Un informe de Consumer revela grandes diferencias de precio entre las zonas azules de 18 capitales

Zona azul

Un estudio publicado por la revista Consumer sobre las zonas azules de 18 ciudades españolas confirma algo que sabe cualquier conductor mínimamente viajado: cada ciudad es un mundo, tiene sus normas, sus códigos internos y sus tarifas a la hora de alquilar espacios públicos donde estacionar un vehículo por tiempo limitado.

A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Granada, Logroño, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza han sido las capitales analizadas. De ellas destaca Barcelona como la ciudad más cara para dejar el coche en plena calle, mientras que Murcia es la ciudad donde resulta más barato.

El informe es exhaustivo y recoge aspectos como el funcionamiento de las máquinas recaudadoras, el nivel de vigilancia de las zonas, la dificultad de encontrar un sitio para aparcar, la diversidad de franjas horarias para pagar y la cultura multicolor a la hora de pintar zonas de estacionamiento controlado. Sobre este último punto, hay que tener en cuenta que, además de zonas azules, las hay rojas, naranjas y verdes.

Esto de los colores variados no es nada que regule el Reglamento General de la Circulación, sino que se recoge en las ordenanzas municipales de cada lugar. Y hay que recordar que el desconocimiento de la Ley no exime de su cumplimiento. Por eso, más vale tener presente la rica paleta cromática de los ayuntamientos de España antes de estacionar en una zona de pago sin saberlo y encontrarse a la vuelta con un papelito de la grúa en una ciudad desconocida.

Vía | Revista Consumer