Un badén que sólo afecta a los conductores que sobrepasan el límite de velocidad

Badén inteligente

Los badenes son una forma muy efectiva de obligar al conductor a reducir su velocidad al pasar por un determinado lugar, sin embargo tienen un claro inconveniente: perjudican también a aquellos que circulan a una velocidad legal, ya que nos los podemos encontrar en una zona limitada a 40 km/h, y tratar de superarlos a esta velocidad es bastante perjudicial para nuestra comodidad y, sobre todo, para nuestro vehículo.

Un joven malagueño ha patentado un sistema que permite compaginar la seguridad con la comodidad: un tipo de badén inteligente que se eleva únicamente si el vehículo circula a una velocidad excesiva.

Funciona de la siguiente forma: en vez de tener una superficie elevada rígida, está formado por unas bandas huecas que se rellenan con un líquido. Cuando un coche se aproxima a una determinada distancia, el líquido comienza a moverse para vaciar las bandas, pero si la velocidad del coche es demasiado rápida no dará tiempo a vaciarse del todo y se encontrará con unas protuberancias que hacen el mismo efecto que un badén tradicional. Por otra parte, si la velocidad es adecuada, el firme será plano y no molestará al conductor.

La velocidad con la que este líquido se desplaza es configurable, por lo que es posible adaptar el sistema a distintos límites de velocidad. Aunque la idea es muy buena, posiblemente tenga el problema de que su coste será superior al de los sistemas tradicionales.

Vía | “Terra Motor”:http://motor.terra.es/motor/actualidad/articulo/baden_actua_infractores_37427.htm