Un sistema de detención automática del coche, patentado en Huesca y premiado en Ginebra

Frnada
El mundo está lleno de ideas, buenas y malas, pero a las buenas hay que premiarlas y reconocerlas. En este caso nos encontramos una noticia que cuenta cómo Alfredo Pallás Foncillas, natural de Huesca, ha patentado un sistema de detención automática del coche, concebido para lidiar con situaciones extremas como la perdida de consciencia del conductor.

Un infarto, un microsueño o cualquier tipo de desvanecimiento son situaciones muy peligrosas al volante, pues en el tiempo que pasamos sin estar con mil ojos sobre el asfalto recorremos una gran cantidad de metros indeterminada. Para estas situaciones en nada nos ayuda el BAS, por ejemplo, o de poco vale, a veces, los detectores de cambios de carril.


Como solo tenemos al alcance la patente del invento, nos falta aclarar algún detalle como, por ejemplo, cómo detecta el sistema que se ha producido una incidencia como las descritas (cómo se detecta un infarto). De todos modos, viendo las especificaciones del invento podemos pensar que se trata de un sistema reactivo, a diferencia del asiento de Ford, es decir, que mediante los sensores de proximidad y el microprocesador que se describen, se pueden detectar las situaciones de emergencia y actuar sobre los sistemas de detención.

Además, esta detención se haría de forma segura, es decir, que no solo se actúa sobre los frenos, sino también sobre el embrague. Hay una frase un tanto difusa, extraída de la noticia que citamos abajo, que dice: “El premio me lo dieron por el diseño de un sistema de seguridad para coches que se activa cuando un conductor sufre un infarto y consigue que el vehículo se detenga sin peligro y se pare el motor para que no se incendie“.

Por lo que me ha parecido, el sistema funcionaría también en caso de detectar un obstáculo, pero en lugar de cuestionar el detalle de la patente (que he leído, pero sobre la que no he entrado en excesivo detalle), hay que comentar que es una idea muy interesante. Simplemente se propone dotar a los coches de una serie de detectores (o aprovechar los ya presentes), añadir electroimanes, un microprocesador que lea la información que llega de los sensores, y que actúe sobre los electroimanes, y pocos detalles más.

Todo esto surgió a raíz de haber sido, Alfredo Pallás, testigo de un accidente provocado por un conductor que había sufrido un infarto. Tras ver el suceso, decidió investigar cómo se podría detener un coche que circulase solo, sin nadie al volante, para evitar cualquier tipo de siniestro. El fruto de esos años de investigación tiene ahora la forma de patente, y habrá que esperar a que se pueda poner en marcha, o no, y ver cómo se puede sacar adelante esta idea.

Sea como sea, le deseo suerte a don Alfredo. Probablemente habrá alguna dificultad en el camino, pero nadie le podrá quitar el mérito de haber ideado este sistema, y de haber puesto un esfuerzo y un interés genuino en combatir la inseguridad vial, y eso es algo que no se ve todos los días, o al menos, no tantas veces como desearíamos.

Si alguien tiene curiosidad y quiere profundizar, aquí puede encontrar el texto completo de la patente de Alfredo Pallás.

Vía | El periódico de Aragón
Foto | Dougww

  • manuzar

    Bueno, tampoco me he leido la noticia a fondo, pero supongo que no deja de ser un sistema de hombre muerto, originario del ferrocarril. Un conductor que se desvanece deja de ejercer presión sobre el volante y sobre los pedales, por lo que sería fácil que mediante sensores se pudiera comprobar la falta de presión simultánea en estos puntos de chequeo y conseguir que el coche se detuviera automáticamente

    Si eso sucediera en una vía urbana, no debería haber mayor problema. Pero si sucede en circulación en autovía…. a pesar de que la teoría es que todos debemos guardar la distancia de parada al vehículo que nos precede….. menudo susto si el coche que tenemos delante se queda clavado de manera inesperada. Porque no es lo mismo que estés circulando en autovía y ya veas que el vehículo que tienes delante va a reducir velocidad porque por delante de él, a su vez los vehículos también están circulando más despacio, que se quede literalmente clavado delante de tí de manera inesperada en un instante.

    Quizá el siguiente paso en la evolución de este sistema es que el vehículo pueda detectar la existencia de un arcén lateral y pueda desplazar y detener el vehículo allí. Pero…. ¿ y si circulas por el carril central de una autovía de tres carriles… ?

    • escargot

      Es posible que sea como dices tú, pero no lo sé. La noticia no da nada de información. Se centra en decir que este señor ha hecho muchas cosas pero sin explicar ninguna.

      Me quedo con esta frase dicha por él mismo:

      “No conseguí financiación aquí y se fabrica en Alemania.”

      Espero que tenga más suerte con el infrafré. Si hubiera nacido en otra parte, su invento ya estaría salvando vidas. Como no es así, una noticia, qué guays somos los aragoneses y a olvidarse de él.

  • Muy buena iniciativa y gran sistema. Cosas así son las que hay que fomentar en España y dejarse de Fútbol y patrañas absurdas. La tecnología basada en la ciencia genera industria y aporta un beneficio económico inmenso para el país.

  • manuel carretero del

    Si todo esto está muy bien, le deseo mucha suerte a ese Sr lo que pasa
    es que en España nuestros gobernantes no hacen las cosas como tienen que hacerlas.

    Hace ya unos años y puede que quienes lean esto se rian yo patenté el
    carnet con “PUNTOS”.Si fué en el siglo pasado año 1996, ha llovido un
    poco,se trata de un carné o carnet el cual hay que meter en el coche el cual sin duda alguna lo tiene que dar la DGT al haber superado un
    examen,en el caso de conductores veteranos hacer el correspodiente cambio.
    Todo esto que os cuento lo saben bien tanto Rajoy como Zapatero con
    sus correspondientes Ministerios.
    El nombre de la patente es un tanto rebuscado po si alguno tiene un
    interés en localizarlo a traves de INTERNET
    Sistema para control de un vehiculo automóvil y su conductor.
    Un saludo para todos
    Manuel Carretero Delgado