Un coche en mal estado podrá ser considerado delito

itv.jpg

Mucho se ha hablado, se está hablando y se hablará sobre los últimos cambios de la nueva Ley de Seguridad Vial. Estos cambios representan en la mayoría de los supuestos un endurecimiento en las sanciones, y en otros se hace más blanda. Y como siempre nunca llueve a gusto de todos.

Hoy, habrá muchos días para hablar del resto, me voy a centrar en una de los cambios, de los que se endurece, que quizás muchos pasen por alto. El tema de las multas y el supuesto afán recaudatorio de la DGT da mucha para muchas más líneas que otros cambios que a priori también tratan de conseguir que en nuestras carreteras, todos circulemos más seguros.

A partir del 25 de mayo, el buen estado de nuestro vehículo será un detalle a tener muy en cuenta. Las cifras dicen que uno de cada cinco coches que circula por nuestras carreteras suspende la ITV. Esto hace que en un buen número de accidentes, un vehículo que no está en condiciones forma parte de la ecuación.

Por ello, la nueva reforma en la Ley de Seguridad Vial perseguirá estos casos. El fiscal podrá actuar por la vía penal cuando se confirme que el mal estado de un vehículo ha sido la causa de un accidente. Por ejemplo, si unos frenos o unos neumáticos están en mal estado han sido el origen del siniestro, se podría considerar como un homicidio imprudente.

Con la crísis, mucha gente se piensa dos veces llevar al coche a la ITV para ahorrarse unos eurillos. Ahora esa simple decisión costará un poquito más. Ya no sólo por el hecho de que nos estamos jugando nuestra vida directamente, sino que podremos ser responsables de otras víctimas. Y eso será tanto los particulares como las empresas. Un vehículo de empresa que no reúna los requisitos podría poner en el estrado a la empresa propietaria del vehículo.