Un estudio de la FUNDACIÓN MAPFRE revela que muchos niños discapacitados no viajan de manera correcta

S.R.I.

La FUNDACIÓN MAPFRE ha realizado recientemente un estudio denominado “Los niños con necesidades especiales y su seguridad en el automóvil” y en el que se han analizado cómo deben viajar en vehículos particulares los 60.000 menores que hay en España y que sufren algún tipo de discapacidad.

Los menores con, por ejemplo, autismo, espina bífida, parálisis cerebral o que hayan nacido de forma prematura necesitan unos cuidados especiales que deben mostrar su continuidad cuando se desplazan en vehículos, de forma que su seguridad no se vea mermada.

Los asientos homologados para niños discapacitados

Los problemas, o mejor dicho, las carencias se presentan desde muchos frentes simultáneamente. Por ejemplo, el abanico de sistemas de retención infantil que actualmente existen en el mercado es más bien escaso. Estos están homologados de igual forma que los convencionales, es decir, según el reglamento ECE R44/04 pero con las siguientes diferencias:

* El símbolo “S” debe aparece en la correspondiente etiqueta de homologación.

* El sistema primario de sujeción debe ofrecer el exigido nivel de protección en cualquier posición del sistema de retención y sin que se usen los sistemas adicionales de retención que puedan existir.

* Se admite que los sistemas adicionales de retención reduzcan la velocidad con la que un niño sea sentado o extraído del asiento infantil. Sin embargo, dichos sistemas adicionales de retención deberán diseñarse de modo que puedan ser desabrochados tan rápido como sea posible.

S.R.I.

* Los sistemas adicionales de retención deberán ser también diseñados para evitar riesgos de montaje incorrecto y deberán ser desabrochados y manipulados de un modo que resulte inmediatamente obvio para un rescatador en caso de emergencia.

* Las pruebas dinámicas deberán realizarse dos veces: primero, usando únicamente el sistema primario de sujeción y, segundo, con todos los sistemas de sujeción en uso. Deberá prestarse especial atención a la comodidad, localización y presión ejercida por el arnés o cualquier otro sistema de sujeción sobre el cuerpo del niño.

* Una parte de los requisitos relativos al mecanismo de cierre (la hebilla de cierre) son únicamente aplicables al sistema primario de retención.

* La siguiente información deberá ser claramente visible en el punto de venta y antes de que se extraiga el asiento de su envoltorio o empaquetado: “Este «sistema de retención para necesidades especiales» está diseñado para ofrecer apoyo adicional a los niños que tienen dificultades para sentarse correctamente en los asientos convencionales. Consulte siempre a su médico para asegurarse que este sistema de retención es adecuado para su niño”.

El asesoramiento y el trato específico

Cada niño es diferente y más si hablamos a estos niveles. Por ello, uno de los aspectos que más se destacó en el informe realizado por la FUNDACIÓN MAPFRE ha sido el que tanto los médicos como los pediatras asesoren en profundidad a los padres o tutores sobre dos puntos fundamentales: por un lado, qué sistemas de retención infantil hay disponibles y cuáles son los más adecuados para transportar a los niños según sus necesidades.

Por otro lado, los pediatras deben también comunicar a los padres sobre las alternativas de movilidad posibles, ya que no todos pueden adoptar las posturas que le fijen por ejemplo, un asiento situado en la parte trasera. En algunos casos, la única forma de desplazarse será con el niño tumbado y retenido con arneses construidos a tal efecto.

Por último, pero igual de importante, el asesoramiento psicológico. Viajar con niños siempre es complicado y requiere sus técnicas tanto a nivel de cuidados como a nivel de entretenimiento, siendo en el caso de los niños discapacitados mucho más necesarios.

El estudio “Los niños con necesidades especiales y su seguridad en el automóvil”, que podéis consultarlo en su totalidad en el enlace que os mostramos al final, concluye que todos los niños, independientemente de su condición física o psíquica, tienen derecho al máximo nivel de seguridad cuando se desplazan en el automóvil, y que un viaje cómodo y agradable es un viaje seguro.

Fotos | Depone, Bobby Dawn White
Informe completo | FUNDACIÓN MAPFRE
Vídeo | Youtube