Un poco de humor contra alcohol y drogas al volante

Drogas que hay que evitar al conducir

Para que no os quejéis de que somos aburridos, os dejo un breve vídeo que cuenta con un humor algo facilón por qué alcohol, drogas y conducción son incompatibles. Está en alemán y subtitulado en inglés, pero por si acaso hay alguien que ni lo uno ni lo otro, a continuación ofrezco una traducción-explicación de andar por casa.

Espero que nadie se sienta ofendido por este sketch. En Circula Seguro creemos que la única tasa de alcohol segura es 0,0 y que el consumo de drogas y sus efectos latentes sobre el organismo se llevan francamente mal con la conducción. Sin embargo, los controles que realiza la Policía durante los fines de semana siguen demostrando que hay conductores a los que esta lógica no les entra en la cabeza, así que hoy lo vamos a intentar de otra manera. En cualquier caso, no estamos frivolizando con el tema.

10 drogas que no deberías consumir… al volante.

1. Heroína. Sin palabras. El conductor lo tiene crudo para calentar su dosis y sujetarse la goma mientras conduce.

2. Canabis. “¿Un stop? Ji, ji, ji…” – ríe el conductor, que prosigue la marcha sin importarle un pimiento lo que pase a su alrededor.

3. LSD. Sin palabras. La alucinación del conejo es brutal… pero muy cierta.

4. Cocaína. “¿Derecha o izquierda, derecha o izquierda? ¡Qué más da! ¡Más rápido!” – grita el conductor en plena efervescencia de la droga esnifada.

5. Alcohol. Sin palabras. Me quedo con el detalle de los limpiaparabrisas, que dice mucho del estado en que se encuentra el conductor.

6. Valium. Sin palabras. El conductor cae literalmente dormido sobre el volante del coche y hace sonar el claxon mientras sigue su camino.

7. Éxtasis. Sin palabras. Subido al techo de su coche, el conductor recuerda al Neng, y es que el éxtasis lo desconecta por completo de la realidad.

8. Pegamento. Sin palabras. El conductor se queda con la cara enganchada al volante.

9. Absenta Se aparece la legendaria Hada Verde de los consumidores de esta fuerte bebida, que conjura: “que desaparezcan todos los coches y todos los semáforos”.

10. Todas juntas. Sin palabras. El conductor está literalmente ido. Del coche, sólo le queda el volante entre las manos. El resto no forma parte de su mundo.

Se puede decir más alto, pero no más claro: Alcohol y drogas son incompatibles con la conducción. Si conoces a alguien que no lo crea así, deja que le eche un vistazo a esta parodia, a ver si cambia de parecer…

Vídeo | attentionn00b (Gracias, Lucía)

En Circula Seguro | 2008: El 40% de los muertos tomó drogas

  • Le dejaríamos un arma de fuego a un borracho o drogado?