Un coche cuanto más viejo es menos seguro, pero no todos de la misma manera

Crash-Test-Euro-NCAP-2014

Últimamente se está hablando del envejecimiento del parque de vehículos automóviles de España, que acarreamos desde hace varios años, principalmente porque la grave crisis económica ha hecho que mucha gente ya no tienga empleo, gane menos dinero o aún conservando su empleo la incertidumbre e inseguridad a qué puede pasar les hace ser más prudentes y ahorrar.

De esta manera las ventas de automóviles nuevos han bajado mucho, y es cierto que envejece el parque de automóviles, pues entre que se renuevan menos coches y que se estira la vida de los coches un poco más, resulta que del orden de la mitad de los coches que están dados de alta en España según la DGT tiene ya más de diez años.

Airbags-01

Lo que más causa accidentes es el factor humano, no lo olvidemos

Ciertos actores sostienen que los coches más viejos son menos seguros, y que eso es un peligro. Claro que llevan parte de razón, pero no podemos olvidar que el principal factor de los accidentes de tráfico es el factor humano, que está presente en aproximadamente el 75% de los accidentes. Es decir, hablamos de un despiste, una imprudencia, falta de pericia, sueño, alcohol, etc… Es por eso que si bien hay que informar, tampoco se debe alarmar más de la cuenta.

En principio un automóvil cuanto más viejo es menos seguro. Esto se debe a una cuestión doble:

– Con el pasar de los kilómetros y con el pasar de los años, como cualquier máquina, hay elementos y componentes que se desgastan y deterioran, y desde este punto de vista, si tenemos una dirección, una suspensión, un sistema de frenado, unas ruedas, o cualquier otro, gastados y envejecidos, peores prestaciones tendrá nuestro coche (peor adherencia, peor frenado, etc) y más riesgo habrá de que algo falle. Cierto.

– Del mismo modo, debido al progreso de la tecnología, en los coches nuevos se van incorporando avances en la fabricación, como aceros más resistentes, o nuevos equipamientos de seguridad que mejoran la seguridad activa y pasiva. Podemos poner como ejemplo los cada vez más airbags que montan los coches, los sistemas de frenado autónomo, o mismamente el control de estabilidad ESP, que no se hizo obligatorio hasta el 1 de noviembre de 2011. Esto no se puede negar.

frenos-de-disco

Un coche puede ser viejo, pero bien conservado y mantenido

Ahora bien, ¿se puede asegurar por ejemplo, con carácter general, que un coche con más de diez años es menos seguro que un coche nuevo? Pues depende:

– Hay coches que con algo más de diez años (pienso por ejemplo en mi propio coche), ya montaban sistemas de seguridad, probablemente opcionales en su día, y ahora de serie, pero que no tienen nada que envidiar a los que trae un coche equivalente nuevo: por ejemplo los airbags, el ABS o el control de estabilidad ESP. Muchos coches nuevos todavía no aportan más ventajas en este sentido.

– Y además es tanto más importante que la edad del vehículo, el correcto mantenimiento del mismo. Por eso hemos repasado los últimos meses la importancia de estar atentos al desgaste de los frenos, así como tener en buen estado los amortiguadores, y por supuesto llevar bien la presión de los neumáticos, y vigilar el desgaste de los mismos.

Podemos tener un coche bastante nuevo por edad, pero con muchos kilómetros, y un mal mantenimiento, y tener un coche más peligroso que uno más viejo, pero cuyo propietario entiende que la seguridad depende de que todo funcione bien, y lo mantiene adecuadamente, sobre todo en los aspectos más importantes, como son las ruedas, amortiguadores y frenos.

Por tanto, no debemos exagerar ni generalizar, y sobre todo debemos recordar que un coche no solo es cuestión de comprarlo y olvidarnos luego de él, sino que también es cuestión de realizar las revisiones y operaciones de mantenimiento y sustitución de componentes según sea necesario, para que siga funcionando óptimamente. Desafortunadamente la crisis económica también reduce nuestra capacidad para gastarnos dinero en esto, pero no podemos olvidar que nuestra seguridad depende de ello.

En Circula Seguro | El mantenimiento preventivo y la seguridad vial

  • juano

    Creo que el artículo está bien enfocado; no se pasa de catastrofismo e indica claramente las causas y consecuencias del envejecimiento del parque de vehículos, siendo la principal la falta de recursos para renovarlo.
    Echo en falta que se apunten soluciones, y de la misma forma que se ha inventado el plan PIVE para ayudar a la renovación del coche, debería haber algún estímulo para los que, aún así, no dispongan de recursos para comprar coche nuevo y necesiten desplazarse con el que tienen, y con la mejor seguridad.
    ¿Por qué no se eliminan los impuestos que gravan las piezas de recambio que forman parte de los puntos “clave” de la seguridad del coche?. Pienso en frenos, dirección, suspensión,… Un saludo.

  • s63aut

    Yo tengo dos S40, uno de cada generación, el nuevo con 9 años y el anterior con algo menos de 16, en ambos me siento muy seguro, al menos comparado con coches corrientes nuevos, antes los consideraba el tope de seguridad, en su categoría y quizá en alguna más elevada que la suya, ahora sé que no son lo más de lo más, pero cumplen correctamente.

    Tienen pocos kilómetros y los tengo bien cuidados y revisados, es cierto que uno nuevo les puede ganar en ciertos detalles, por ejemplo, en más antiguo no tiene ESP, pero ni por lo más remoto me di por aludido al llegarme la carta por tener más de 10 años uno de ellos.

    No se puede generalizar, tampoco se podrían dar por seguros mis coches si no cuidara frenos, neumáticos y suspensiones, pero está claro que, al igual que las personas, cada coche es un mundo.