¿Viajas en vacaciones? Este es el mejor momento para revisar tus neumáticos

cambiar neumatico

Estás a punto de viajar en tus vacaciones, revisas el nivel de aceite, las luces, la presión de las ruedas, el líquido refrigerante… Pero, ¿te has parado a comprobar el estado en el que se encuentran tus neumáticos? En muchas ocasiones se convierte en uno de los grandes olvidados antes de realizar un largo viaje, y debes saber que quizá se trate del componente que en mejores condiciones debemos mantener en nuestro vehículo. Revisarlos detenidamente y comprobar que cuentan con una correcta presión incrementará, entre otras cosas, la seguridad y el confort durante el viaje.

¿Sabes exactamente por dónde empezar?

cambiar neumatico

Veranos de carreteras llenas, atascos y altas temperaturas, ¿que cómo afecta esto a nuestros neumáticos? Desde luego que debemos tener ciertas precauciones, cada época del año establece unas circunstancias sobre las que nuestro vehículo requiere adaptarse. Si hablamos de nuestros neumáticos, en concreto, el 15% de las averías que se producen en verano están relacionadas con el mal mantenimiento de estos, que derivan principalmente en reventones y pinchazos, y con ello, en accidentes. Aquí puedes tomar nota de una serie de pasos que te ayudarán a no dejarte ningún hilo suelto antes de salir:

  1. Comprueba la válvula del neumático, puede que esta no sea la parte más importante a priori pero es el único elemento que mantiene la presión adecuada (si funciona como debiera). Si no es así, puede irse perdiendo aire progresivamente hasta provocar la rotura de la carcasa exterior, un motivo más que suficiente de sufrir un imprevisto.
  2. Ajustar la presión de forma más o menos normalizada es algo que debe hacerse a lo largo del año, más aún cuando se sale de viaje, pero en verano es más importante aún. Aunque existen mitos y leyendas que intentaremos resolver más adelante, pero el inflado cada quincena o una vez al mes es importante si queremos ahorrar combustible y ahorrar en la compra de neumáticos nuevos.
  3. Por supuesto, comprobar los neumáticos debe hacerse en frío. Ni se te pase por la cabeza coger el inflador a mitad de viaje o a la llegada de tus 600 km. La comprobación del aceite de esta forma puede resultar en quemaduras muy graves, pero con los neumáticos la medición no será correcta debido a la dilatación por el calor.
  4. En verano realiza estas mediciones por precaución más a menudo, ya que las temperaturas elevadas afectan a la presión y con ello se puede ver reducido el tiempo de frenado, además de ser más susceptible a deformarse la carcasa y, entonces, reventar.
  5. Sobra decir que el ajuste de las presiones debe seguir siempre las recomendaciones del fabricante que aparecen en el vehículo (depende del modelo) o en el manual del coche.
  6. Intenta estas vacaciones no sobrecargar en exceso el vehículo con equipaje u otros enseres. Como veremos, con el vehículo exageradamente lleno la presión del neumático ha de cambiar. Del mismo modo, al descargar la presión debe volver a su estado normal y adecuado.
  7. Neumáticos All Season, una buena elección. Te aguantan cualquier temporada del año, al menos el otoño y actúan muy bien ante condiciones climatológicas adversas. Si quiere quitarte una preocupación pásate a este modelo.

Algunas leyendas sobre las cuatro ruedas

cambiar neumatico

Cuando inflamos nuestros neumáticos introducimos aire frío hasta el límite adecuado según el fabricante. ¿Por qué entonces la presión sube tras la marcha? Sencillo, el calor provocado por la temperatura exterior y la rodadura con un asfalto en plena exposición con el sol hace que el neumático se dilate más. Quizá no es un número demasiado exagerado, pero debemos tenerlo en cuenta a la hora de elegir la presión más adecuada.

Entonces, ¿la solución es ponerles menos presión en verano verdad? Así es, dado que con el calor el neumático se va a dilatar, lo conveniente es que escojas la presión más baja de las opciones recomendadas por el fabricante. En cualquier caso el testeado de neumáticos es muy fiable y cualquier rango entre el mínimo y el máximo será perfectamente adecuado. No temas nada.

Si sales de viaje en vacaciones vas a cargar el coche y quizá te haya surgido esta otra duda. ¿Pongo más presión con el coche lleno? Este peso extra que deben soportar los neumáticos es recomendable compensarlo con un aumento de la presión para ese desplazamiento concreto, como ya hemos comentado previamente. El máximo recomendado por el fabricante será más que adecuado en este caso, sin pasarse. Cuando termines tu viaje vuelve a las presiones estándar siempre y cuando la rueda se haya enfriado ya.

cambiar neumatico¿En qué estación del año es más importante medir la presión? En todas sin excepción. Siempre que vayas a hacer un desplazamiento de larga distancia es importante ajustar la presión de los neumáticos. Bien es verdad que en verano son más habituales este tipo de trayectos, pero si sigues nuestros consejos y estás pendiente cada mes no tendrás ningún tipo de problema. Si quieres ahorrarte un dinero esta es una buena solución, ya que el desgaste normal del neumático avanzará de forma habitual si la presión es la adecuada y no mayor o menor. En ese caso también se verá afectado el consumo de carburante.

El neumático perfecto para la conducción perfecta

Como ya hemos contado anteriormente, para saber que nuestros neumáticos están en buen estado debemos observar la banda de rodadura, si esta es inferior al límite legal de 1,6 mm debemos cambiar el neumático pues estaremos incumpliendo la normativa. Hay también otros factores que nos ayudan a determinar el (mal) estado de la rueda: bultos, grietas o desgaste irregular.

En cualquier caso, antes de decidirte a elegir tu próximo neumático, conviene hacer un alto para subrayar la importancia de contar con neumáticos con las prestaciones adecuadas. Un neumático debe ser capaz de adecuarse al vehículo y al tipo de conducción para el que será requerido. Es por ello que lo principal es que responda bien en términos de seguridad, ya sea en una frenada en seco, en mojado o en relación a su adherencia en curva. A partir de ahí podremos observar su duración, el ahorro de carburante que nos puede suponer, su calidad y fiabilidad y otros factores secundarios como pueden ser si son cómodos para circular y no responden con mucho ruido.

cambiar neumatico

El envejecimiento de los elementos del coche es algo inevitable y, en el caso del neumático, ocurre tres cuartos de lo mismo. Los diferentes materiales textiles, metálicos y gomas dan las propiedades necesarias para su correcto funcionamiento, pero estos componentes se pierden con el tiempo, el clima y el uso, lo que hace muy complicado predecir y fijar una fecha de caducidad. Entre los factores que afectan al declive del neumático encontramos la luz de los rayos UV  y los solares directamente contra la superficie, gases como el ozono, las condensaciones de humedad o, por el contrario, los lugares excesivamente secos, las temperaturas extremas, el espacio de aparcamiento habitual, el tipo de vía y su estado de mantenimiento, tu propio tipo de conducción deportiva o reservada.

¿Sabes leer la fecha de fabricación?

La fecha de fabricación se localiza moldeada en la goma de uno de los flancos del neumático. Ésta se compone de los 3 ó 4 últimos dígitos del código alfanumérico que forman el DOT o a continuación del código de identificación. Los 2 primeros dígitos representan la semana de fabricación, y los 2 últimos el año de fabricación (únicamente 1 dígito cuando el año de fabricación es anterior a 2000).

Disfruta de tus vacaciones sin percances y haz estas breves comprobaciones antes de salir de viaje. Adquirir buenos hábitos tanto en la conducción como en el mantenimiento y cuidados de tu vehículo es ganar seguridad y protección en carretera.

En Circula Seguro | ¿Se puede circular con neumáticos de invierno en verano?

En Circula Seguro | El significado del desgaste de los neumáticos

Imágenes | Michelin iStock wathanyu ViktorCap Toa55 FotoDuets