Un médico, ¿tiene potestad para retirar el permiso de conducir?

fonendoscopio

La tarea de conducir, como actividad habitual, implica, además de la responsabilidad que conlleva hacer uso de un vehículo por las vías públicas, una disposición que va en relación al estado físico y psíquico del conductor. Es decir, la persona a los mandos de cualquier vehículo tiene que llevar su control de manera atenta con plena capacidad de sus facultades para desarrollar una conducción normal y sin riesgos dentro de cualquier escenario vial.

La simple expedición de la autorización para poder conducir un vehículo de cualquier tipo no sólo tiene fecha de caducidad sino que además precisa de unas revisiones periódicas. Es tan simple como acudir a un Centro de Reconocimiento de Conductores cada vez que tengamos que renovar nuestro permiso de conducción. Pero… ¿y si nuestro médico de cabecera ante una visita, bien por propia iniciativa o por enfermedad, nos recomienda no hacer uso del coche?

¿Existe coordinación entre DGT y Sanidad?

Si hacemos uso de cualquier vehículo incumpliendo las recomendaciones de un facultativo sobre la incompatibilidad de conducir mientras padecemos un episodio de enfermedad o bajo medicación, puede que durante nuestro desplazamiento, a los mandos de cualquier vehículo, tengamos un siniestro vial poniendo en peligro nuestra vida y la de los demás. Por lo tanto, a sabiendas de nuestro estado y bajo prescripción médica, sería una temeridad conducir teniendo mermadas nuestras capacidades para poder desarrollar una conducción normal.

Precisamente, durante estos días ha salido en prensa el interés de la DGT por conocer el estado de salud de aquellas personas con posesión de permiso de conducir y que tras la visita médica han sido advertidas para que no conduzcan durante un tiempo o incluso de forma definitiva. Un dato que sólo se conocía a través de los Centros de Reconocimiento de Conductores y a la hora de renovar nuestra autorización para conducir. Pero y para los casos fuera de ese plazo, ¿tiene conocimiento la DGT?

Queremos pensar que se trata de una mera comunicación entre los responsables de salud y las jefaturas provinciales de tráfico más próxima al paciente para iniciar el proceso de revocación temporal o permanente de la autorización para poder conducir. O por lo menos que quedara constancia, de alguna forma, de que la persona que se encuentre bajo enfermedad o medicación, en caso de sufrir un siniestro vial sería ella la responsable, aunque para ello se implique directamente el médico por entenderse de que el interés social está por encima del derecho de la persona a conducir.

¿Sabe el médico quién tiene o no permiso de conducir?

Sabemos que existen casos de siniestros con ocasión del tráfico en donde la causa del suceso vial ha sido una posible enfermedad súbita, como, un mareo, un ataque al corazón, etcétera, y que por resultar de difícil apreciación los síntomas previos durante la conducción, a simple vista, poco podemos hacer. Aunque luego pueda comprobarse pero en un principio no podemos hacer nada, salvo que el mismo conductor, a pesar de su estado, pueda controlar la dirección del vehículo y ponerse a salvo.

Por supuesto, hay casos en que los Agentes de tráfico puedan detectar conductas irregulares en la conducción ante una infracción al reglamento de circulación y que luego tras comprobarse el estado del conductor pueda achacarse esa conducta a una posible ingesta de alcohol o drogas. Pero, habrá casos al volante en que situaciones emocionales en la persona, edades avanzadas, incapacidad para conducir ante la pérdida de visión y no usar lentes, vehículo no adaptado a las circunstancias del conductor y que por su minusvalía le corresponda, etcétera, pueden “in situ” prevenirse con la inmovilización del vehículo pero que de nada servirían si no hay constancia de la recomendación o prohibición por parte de la Administración que tiene la competencia en la expedición y retirada de los permisos de conducir.

Seguro que hay soluciones. Desde la comunicación electrónica aprovechando los medios de información hasta la potestad de los médicos para poder informar primero al paciente sobre la invalidez provisional de su autorización para conducir y luego a la Administración sobre la decisión tomada en cuanto a la conveniencia de un nuevo examen para comprobar el estado del conductor, el plazo de que dispone hasta la renovación o, en su caso, la pérdida por sus condiciones negativas para poder conducir un vehículo con seguridad.

Vía | El Confidencial

Foto | ec-jpr

En Circula Seguro | La inexistencia de una ITV para el factor humano

  • Francisco

    Buen artículo referente al reconocimiento médico y, además, complementando si se debe realizar las diferentes pruebas para la obtención de la licencia, o en este caso en concreto la renovación.
    Un cordial saludo.

  • carmehuguet

    Un médico no tiene potestad para retirar el permiso de conducir. Los centros de revisiones médicas si pueden y deben en los casos necesarios, conceder certificados médicos con la condición de desfavorable para la conducción de vehículos. Pero la retirada del permiso de conducir sólo puede ser realizada administrativamente por parte de las Jefaturas de Tráfico o judicialmente por parte de los Jueces Magistrados. El médico de cabecera puede recomendar no conducir, pero, si no se cambia el sistema, desgraciadamente, sólo el conductor dejará de hacerlo si es responsable de su conducta. No estaría de más que existiera un cruce de información entre los médicos de cabecera, centros médicos y las Jefaturas, pero sólo de la información concerciente a la capacidad o no para conducir vehículos. También debería valorarse de igual forma el estado psicológico/psiquiátrico. Pero hay que ser muy cuidadosos con toda esta información, porque podríamos incurrir en delito de protección de datos, si no se maneja de forma correcta.

  • aledbar

    Los psicotécnicos deberían cerrarlos. Solo son un trámite.
    Debería tener implicación directa el médico de cabecera, y determinados especialistas (ORL, oftalmología, psiquiatría,etc).
    Cualquier médico de familia (via formación MIR) sabe infinitamente más que los licenciados que se han metido a trabajar en psicotécnicos. Y no hablemos de la formación de algunos extranjeros…

    Creo que en los 4 reconocimientos que llevo, en ninguno me hicieron el chequeo completo que debían. Menos mal que estoy sano…

    Otro asunto:
    Y qué hacemos con los emigrantes retornados, con carnés europeos “sin renovación” a partir de los 65a?? Ninguno convalida el carne para que no le obliguen a revisiones cada 1-2 años. Otro riesgo para ellos y los demás

  • servinorpreven

    Vamos a plantearlo desde otra óptica. Imaginemos que somos un conductor profesional y que el médico que nos examina es un médico del trabajo en un examen de vigilancia de la salud.

    En caso de no considerarnos aptos para el puesto de trabajo, puede declararnos no aptos para nuestro trabajo habitual en el certificado de aptitud, teniendo la obligación de comunicarlo a la empresa (siendo el informe de la revisión médica confidencial y únicamente conocido por el trabajador), debiendo la misma cambiarlo de puesto de trabajo hasta que exista un informe favorable que avale su regreso a su puesto (en caso de que esto sea posible. Pero en inicio, no se conoce la obligación de comunicarlo a las autoridades encargadas de la seguridad vial, por lo tanto esta persona podría seguir conduciendo su vehículo particular, hasta que sea detectado por el centro de reconocimiento de conductores.

    http://www.servinorprevencion.com

  • alicia

    Buenas! Tengo una pequeña duda a ver si alguien podría ayudarme ya que no encuentro nada de información por la red. Resulta que a mi tío se le caducó el carnet de conducir y al no usar el coche pues no lo renovó. Ahora quiere volver a coger el coche por lo que acudió al centro de reconocimiento para obtener el certificado y siendo sincero con el personal comentó con al responsable que había pasado hacía años por una depresión que le había dejado incapacitado para trabajar y que se medicaba, pero que ya estaba con el mantenimiento y que ni siquiera tenía que ir al psiquiatra, sino que tan solo le habían ordenado visitar al médico de cabecera para el tema de recetas y tal. Pues bien, no le quisieron hacer el reconocimiento y le dijeron que tenía que aportar un informe médico que certificara su aptitud para conducir y la no afección de los medicamentos para ello. Mi consulta es: que debe de poner en este informe? existe algún modelo específico? qué datos tienen que aparecer? ha de ir firmado y sellado con el cuño del colegiado verdad? Os agradeceré enormemente la ayuda. Saludos!

    • Capreolus

      Pienso que si el mismo centro de reconocimiento le ha denegado la renovación del permiso de conducir es porque tendrá sus motivos. No obstante, el original o copia del mismo examen médico médico, psicotécnico o reconocimiento no superado en dicho Centro podrá servir recurrir ese dictamen ante la Jefatura Provincial de Tráfico que es la que expide en última instancia la autorización para conducir. Otra cuestión es si podrá o no conducir con alguna limitación en base al historial clínico del conductor.

  • mar

    Alguien me puede contestar? fui al examen medico para renovar el permiso de conducir y después de pasar todas las pruebas satisfactorias, me dijo la doctora que tenia una vista perfecta y es ahí donde yo metí la pata y le dije que me habían operado entonces me rechazó porque quería un informe medico de la operación, yo no se lo quiero llevar porque pienso que al medico no le interesa ¿que puedo hacer?

  • Pingback: ¿Abordamos ya el problema sobre personas mayores y conducción o esperamos un poco más? | Valencia News()