil de apreciar.

Podemos hallar otra explicación en la decreciente popularidad del Ejecutivo, que ha preferido aliviar presión sobre un electorado que ha castigado a su partido, el PSOE. Sea como sea, acabaremos volviendo a la situación inicial: 120 km/h. No parece el momento de plantear subidas en ese sentido, igual cuando se arrimen las elecciones…

Conducción a 120 km/h

Esa es otra, ¿tendrá algún político la tentación de utilizar el populismo para ganar votos sin haber contado con el debido asesoramiento? Ya se sabe que en campaña electoral se nos promete el oro y el moro, y no siempre midiendo las consecuencias que esa promesa puede tener.

Hay una cosa que no se puede negar, y es que en los siete años que llevamos de Gobierno en el PSOE, la siniestralidad vial en España ha caído una barbaridad. Cierto es que no todo es achacable al Gobierno, sino una parte, pero aún así, es un aspecto de su política donde ha triunfado, a pesar del cabreo que ha generado.

Más radares, delitos contra la seguridad vial, más camuflados, carnet por puntos… algunas de estas medidas han hecho recapacitar al conductor español, otras solo encolerizarlo. Al menos, los 110 km/h se irán y volveremos a lo de antes. Y cuando volvamos a ver las señales a 120, nos volveremos a quejar de lo “lentos” que somos.

Vía | Motorpasión
En Circula seguro | Límite a 110 km/h: argumentos a favor y en contra