Una lista de peticiones sencillas para 2013

Uvas de la suerte 2013
Estamos a pocas horas de que de comienzo la cuenta atrás para tomarnos las uvas esta Nochevieja, y dar la bienvenida al nuevo año 2013. Se nos llena la cabeza de buenos propósitos para el año entrante, nuevas metas, esperanzas e ilusiones, y yo no puedo ser menos. Por eso os traigo mi pequeña lista de peticiones para 2013, un resumen pequeñísimo de todo lo que dio comienzo en 2012 y que espero que continúe en 2013.

Para empezar, la petición más simple de todas: que el sentido común impere y que hagamos de la conducción un hábito saludable. Igual que lo de comer “cinco al día”, que salir a la carretera se convierta en un ritual de acciones controladas, prudencia y anticipación. Porque es muy saludable llegar al destino y disfrutar de nuestra vida normalmente y, además, es algo sencillo, a nuestro alcance.

Mi lista de buenos propósitos y deseos para 2013

Repasando el año veo cosas que espero que evolucionen en positivo el próximo año. Por ejemplo, las cifras de atropellos. En cinco años se registraron 68.000 atropellos, y eso son muchas personas involucradas en algo que, en muchos casos, es fácilmente evitable. Para los conductores, siendo conscientes de la presencia de peatones. Para los peatones, dándose cuenta de que las normas de circulación los incluyen.

En línea con los atropellos está, directamente relacionada, la velocidad de circulación por ciudad. Y de forma más genérica, los límites superiores en carretera, autovía y autopistas. Este es uno de los temas que me gustaría ver zanjado de la forma más eficiente en 2013. Se que es muy difícil y que no estará exento de polémicas, pero ya va tocando una resolución definitiva a un debate que se extiende ya por muchos años. ¿Será que nadie quiere mojarse en este tema?

Añadir seguridad a las calles y carreteras depende también de la edad de los coches que circulen por ellas. La edad del parque móvil español es un problema que, hoy en día, parece difícil de solucionar. Pero desde los niveles (hoy exagerados) de las emisiones de coches “antiguos”, pasando por los niveles de ruidos o los sistemas de seguridad activa y pasiva de que disponen, la opción es clara: renovar el parque para mejorar la seguridad de todos. Espero que 2013 proporcione un escenario económico mejor para poder empezar la revolución en este sentido.

La conciencia colectiva y, para reforzarla o poner en situación a la población, los controles antidroga por sorpresa son dos elementos a mejorar en 2013. La conciencia colectiva ayudaría a no estar tan obligados a controlar a los conductores. Pero los controles salvan vidas. El trabajo hecho a lo largo de los años en el caso del alcohol deja paso a los esfuerzos por erradicar el consumo de drogas mezclado con la conducción. Vale la pena el esfuerzo si conseguimos desplazar de la carretera a los conductores que no estén en plenas condiciones en cuanto a capacidad física y mental (por consumo de drogas o alcohol).

Nosotros, en Circula Seguro, intentaremos seguir al pie del cañón, día a día, acercándoos la actualidad en materia de Seguridad Vial, nuestras propias visiones del tema, cosas que creemos interesantes como nuestro Glosario de Sistemas de Seguridad, o seguir interesándonos y aprendiendo sobre el mundo y uso de la bicicleta. Son muchas cosas, muchas vivencias en un año, y lo mejor es que esperamos más cosas, y mejores, para 2013.

Mi deseo personal para todos vosotros es que sigáis con nosotros, y que siempre miréis hacia delante con optimismo. No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista, como decía un conocido. yo me quedo con la primera parte del dicho. Que paséis todos una feliz noche, que despidáis a 2012 con una sonora patada en el trasero, y que recibáis 2013 con los brazos abiertos.

Foto | jacilluch