¿Todos a la cárcel? Ni de coña

Prisión

Uno de los comentarios que suscitó la reforma del Código Penal fue que el nuevo escenario legal supondría llevar a todo el mundo a pasar una temporada a la sombra, por aquello de que nadie conduce correctamente y todo hijo de vecino pasaría a ser criminal de guerra con sólo salir a la calle.

Nada más lejos de la realidad. El delegado de Seguridad Vial de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, José Poyatos, lo deja claro en esta entrevista: los medios de comunicación magnifican el contenido de esta reforma legal, pero resulta que las cárceles ya están demasiado llenas.

Entonces, ¿a qué viene tanto ruido con la reforma del Código Penal en materia de seguridad vial? Si no se puede entrullar a cualquier Filomeno por conducir beodo o por circular a lo que dé el acelerador de su coche, ¿de qué estamos hablando?
Es cierto que el Código Penal establece que un condenado a pena de prisión inferior a dos años no irá a la cárcel si no confluyen otras figuras delictivas como causar la muerte o daños graves a otras personas. Sin embargo, la persona que incurre en un delito de esa envergadura debe saber que desde ese momento tendrá que portarse como un angelito durante dos o tres años.

Si una persona a quien se le conmuta una primera pena comete un nuevo delito vial, la segunda pena que se le imponga sí que la pasará entre rejas y, de paso, se llevará puesta también la primera, la que no llegó a cumplir.

Dicho de otra manera, la reforma del Código Penal debe leerse en clave de segunda oportunidad para el que gusta de hacer cosas raras con el coche por la avenida del pueblo. Segunda oportunidad, no tercera ni cuarta. La reforma del Código Penal no es un cheque en blanco, pero tampoco es una masacre dirigida contra la ciudadanía.

Vía | ABC

Imagen | USO

En Circula Seguro | Reforma del Código Penal en materia de tráfico, Los conductores temerarios se librarán de la cárcel si cuidan de las víctimas, 154 detenidos en los dos primeros días de aplicación del nuevo Código Penal