Una campaña de sensibilización respecto al teléfono móvil que realmente sensibiliza

Anuncio seguridad vial Bangalore

Dos personas no hablan si una de ellas no quiere. De ahí deducimos que cuando hay una conversación, hay mutuo acuerdo. Pasándonos al ámbito de la seguridad vial, *hay dos culpables cuando hay una conversación al móvil en el coche*: el conductor, por descolgar, y el que llama, una vez sabe que el otro está conduciendo.

El primero de ellos sería “el brazo ejecutor”, mientras que el otro actúa como “cómplice”. Como no es suficiente con intentar sensibilizar al que descuelga el teléfono, también hay que trasladar a las personas que nos llaman que si estamos al volante, *la conversación debe cesar, aunque use un teléfono manos libres*.

*También distrae*. Sensibilizar al segundo colectivo es complicado, sobre todo si no es un mensaje con fuerza, pero en la campaña de seguridad del estado de Bangalore (India), se les ha ido la mano un poco con el gore, y me ha salido un bonito pareado que no hay quien lo mejore.

Anuncio seguridad vial Bangalore

“No hables mientra él/ella conduce”. El resto del mensaje visual es totalmente directo. No te saltará la sangre por el auricular si el conductor sufre un accidente, pero como mínimo, puede ser la llamada más angustiosa y desesperante de tu vida si algo sale mal.

Son producto de la agencia Mudra, de India, *y su contundencia es comparable con la de la DGT en sus mejores años*, en la que los coqueteos de los publicistas con el género de la sangre y las vísceras eran dignos del director Quentin Tarantino. No siempre la sordidez vende, pero está claro que hay veces que no deja indiferente.

El éxito de una campaña radica en que su mensaje cala, y yo creo que esta campaña caló en mucha gente. Volviendo al tema que nos ocupa, *es posible que al informar al conductor de nuestra intención de terminar la llamada por su seguridad, este nos tranquilice y diga que no pasa nada*. Pues por si acaso…

Anuncio seguridad vial Bangalore

Basta con un “llámame cuando pares, o dame un toque y entonces te llamo yo. Un beso/saludo/abrazo”. Así de sencillo. *Lo malo es cuando no te das cuenta que tu interlocutor está conduciendo*, dependiendo del coche y del manos libres (y su sistema de filtrado de ruido) puedes pensar que está en el salón de su casa con zapatillas de conejo.

Mientras hablamos por el móvil, el que no conduce no puede saber las circunstancias en las que estamos sumergidos en ese momento, *y a diferencia de un pasajero físico en el coche, no puede avisarnos de cualquier riesgo*. Lo que sí podemos hacer es colgar. Seguro que puede esperar un poco el tema de conversación.

Vía | “Ni me va, ni me viene”:http://blogs.km77.com/nimeva/4286/no-le-llames-si-esta-conduciendo
Fuente | “Ads of the World”:http://adsoftheworld.com/taxonomy/brand/bangalore_traffic_police
En Circula seguro | “Si lo sabes, no me llames”:http://www.circulaseguro.com/2010/01/06-si-lo-sabes-no-me-llames