Usuarios de izquierdas y de derechas, todavía los hay

subida autopista

Hablar sobre usuarios de izquierdas y de derechas, en unas fechas que coinciden con las elecciones municipales, suena a discurso político, pero no es el caso. El presente título viene a raíz de una expresión utilizada por mi compañero Morillu en su artículo sobre, recortar costes, sí, pero no a costa de recortes de metros, refiriéndose al “despistado de izquierdas”.

También Jaume nos habló sobre la unión de carreteras, con ejemplos tales como “el noviazgo” o la “boda relámpago” para llegar a explicar los efectos y forma de circular ante las intersecciones e incorporaciones en un entramado vial que queramos o no, tenemos que compartir entre todos.

Dada la variedad de opiniones sobre el uso y preferencia de carriles, sobre todo en las maniobras que implican desplazamientos, hay que ir más allá de las palabras y recurrir al sentido común. Pero profundicemos un poco.

El escenario vial por carretera no es como un ‘buffet libre’, donde podemos picar de un lado para otro. Igual que nos comportamos de forma cortés y educadamente en nuestras relaciones sociales, también en el tráfico tenemos unas normas y unas preferencias que cumplir. Un desplazamiento lateral sin ver ni señalizar, puede que no sea un riesgo en una carretera o avenida con poco tráfico, pero sí que lo es en muchas otras circunstancias. Por eso, asumir el riesgo cuando nosotros mismos lo podemos controlar me parece una incitación al conflicto.

¿Hacemos un buen uso de los carriles?

Tenemos claro que un carril es la franja longitudinal que divide a la calzada, la cual puede estar delimitada o no por marcas viales longitudinales, y con anchura suficiente para la circulación de una fila de coches. Ya, sólo nos falta saber el número de carriles para definir la anchura total de la calzada y tan contentos. Sin embargo, hacemos más complicado el panorama de nuestras calles y carreteras con la creación de carriles diseñados exclusivamente para determinados vehículos (bicis, bus), vehículos de velocidad lenta, carriles de incorporación, etcétera.

tráfico interurbano

Cuando vamos por ciudad aplicamos el mismo concepto de carril, pero en este caso contamos con calles o avenidas y que dependiendo de su anchura podrán ser de doble o único sentido. En ciudad es donde más problemas puede haber en cuanto a la de utilización de carriles puesto que tenemos que adaptarnos a la señalización tanto horizontal como vertical. Activar el intermitente derecho o izquierdo va a depender de la señalización que impere en ese lugar a nuestro paso. Por otro lado, la complejidad del tráfico se hace más patente por los frecuentes cortes de carril debido a las obras o por cualquier otra medida de ordenación municipal.

¿Por qué utilizamos el carril izquierdo si tenemos libre el derecho?

Una pregunta con una respuesta que va a depender de por donde vayamos circulando pues, como ustedes saben, por casco urbano tenemos que utilizar el carril que más convenga a nuestro destino. Dicho esto, parece como si el carril de la derecha ya no existiera. Me explico, parece que estamos dando cobertura al conductor despitado, que a sabiendas de que puede ser un obstáculo para los demás, siempre tendrá la excusa perfecta para justificar su situación. Y es ahí de donde viene el problema, no sabemos o no queremos aplicar la norma sobre la utilización de carriles por la conectividad inevitable de continuar nuestro viaje. No nos preocupa, cuando vamos al volante, si estamos dentro, cerca o lejos de la población con tal de llegar cuanto antes a nuestro destino.

Cuando obtuve mi permiso de conducir, hace un poco más de dos décadas, al emplear los términos de derecha e izquierda aplicados a la circulación de vehículos, era todo más fácil. Como norma general, el carril derecho para circular y el izquierdo para adelantar. Había menos coches y era más fácil moverse tanto por casco urbano como por vía interurbana. Actualmente, con el aumento del parque automovilístico se ha tenido que avanzar mucho sobre todo en el diseño de carreteras así como en planes de movilidad urbana para hacer más cómoda la circulación.

Pues bien, a sabiendas de esa norma general y dependiendo de si circulamos por ciudad o por carretera, el uso de los carriles es distinto. El crecimento de las ciudades con su concentración de actividades hace más extensa la red vial. De ahí, que nos encontremos con grandes avenidas compuestas de varios carriles y conforme nos vamos acercando al centro de la población se reducen hasta formar una calle con la anchura suficiente para una o dos filas de coches. Por eso, para visitar el centro de las grandes ciudades es preferible aparcar el coche en el extrarradio.

aglomeración casco urbano

Pero bueno, si queremos aproximarnos un poco más a nuestro destino, conducir por la ciudad conlleva compartir los carriles de circulación. El uso del carril estará condicionado a seguir un itinerario conocido, en caso contrario, lo mejor sería utilizar el carril derecho por si hay que realizar una parada o decidimos preguntar a alguien sobre la dirección correcta. Otra ventaja de circular por el carril derecho es tomar fácilmente los cambios de direccíón a ese lado; en caso de que por la señalización nos obligara seguir de frente o a la derecha, siempre tenemos la oportunidad de cambiar el sentido de la marcha más adelante.

La utilización del carril no es cuestión de gustos

Dicho de otra manera, si vamos por el interior de una población y disponemos de varios carriles para nuestro sentido de la marcha, ¿necesariamente debemos utilizar el carril que más convenga a nuestro destino?. Puede que si no conocemos el itinerario, la mejor opción sea utilizar el carril de nuestra derecha ya que si utilizamos otro distinto podemos entorpecer la circulación del resto de usuarios. Un ejemplo muy claro lo tenemos cuando accedemos a una glorieta circular tan de moda en nuestras ciudades. El uso del carril derecho es el menos conflictivo si queremos salir por alguna de las salidas de la rotonda. Si aplicamos la “teoría de la flexicurva” convirtiendo la curva en recta nos damos cuenta de que omitimos el desplazamiento lateral involuntario.

La anterior explicación aplicada a las carreteras o vías interurbanas con más de dos carriles no sería aplicable ya que la norma general nos obliga a circular por la derecha. Es decir, no estamos condicionados a una señalización de carriles por tratarse de tramos de carretera de larga distancia. También puede resultar peligroso adelantar por la derecha a un vehículo que circula a menor velocidad y por el centro de la calzada sin motivo aparente. Imaginaros si a última hora decide pasarse a su carril derecho, en este caso, tendríamos todas las de perder.

Si asociamos carril con velocidad, puede que el carril izquierdo tenga todas las papeletas para ser usado como vía libre para adelantar y de paso presumir de coche. Es más, sólo necesita estar libre, pisar acelerador, intimidar al de delante con destellos de luz y ponerse el primero. Pero ojo porque esto tiene dos connotaciones viales, una es bastante curiosa, y es que a veces suele ocurrir que el carril derecho vaya más rápido que los demás debido a que son más los que se pasan al carril izquierdo y la otra, los accidentes por alcance múltiples en cadena debidos a los desplazamientos laterales de última hora.

Por tanto, no está justificado en carretera circular por el carril central o izquierdo a no ser que queramos adelantar o facilitar una incorporación. Utilizar un carril distinto del situado más a la derecha, sin que las circunstancias de la vía lo aconsejen es además una infracción grave al reglamento de circulación.

Por eso mientras voy conduciendo, me sorprende ver a lo lejos, vehículos circulando a una velocidad más lenta y en solitario por el carril izquierdo de una autovía o autopista teniendo libre el carril derecho. ¿Por qué crear un conflicto donde no lo hay?

Foto | Daquella manera, Edgar Zuniga Jr.

30 comentarios

manumad

Hace tiempo que vengo observando, en las autopistas de tres carriles, un tipo de usuario, que, al hilo de la clasificación del artículo, podría denominarse ” de centro “.
Se trata de esos que, una vez incorporados a la autovía,se colocan en el carril central y ahí se quedan hasta que deciden abandonarla. La velocidad que adoptan es para ellos, cómoda y además , legal,pero para el resto de usuarios,seguramente baja y entorpecedora. Su pensamiento es : ” Por la derecha voy a tener las molestias de los que se incorporan y por la izquierda voy a molestar a los que quieren ir más rápido. Me quedo en el centro y todos tranquilos “.
He observado que este tipo de conductores suele responder a estos casos :
1)Conductor que utiliza poco la a autopista y que, posiblemente le dé pánico, por el modo en que conduce atenazado al volante y con la mirada bloqueda hacia delante.Prefiere el carril central por ser más ” tranquilo “.
2)Conductor de avanzada edad que también prefiere circular por el centro, por tener más sosiego que en el izquierdo y necesitar menos atención que en el derecho.
3) Los peores : cuando se meten dos o más vehículos con un itinerario que sólo el primero conoce. Hacen el ” trenecito ” por el centro. El primero guía y los demás se mantienen invariantemente uno detrás de otro. Para no separarse y que se les cuele un ” intruso ” en el trenecito, van a una velocidad moderada-baja para mantenerse juntos.
4) En Madrid y supongo que en otras grandes ciudades igual, los días de puentes nacionales o vacaciones, la circunvalación M-40 se pobla de este tipo de conductores. Pueden llegar a ella, por ejemplo, desde la A-1 y saben que deben salirse, por ejemplo, en la A-5.Han conducido poco o quizá nunca en la M-40. En vez de poder circular por los tres carriles según el tráfico les imponga y preparse a salir por el derecho cuando llegan a su salida, se mantienen en el central desde la entrada hasta la salida. En estos días es curiosísimo ver como el carril que va más saturado es el central !!!

Enlace permanente al comentario
muchachoseguro

El español medio suele tener un problema testosterónico-psicológico: confunde su vehículo, su potencia y velocidad con su virilidad y grado de “espabilamiento”.

Enlace permanente al comentario
eduardovv

Has descrito a mi madre.

Desde hace 15-20 años, cuando empezaron a aparecer las primeras avenidas de 3 carriles, y autovias (andalucia, A-92, y poco mas), mas algun carril adicional para desviarse, mi madre opto por el carril central.

Su motivo, es que la entrada a malaga por la costa, (por la antigua entrada del palo, y la cementera) se paso de la nacional de doble sentido, a una “avenida” de dos carriles con uno de acceso/salida.

Si se ponia a la derecha, corria el riesgo de despistarse, y salirse antes de tiempo, perdiendose irremediablemente.
Si se ponia en el izquierdo, tenia que ir “murapido”, asi que se quedo en el central.

A dia de hoy, sigue circulando igual en todas las circunvalaciones.

Yo suelo circular asi, en algunas ocasiones, cuando el trafico de entrada/salida es muy alto, por ejemplo, en la circunvalacion de granada, o en la de malaga, pero solo si el trafico es muy alto, y realmente resultas un obstaculo si te quedas en el derecho.

Pero si, has descrito a mi madre perfectamente.
Acojonada, con la mirada clavada al centro (y con orejeras como los burros, no vaya a mirar por el retrovisor), y que por comodidad, prefiere el central.

Enlace permanente al comentario
manumad

Ja,ja,ja,…. pobres madres, … todos llegaremos a esa edad. A ver las que liamos entonces. Lo importante es que en toda una vida de conducción hayamos aprendido a comportarnos en base a la seguridad vial. Los más jóvenes ( yo ya no lo soy tanto ) debemos aprender a identificar de antemano a este tipo de usuarios ( es fácil, ya desde lejos les identificas al acercarte a ellos, por su estilo de conducción, velocidad, etc. ) y ser comprensivos con su circunstancia. Nada de darle las largas, nadaa de pitarles al rebasarles por la izquierda,…perjudicaríamos aún más su estresada conducción y podríamos provocar un accidente.
Este tipo de usuarios, de edad avanzada y con inseguridad en su conducción, cuando se sitúan en el carril derecho también son peligrosos, pues, allí se colocan,y no se mueven, se empecinan. Es decir, que no facilitan la incorporación a los que intentan entrar en la autopista, y no se desplazan al carril central aunque haya sitio de sobra en el centro,…. podrían hacer hueco y posteriormente regresar al carril derecho , si así lo desean.Pero….
Un saludo.

Enlace permanente al comentario
luchana1

Chaval, un respeto a los mayores. Yo tengo carnet desde el 67, y he visto de todo.
Yo uso el carril central cunado llego a una ciudad grande, en la que la autopista la circunvala, y hay tropecientas salidas y entradas, y algunas salidas son por la izquierda. Pues me quedo en el carril del centro para poder elegir. Tambien voy por el carril central o el de la izquierda (si solo hay dos), cuando hay muchos camiones y seria un coñazo tener que cambiar de carril cada vez que tengo que adelantar a un camion. Y para los que intimidan a los que van delante, tengo yo una medicina un poco arriesgada: pegar un ligero pisoton al freno para que el intimidador se sienta intimidado.

Enlace permanente al comentario
ctwp

El carril central no es el más tranquilo,porque limita con el carril izquierdo donde circulan a gran velocidad.Y los del carril derecho sobrepasan también a los del carril central(si estos van más lentos).A parte de entorpecer a los del carril derecho en caso de que quieran adelantar o facilitar incorporaciones.Por tanto el más tranquilo no es.Habrá que buscar otras explicaciones a esta conducta.
El pánico no lo sufre exclusivamente el conductor de avanzada edad.

Enlace permanente al comentario
Biballo

Carretera de la Coruña 4 carriles y el derecho casi siempre libre, ni los camiones o autobuses lo usan. Muchos días subo hasta la sierra sin abandonarlo.

Saludos

Enlace permanente al comentario
elAntonie

Una pregunta. Si yo voy por el carril derecho (manias que tiene uno) en autopista de 3 carriles, y hay un centrista que va MAS DESPACIO que yo… Segun la norma, el tendria que pasarse al carril derecho, yo al central adelantarle y volver a pasar al derecho, pero como da la casualidad que es de los centristas (el carril central es el mejor, y yo no me muevo de aqui) tendria que adelantarle por la izquierda, y como el muchacho no se mueve, tendría que pasarme al carril izquierdo para adelantarle y pasarme otra vez al derecho, creo que hasta ahi, de acuerdo.

Pero da la casualidad de que, no sé como será la cosa o si estoy equivocado, cuando yo fui a la autoescuela, para que sea un adelantamiento, han de cumplirse 3 premisas.

1. Adelantar por la izquierda.
2. Hay que tener intención de adelantar.
3. Ambos coches han de estar en distintos carriles.

Si alguna de ellas falla, ya no es un adelantamiento.

Bueno,l pues en el caso que yo os expongo, NO TENGO INTENCION DE ADELANTAR, sencillamente voy más rápido que él.

En ese caso, estoy obligado a cambiarme de carril (él no se mueve, no hay nada que hacer respecto a eso) o puedo pasarle por la derecha??

La duda me corroe. ;)

Saludos

Enlace permanente al comentario
50972

elAntonie, esos requisitos que comentas con correctos, pero una vez que sigues tu marcha debes colocarte en el carril de la derecha siempre y cuando esté libre, claro. En un tramo recto de autopista o autovía con tres carriles, realizar un adelantamiento por la derecha o ‘pasarle’ por la derecha como dices, además de no tener sentido puede resultar peligroso para el que adelanta de forma incorrecta y para el resto de usuarios.
La postura de no moverse a sabiendas de que resulta ser un obstáculo para los demás es la que no entiendo, creo que se llama egopatía.
Un saludo

Enlace permanente al comentario
muchachoseguro

Y entonces, ¿cómo se resuelve al final? ¿Desplazándonos al carril izquierdo, adelantar y volver a la derecha? En tal caso habría que andarse con pies de plomo al situarse en el central durante el retorno de carriles(es decir, delante del “centrista”): puede acercarse un tercer conductor por el derecho a toda pastilla. Psicológicamente parecería menos peligroso ‘pasarle’ por la derecha que esta maniobra.

Enlace permanente al comentario
elAntonie

Al menos es lo que yo hago. Seguir por la derecha. Es mas, muchas veces, el centrista se da cuenta de lo que hace, y se echa a la derecha, una vez le he pasado.

Ignoro si mi punto de vista es correcto o no. lo que sé es que puede ser peligroso. No me gustaria nada de nada que el centrista le diera por echarse a la derecha, justo cuando estoy a su altura.

Saludos.

Enlace permanente al comentario
s63aut

Rebasar “sin adelantar” sólo es correcto en circulación densa, de lo contrario estás adelantando.

Lo correcto sería situarse tras el coche “de centro” y pedirle paso amablemente con las luces, sin agobiar, pero dejando clara nuestra intención de rebasarle; si pasa de todo o te saluda con el dedo anular (lo más frecuente), lo legal es pasarle por la izquierda (devolverle el saludo es opcional).

Enlace permanente al comentario
50972

Es lo correcto s63aut, no lo hubiera explicado mejor. Y si me permites dos cosas: las luces no estan para pedirle que nos deje libre el carril, para eso está el intermitente que lo verá igualmente y cuidadín con la distancia de seguridad por si las moscas. Voto positivo y saludos

Enlace permanente al comentario
s63aut

Las luces se pueden usar para pedir paso, aunque alguna gente parece que las utilice para intimidar.

Si ponemos el intermitente quizá no se percate de que está molestando, un ligero aviso puede hacerle entender que nos ha forzado a meternos demasiado a la izquierda, quizá, para evitar enfados, podamos hacer una ligerísima ráfaga justo al iniciar el adelantamiento.

Enlace permanente al comentario
Papapete

No se puede adelantar fuera de ciudad por el carril derecho,te expones a una multa y quizás un susto (que tambien te expones en el carril izdo porque el no uso de los retrovisores no entiende de lados).
Aún así te entiendo,yo personalmente suelo utilizar el carril derecho para circular siempre que se pueda y si toca adelantar por este carril porque estoy circulando permanente por el no dudo en hacerlo,se que está mal pero creo que una cosa es la norma y otra la norma de la calle,(al igual que en la circulación de las rotondas)

Enlace permanente al comentario
menos_16

A mi me resultan sumamente molestos este tipo de conductores.

Es incluso mas flagrante verlos circulando de noche, sin ningún trafico, por el carril central. Y yo circulando por mi carril derecho tengo que hacer 4 cambios de carril en lugar de 2 para poder adelantarles… si me pagaran 1 € por cada uno que me cruzo así…. no necesitaría trabajar, y no exagero.

Enlace permanente al comentario
napl

Pues yo soy de la opinion que se deberian de multar y perseguir esos comportamientos, y si no se sienten seguros para conducir o no son capaces de cumplir la normas pues que usen el transporte publico.
El conducir sin confianza es muy peligroso y genera conductas como las descritas de no moverse del carril central u otras mas curiosas como levantar el pie del acelerador al sobrepasar un trailer o autobus en autovias, llegando incluso a circular muchos metros en paralelo. Esta maniobra termina con la vuelta al carril derecho sin dejar distancia de seguridad delante del trailer o del autobus y las maldiciones del conductor del vehiculo pesado.

Enlace permanente al comentario
manumad

Al hilo de este comentario tuyo, napl, acerca de adelantar camiones, he recordado una situación en la que me ví involucrado, y, pienso que es interesante que la comente.
Vereis, circulando en autovía de tres carriles, por el carril central, me encontré un trailer de gran longitud delante de mí, a velocidad más o menos baja. Tendría que haberle superado por la izquierda y adelantarle. Pero, como la salida de la autovía que yo iba a tomar estaba próxima,y apenas había tráfico en la autovía, decidí ( incorrectamente ) rebasarle por la derecha y ya de paso, me colocaba dispuesto a salir de la autovía, como era mi deseo. Pues bien, justo cuando estaba en paralelo a el trailer por su derecha, el trailer decidió volver a su derecha. Aunque aceleré a fondo y a la vez yo pitaba como un loco, me iba cerrando el carril y al final pasé por los pelos con las ruedas derechas por el arcén. La situación era mucho más de pánico agravada porque estabamos pasando por un viaducto. Es decir, el trailer me hubiera tirado al vacío posiblemente ( si el pretil no hubiese aguantado).
Tiempo después leí que el punto muerto de visión de los camiones es precisamente la visión por la derecha justo a su lado. Su retrovisor derecho no les permite ver ese espacio ( donde yo, con mi pequeño Polo entonces, estaba situado ). Creo que los camiones más modernos este punto muerto de visión lo tienen superado, pero los más antiguos no. Así que ojo por adelantar por la derecha ( incorrecto ) pero sobre todo, ojo a hacerlo a camiones.

Enlace permanente al comentario
rascasse

Más bien multas por entorpecer el tráfico. Que por otro lado creo que sí las ponen, aunque más deberían poner.
Lo que no puede ser es que un “centrista” vaya por su carril central a 90. Otro que vaya a 105 use el carril izquierdo para adelantarle. Y con eso ya están entorpeciendo a los que vayan a 120.
Y estoy harto de vivir esa situación en la autovía del mediterraneo, entre Torremolinos y Mijas costa.

Enlace permanente al comentario
capreolus

Los carriles a la carta, no existen. Es cuestión de mentalizarse y utilizar el carril adecuado empezando por el de la derecha como norma general. Por supuesto, compartiendo los carriles con los demás sin llegar a ser un obstáculo.

Enlace permanente al comentario
napl

Mas bien por entorpecer la circulacion. A las multas no hay que tenerles miedo si hacemos las cosas bien. Tengo 12 años de carnet B, el A y el C y haciendo uso de los tres, no me han puesto una multa en esos 12 años.
Pero a lo mejor puedes dar una solucion mejor para que no existan las multas y todo vaya sobre ruedas.

Enlace permanente al comentario
ctwp

Los hay, quienes se instalan en el central y permanecen en el contra viento y marea.Pero y los que lo hacen en el carril izquierdo y se resisten ha abandonarlo,es una cuestión de honor, dando lugar a piques y ha no respetar la distancia de seguridad.Y finalmente, son echados(por cansancio y acoso) irrumpiendo en el central de cualquier manera.
!Ojo¡ que inmediatamente vuelven al “juego” y se instalan de nuevo en el carril izquierdo,a ver si tienen más suerte y esta vez son ellos los que echan alguno.!Que pena¡
Para los “ases y propietarios” del carril izquierdo no va con ellos el límite de 110km/h.Son los usuarios que más “saben y mejor conducen”.Los que consideran que los que van por el carril derecho son “peores y más cobardes”.En fin,!que lo disfruten¡luego a quejarse de los radares.
Tan nefastos son los “buenos de la izquierda como los malos del centro”:¡Todos tienen la razón”.

Enlace permanente al comentario
escargot

¡Me ponen mala los que se quedan a vivir en el carril central o el izquierdo! Si es alguien que va mucho más deprisa que yo enseguida lo pierdo de vista, pero si va más o menos como yo tengo que estar muy atenta por si le da por volver a mi carril o para no intentar rebasarle por la derecha. ¡Y estoy harta de pasar por esto todos los días!

Otra cosa que me encuentro a diario es una salida de la carretera (está desdoblada, pero no es autovía) por la que sale muchísimo tráfico. Quien se quede en el carril derecho se va a quedar parado porque esa salida absorbe más tráfico del que puede. Entonces, si tienes la mala suerte de no poder adelantar a todos los que están esperando su turno para salir, te toca parar y quién sabe cuándo saldrás, porque por la izquierda viene todo el mundo. Conclusión: vamos a meternos todos en el de la izquierda pero ya desde lejos. ¿Eso está justificado?

Enlace permanente al comentario
s63aut

A veces hay quien circula por el carril central porque el derecho está lleno de baches debido a los camiones, eso hay que reconocerlo aunque no nos guste, pero si alguien opta por ir por el centro, por favor, que sea consciente de que debe arrimarse a la derecha cuando se acerca otro coche más veloz por detrás.

Queda la duda de si vamos a tope de la velocidad máxima permitida y queda un carril libre a la izquierda, ¿por qué debemos dejar paso con dos carriles de adelantamiento si no deben adelantarnos?, eso ya es otra cuestión más filosófica, pero hay que ir por la derecha.

Antiguamente estaba permitido ir por el centro de la calzada en carreteras secundarias si no venía nadie, pero eso dejó de ser así hace años, quizá porque piensen que ese tipo de carreteras y esa ausencia de circulación son detalles de un pasado lejano.

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario