Vivo fuera y así veo cómo ha cambiado la movilidad en Madrid

moverte por Madrid

Hace ya casi cuatro años que salí de Madrid. La primera vez me fui lejos y no tuve la posibilidad de volver hasta pasado cierto tiempo, por lo que la primera vez que pisé de nuevo sus calles mi reacción fue sorprendente: ¿Qué hace una bicicleta subiendo la Gran Vía? Hoy en día este comentario sería ciertamente exagerado, pues en poco espacio de tiempo la capital parece haber sufrido una metamorfosis que, para el que vuelve a casa, aún parece irreal.

Aunque procuro volver a casa de tanto en cuanto, aún veo cómo la forma en que me movía por el centro de la ciudad se ha transformado de forma radical. Las amistades y familia que sigo manteniendo en Madrid han ido adaptando sus costumbres a las nuevas alternativas de movilidad –casi siempre a tiro de app– y ya pocos son los que se preocupan de preguntar a qué hora cierra el Metro.

Incertidumbre política con Madrid Central

moverte por Madrid

Es la patata caliente del verano. Tan sólo una semana después de la foto que ponía de manifiesto la intención del nuevo Ayuntamiento de frenar Madrid Central, en la que Almeida y Villacís celebraban la despeatonalización de la calle Galileo, ha ocurrido absolutamente de todo. La propia ciudadanía se ha movilizado en las calles y el juzgado número 24 de Madrid ha admitido a trámite la petición de recurso de Greenpeace y Ecologistas en Acción y ha resuelto de manera «cautelar y provisional» la suspensión del acuerdo adoptado por la Junta.

De esta forma, la moratoria de multas ha quedado temporalmente suspendida y, por tanto, las restricciones al tráfico vuelven a ser efectivas y las sanciones se reactivan desde el pasado 7 de julio. Las primeras reacciones no se han hecho esperar y el recién cesado exgerente de la EMT ha sido crítico con la nueva Junta en su entrevista para Diario Público: «Han cogido algo que podía ser molesto para cierta gente, han manipulado los datos y el objetivo que tenía Madrid Central para sacar réditos electorales«.

¿En qué punto estamos entonces? Pues, efectivamente, en un punto muerto. Tras idas y venidas, parece que todo vuelve a estar como antes de las elecciones, pero quién sabe por cuánto tiempo. Mientras los ciudadanos seguiremos coexistiendo en este clima de tensiones sin saber por qué calle podemos circular, ni con qué vehículos en función de lo que digan unos u otros.

¡Cuántas alternativas! ¿Cómo me muevo hoy?

En este entorno lo que está claro es que nada está claro y si, como yo, tienes tu residencia a las afueras, la duda se expande a la enésima potencia. ¿Bajo a Moncloa en autobús o en coche? Pero entonces, ¿dónde aparco? ¿Pero eso no es Madrid Central? ¿Las bicis? Pero si tengo la tarjeta roja, no la negra. Y un largo etcétera.

moverte por Madrid

Vamos con calma. La primera vez que quedé a cenar en el centro yo había cogido el autobús como solía hacer siempre, a pesar de que sabía que llegaría tarde. Una vez allí vi como dos amigos guardaban el casco de la moto blanca y roja, otro aparcaba su bici en una estación, y el último estaba ya sentado en una terraza junto a su patinete eléctrico. ¡Pero qué está pasando! A los tradicionales medios de transporte que solía usar cuando aún vivía en la ciudad, se están añadiendo una infinidad de posibilidades.

Moverse por la ciudad ya no es un ABC de coche, metro o autobús. Por ejemplo, si en la actualidad quieres coger un coche eléctrico, los servicios de carsharing se han multiplicado y a car2go se han añadido emov, ZITY y Wible, con tarifas que varían entre los 0,19 y los 0,31€/min. Pero si estos ya te sonaban, las compañías de motosharing están más en boca de todos: Acciona, eCooltra, Muving, Movo, IoScoot y COUP son las seis empresas de motosharing que están operando actualmente en Madrid con motos de categoría L3 o L1 (equivalentes a 125 ó 50 cc). Además, la mayoría de ellas también ofrecen servicio de alquiler de patinetes eléctricos.

Pero abramos ese melón, porque parecen estar por todas partes. Madrid ha autorizado a 9.062 patinetes eléctricos compartidos para que circulen por la ciudad, esto es 21 empresas que ofrecen este servicio: Acciona, Eskay, Voi, Taxify, Scoot, Koko, Ufo, Rideconga, Flash, Mobike, Ari, Tier, Alma, Lime, Motit4u, Jump Uber, SJV Consulting y Wind. Como añadido, hemos de decir que cada vez más gente se está convirtiendo en propietaria de VMP, grupo que incluye entre otros a los skateboards eléctricos, segways, hoverboards, monociclos o patinetes con sillín.

moverte por Madrid

Tampoco podríamos olvidarnos de las bicicletas, vehículo con los que circulan los repartidores de comida a domicilio y cada vez más ciudadanos. BiciMad es el sistema de bicicleta pública de Madrid en funcionamiento desde junio de 2014 y que cada vez añade más bicicletas y más puntos de carga por todos los barrios de la ciudad por un precio muy asequible.

Si todas estas alternativas te apabullan todavía puedes escoger el taxi para volver a casa. Pero no tan rápido, porque puedes elegir entre tres tipos de transporte en Madrid también al alcance de tu smartphone: el taxi público, Uber o Cabify. Diferentes precios, diferentes comodidades y una auténtica guerra abierta entre ambos servicios, que llevó en febrero a los taxistas madrileños a una huelga de 16 días.

Sin duda, Madrid está cambiando a pasos agigantados y aún nos toca seguir acostumbrándonos a todo ello. Debemos poco a poco encontrar nuestra forma de movilidad favorita y conseguir convivir de forma segura en las calles, con mayor compromiso medioambiental y apostando por las nuevas tecnologías.

En Circula Seguro | Cómo nos afectará la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid según el vehículo que usemos

En Circula Seguro | La nueva ordenanza de movilidad en Madrid da protagonismo a ciclistas y peatones

Imágenes | BiciMAD Acciona Motosharing iStock Sean Pavone