¿Tiene que pasar la ITV un coche parado?

1980 MGB coche parado

Hay una duda común sobre la necesidad de mantener al día el apartado administrativo un coche que va a estar parado mucho tiempo. ¿Es necesario pasar la ITV, pagar el seguro o el impuesto municipal?

La respuesta es afirmativa, el titular de un coche que está dado de alta en tráfico tiene la obligación de mantener al corriente todos los requisitos administrativos. Para la administración, si el vehículo está dado de alta, está en uso, aunque en verdad esté parado en un garaje. Por tanto, el vehículo debe tener la ITV pasada en el plazo indicado en la ficha técnica, debe estar asegurado y con el impuesto municipal pagado.

¿Y si el coche no puede moverse?

Los coches parados son muchas veces coches con alguna reparación pendiente a la que sus dueños no pueden o quieren hacer frente. Se dan casos de dueños que se ausentan una temporada fuera del país. Puede ser un vehículo antiguo que no se tenga intención de usar y sólo se quiera guardar. Incluso en estos casos en los que el coche no puede moverse del lugar en el que está aparcado, se puede multar al titular si no tiene al corriente la ITV, el seguro o el impuesto municipal.

Dino GTB

Es muy difícil que un agente multe al dueño de un coche parado durante mucho tiempo por no haber pasado la ITV. Al fin y al cabo, si está guardado en un garaje, cochera, almacén o en el interior de cualquier recinto privado, el agente no se cruzará con el vehículo. Sin embargo, el vehículo se puede ver envuelto en cualquier tipo circunstancia por la que se acabe reclamando que esté en regla. Desde inundaciones o fuegos, a choques con otro vehículo donde está guardado que provoque tener que hacer un parte. Si una persona queda herida donde está almacenado podrían reclamar al seguro, o simplemente, puede recibir una denuncia de abandono de un tercero.

La solución: Baja temporal

Hay una solución muy sencilla para olvidarse de todos los problemas administrativos que puede acarrear no tener el coche en regla y que evita la posibilidad de multas. Se trata de la baja temporal, que significa dar de baja el coche en Tráfico pero no definitivamente. Cuando el titular del vehículo quiera podrá recuperar el alta del vehículo para ser usado de nuevo.

Maserati Ghibli

Pedir una baja temporal de un vehículo que va a estar un periodo largo de tiempo parado es muy sencillo. Tan solo tiene que acudir el titular del vehículo con su documentación y los papeles en regla (Ficha Técnica y Permiso de Circulación) a la Jefatura de Tráfico de su provincia y realizar la gestión de una forma rápida.

Si el titular del vehículo no puede presentarse, la persona que acuda tendrá que presentar un documento firmado que le acredite y fotocopia del DNI, pasaporte o documento de residencia del titular, además de los papeles del coche.

Durante la baja, el coche no podrá ser usado en la vía pública, pero estará eximido de pasar la ITV, tener un seguro contratado o de pagar el impuesto municipal. El titular podrá dar de alta el coche en la Jefatura cuando lo desee. Una vez recuperada el alta del vehículo, éste tendrá que ponerse al día en la ITV, estar asegurado y con los impuestos pagados.