Nueve virales de motoristas que nos dan lecciones en seguridad vial

La seguridad vial y la conducción eficiente sobre una motocicleta es un asunto de vital importancia dada la consideración que se les atribuye a los motoristas como uno de los grupos más vulnerables en carretera. Nuestro país, a pesar de tener una de las tasas más bajas de mortalidad de Europa, ha visto como este último año aumentaban en un 2,6% los fallecimientos tras más de 13 años de tendencia a la baja. Además, aunque no lo creas, hay 9,1 millones de conductores en España que no saben que se puede ir a la cárcel por un delito contra la seguridad vial. Por lo que nunca está de más recordarles cómo debemos comportarnos sobre el asfalto.

Para ello, hemos recopilado aquí diferentes situaciones, tanto absurdas como arriesgadas, que se han propagado por Internet para, en poco tiempo, convertirse en virales y servirnos así como ejemplo de lo que no debemos hacer sobre una moto.

1) Si vas de paquete, agárrate fuerte

Vale, puede ser que en este caso el pobre hombre no fuese mal agarrado y la culpa tengamos que adjudicársela a su amiguete, que tanto se parte de la risa. Desde luego que ese salto de Scooter a toda velocidad a la salida de la rampa del garaje no ayuda al que va de acompañante y, aunque no tengamos que lamentar consecuencias graves (nada más allá de un buen golpe en el costado), es imprudente. A la salida de un garaje, sobre todo si es en cuesta, lo primero que hay que hacer es reducir la velocidad y mirar a ambos lados de la acera para evitar posibles atropellos a peatones.

2) ¡Eh! Controla tus caballos

Pocas risas. Pero, sobre todo, menos enfados. Este vídeo te pone el corazón en un puño, todo a raíz de una discusión en plena autopista 14 en Newhall Avenue, California, que desencadena una colisión múltiple que se saldó con un herido. Por grave que sea un altercado verbal, hemos de tener en cuenta que estamos circulando y que no vamos solos. De modo que las patadas del motorista al coche sobraban.

Pero si grave es perder el equilibrio al volante, más lo es usar el vehículo como arma con la que tirar a un motorista al suelo. Que además es la razón por la cual pierde el control de su coche y acaba estrellándose contra la mediana y colisionando contra otro coche.

3) ¿Intentar engañar al seguro? Mala idea, amigo

Esta práctica ilegal se ha multiplicado por 3 en nuestro país durante los últimos años. En 2014 seis de cada diez partes eran fraude. Pero hay algunos que, por mucho que lo intenten, no tienen quien les crea. Es el caso de este motorista que se autogolpea de forma ridícula contra la parte frontal de un turismo, fingiendo una colisión por parte de un tercero que le permita así estafar al seguro. Si fuera futbolista le habrían sacado tarjeta roja por teatrero, de eso no cabe duda.

4) Pim, pam, toma multita

El trágico joven valenciano, que obtuvo gran repercusión hace unos años con una de las frases para el recuerdo de la televisión, ha vuelto a la actualidad mediática. Tras el célebre “Pim, pam, toma lacasitos”, el grito “Viva España, viva el Rey, viva el Orden y la Ley” y 0,50 en la prueba de alcoholemia, Ares Gómez ha sido condenado esta vez por resistencia en otro control, donde también agredió a las agentes. La gracia le ha costado 1.600 euros por un delito de resistencia a la autoridad y tres delitos de lesiones leves. Toma lacasito.

5) Buena excusa, queda limpia e impoluta

Hay un territorio extravagante del que llegan las noticias más descabelladas que nuestros oídos pueden escuchar. Es Galicia. Allí se hablaba del hombre que pinchaba las ruedas de los coches porque “hay poco aire en el mundo”, y de la tapa del váter que hacía las veces de señal de tráfico.

Esta vez la fama la trae de un joven motorista de Orense que fue detectado por la Guardia Civil a 150 km/h en una carretera limitada a 60. En su declaración alegó que “acababa de lavar la moto y estaba secándola“. La próxima vez tendrá en cuenta de que está tipificado como delito penal en el Artículo 379. No, no secar la moto, sino exceder el límite de velocidad.

6) Ni caminar sobre las aguas, ni otros milagros

El sueño de entrar en el Libro Guinness de los Récords puede estar reñido, a veces, con la seguridad vial. Desde Circula Seguro te recomendamos que mantengas tu moto lo más alejada posible del agua, a no ser que seas como el piloto profesional italiano Luca Colombo, que el pasado mes de julio recorrió 5,5 km con su motocross por encima del lago con su Suzuki modificada, incluyendo un patín delantero y una rueda especial con palas. Hasta 70 km/h y cinco minutos haciendo el milagro sobre las aguas se convirtió en el récord mundial en esta curiosa especialidad deportiva.

7) “Lo mejor de la moto es que se aparca fácilmente”. ¿Seguro?

Si de algo nos alegramos los motoristas es de aparcar siempre en la puerta de los sitios a los que llegamos. Una ventaja, sin duda, aunque a veces pueda provocarnos situaciones algo embarazosas como la que se nos presenta a continuación. Esta conductora en Indonesia necesitó nada más y nada menos que 41 maniobras para salir de su estacionamiento. Hacia adelante, hacia atrás, moviendo la moto de al lado… pero no acababa de encontrar espacio suficiente para poder hacer salir del aparcamiento correctamente. Finalmente lo consiguió, mientras una cámara de seguridad registraba la escena para carcajada pública. ¿Moraleja? Puedes desaparcar la moto a pie sin problemas, para hacerlo más sencillo, aunque no estaría mal que la zona de aparcamiento de motocicletas estuviera algo más estructurada.

8) Como sea, pero apárcala bien

Fuera de bromas y aprovechando esta misma temática os queremos mostrar otra lección de dónde aparcar correctamente una motocicleta. En este caso os traemos un ejemplo ocurrido hace unos meses durante la novena etapa del Giro de Italia, en la que una moto de policía mal aparcada en el arcén de una carretera provoca la colisión del ciclista neerlandés Wilco Kelderman y la consecuente caída multitudinaria. Kelderman sufrió la fractura de un dedo y aún así consiguió emprender la marcha de nuevo con evidentes gestos de dolor.

9) Nada de parecerse a Ghostrider

Este brutal accidente durante el Mundial de Superbikes en el circuito de Imola, Italia, ocurrió por dos razones: velocidad y descontrol. El piloto norirlandés, Eugene Laverty, de la escudería Aprilia, perdió el control de su moto tras rozar la parte delantera con la de Sam Lowes. Este golpe unido al intento de adelantamiento en curva provocó que la moto saliese disparada contra el muro de contención ardiendo en llamas al instante. El piloto salió expulsado en otra dirección y pudo ponerse en pie con leves golpes, dolor lumbar y heridas en la mano por las contusiones y el arrastre en la caída.

En cualquier caso, esperemos que estos virales sirvan de ejemplo a todos aquellos que no conozcan adecuadamente la normativa legal y el conducta en carretera, para poder extraer lecciones sobre velocidad, actitud, respeto y conducción eficiente.

Imágenes | iStock/opolja

En Circula Seguro | Cómo es la mejor equipación del motorista en verano

En Circula Seguro | Las seis infracciones más frecuentes circulando en motocicleta