Recuerda: en vacaciones, relax también en la conducción

Las vacaciones son para descansar. Estos días de relax son fundamentales para desconectar de nuestra rutina diaria y recuperar fuerzas para afrontar el resto del año. Por eso, no puede ser que el viaje en sí mismo resulte una fuente de nerviosismo o tensión. Es necesario que cuando nos montemos en el coche, seamos conscientes de que tenemos que cambiar de mentalidad y tomar una actitud más relajada al volante que cuando nos montamos cada día para ir al trabajo.

El estrés, mal compañero de viaje

Como ya explicamos hace mucho en Circula Seguro, el estrés es un mecanismo que tenemos los seres vivos (sí, también los animales) para pedirle a nuestro organismo un esfuerzo adicional. Este esfuerzo se traduce en un aumento extraordinario de nuestras capacidades físicas o psíquicas para afrontar momentos puntuales de cierta gravedad o dificultad.

Sin embargo, el estrés continuado tiene una serie de efectos adversos que nos puede poner en peligro si estamos al volante. Afecta de manera significativa a nuestra visión, provoca falta de atención y nerviosismo y sobre todo produce fatiga. Y ya sabemos que conducción y fatiga son malos compañeros de viaje.

Muchos son los factores que pueden crearnos estrés, pero sobre todo podemos diferenciarlos en externos (el calor, el ritmo del tráfico, los niños revoltosos…) e internos (tensión emocional, incapacidad de desconectar del trabajo, etc). Por eso es sumamente importante, por un lado, planificar debidamente el viaje, y por el otro, tomarnos las vacaciones como lo que son: un periodo para descansar y desconectar de tu vida cotidiana.

Conducción segura, viaje sin estrés

El estrés, como fenómeno, se produce habitualmente antes situaciones inesperadas o de dificultad que hacen que perdamos el control (o parte) de la situación. Como decíamos, al volante se puede producir por infinidad de factores externos que incluso pueden que no tengan nada que ver con la conducción.

Así, la mejor forma para evitar estas situaciones imprevistas o de gravedad que puedan disparar nuestro estrés, es cumpliendo escrupulosamente las normas de circulación y las recomendaciones de los expertos. Muchos son los consejos o recomendaciones que te podríamos dar, pero los más típicos para los trayectos largos de verano se podrían resumir en los siguientes:

  1. Cumple los límites de velocidad, no quieras llegar antes.
  2. Descansa cada dos horas, no tengas prisa por llegar.
  3. Evita por supuesto el alcohol y las drogas, pero también las comidas copiosas y cualquier cosa que pueda afectar a tus sentidos al volante.

Échale un vistazo a los artículos que hemos venido publicando en Circula Seguro de cara a nuestras vacaciones, sobre cómo preparar nuestros viajes, las cosas que debemos llevar en nuestro vehículo, las situaciones de emergencia que debemos controlar, o ideas para entretener a los niños durante el trayecto.

Carreteras secundarias: sin estrés pero con precaución

Otra cuestión importante es la de elegir el trayecto más adecuado. Aunque en general los principales puntos de nuestra geografía están bien comunicados por autovía y autopista, habrá tramos en los que preferiremos o no tendremos más remedio que circular por carreteras secundarias. Para nada debemos tenerles miedo, pero tal como nos cuenta la Fundación MAPFRE, debemos ser especialmente precavidos en este tipo de vías, pues en ellas se producen las mayores infracciones y distracciones y acumulan así el 80% de los accidentes mortales ocurridos en España.

La propia MAPFRE nos ofrece en su Canal de Motor una serie de consejos que pueden resumirse en los siguientes:

  1. Arrímate al margen derecho para dar mayor visión del tráfico al resto de vehículos
  2. Respeta los espacios de seguridad, tanto con el vehículo de delante como con los ciclistas al adelantarlos
  3. Mira a lo lejos para anticiparte a las curvas y posibles incidencias
  4. Facilita los adelantamientos y adelanta tú con seguridad
  5. Reduce la velocidad en los cruces aunque tengas preferencia
  6. Usa las luces de cruce de día

¿Estrés al volante? Deja el coche en casa

A pesar de todo, hay gente que por el motivo que sea no le gusta o no puede conducir largos trayectos. No te lo pienses, España está relativamente bien comunicada por transporte público de pasajeros de larga distancia y hay muchas opciones a tener en cuenta.

Optar por el autobús es una buena manera para llegar a cualquier punto de la geografía española, por recóndita que sea. Las empresas concesionarias de nuestro país llegan a más de 170 destinos en un máximo de 12 horas, cubriendo los más de 16.000 km de autovías de España y ofreciendo multitud de escalas y conexiones a través de las carreteras convencionales.

Por otro lado, si optas por el tren, el viaje puede resultar una experiencia en sí mismo. Además de las líneas habituales de AVE, larga y media distancia  y cercanías, encontramos los conocidos como trenes turísticos. Éstos te ofrecer rutas temáticas en vagones acondicionados para ello (algunos de auténtico lujo) y que te permiten visitar los lugares más significativos a lo largo de la ruta.

Finalmente tenemos la opción del avión, que nos permite cruzar la península o llegar a las islas de forma cómoda y en poco tiempo. Las principales ciudades españolas están conectadas entre sí con rutas regionales cada vez más económicas y que no superan las dos horas de vuelo (salvo para ir a las Canarias). Aunque siempre tienes que llegar con tiempo de antelación y pasar por los siempre engorrosos sistemas de seguridad, en muchos casos te permitirá ahorrar tiempo de viaje.

Cualquier opción es buena, según las circunstancias. El transporte público te permite descansar durante el trayecto, descubrir sitios menos conocidos e incluso conocer gente nueva. Tan sólo escoge la forma y el trayecto que mejor se adapte a tus gustos y necesidades y prepara la maleta. ¡Las vacaciones te esperan!


Imágenes | iStock: Dirima, NicsiMoncini, Cronislaw, DashaR.

En Circula Seguro | Por qué deberías retomar la vieja (y buena) costumbre de preparar tus viajes  | Cosas imprescindibles, recomendadas y útiles para viajar en coche este verano  | Las ocho situaciones de emergencia que debes controlar en un trayecto largo