Unos nuevos neumáticos Michelin contribuyen a reducir las emisiones de CO2

Peugeot 308 con Michelin de baja resistencia

Hemos entrado en una era en la que cualquier pequeño detalle debe ser estudiado profundamente si de su optimización deriva una sustancial mejora medioambiental. Y esta máxima ha sido la que ha llevado a Michelin a desarrollar unos neumáticos de muy baja resistencia que resultarán en unas reducidas emisiones en el Peugeot 308.

La reducción de CO2 para cumplir con el Protocolo de Kioto está llegando a todos los rincones de nuestra vida cotidiana, y en el caso de los automóviles, ya no es suficiente con cuidar la aerodinámica y optimizar los poco eficientes motores térmicos. Es necesario dar un paso más, y eso es lo que han conseguido Peugeot y Michelin.

La participación del fabricante francés de neumáticos ha sido fundamental para que dos de las versiones del nuevo Peugeot 308 pudiera presumir de reducir las emisiones de CO2 por debajo de los 120 gramos por kilómetro. Y aunque las ventajas todavía no sean demasiado relevantes para los usuarios, al estar por debajo de la cifra de 120 g/km, estos vehículos no deberán pagar el impuesto de matriculación, según la nueva reforma del impuesto de matriculación que entrará en vigor el 1 de enero de 2008.

Los neumáticos de baja resistencia a la rodadura, en modelos de 15 y 16 pulgadas, contribuyen en la reducción de unos 5 gramos de CO2 por kilómetro, según Fréderic Saint-Geours, presidente de Peugeot. Sin embargo, la firma francesa de automóviles no será la única que se aproveche de este avance de Michelin, ya que no existe ningún compromiso de exclusividad con Peugeot, y cualquier marca de automóviles interesada puede montar los nuevos neumáticos de baja resistencia de Michelin.

Vía | Mundo Motor