Testigos luminosos de avería: guía básica para saber qué significan

testigos luminosos

De pronto, un día, subes a tu coche y hay algo que te llama la atención… ¿Qué es ese símbolo que parpadea en el cuadro de instrumentos? ¿Y por qué ahora ha cambiado de color? Esta situación y estas cuestiones se nos plantean, a menudo, por desconocimiento sobre los aspectos técnicos de nuestro vehículo. Como cualquier otro objeto de uso común, nuestro coche requiere de cierto mantenimiento y cuidados para evitar un deterioro a medio plazo. Diagnosticar y acostumbrarnos a mantener unos pocos detalles al día puede ahorrarnos algunos disgustos futuros.

Cuando no es así, es posible que nos salten a la vista unos testigos luminosos con pictogramas que nos alertan de algún funcionamiento incorrecto u otras cuestiones a revisar. En un vehículo moderno, es posible encontrar cerca de un centenar y su significado no ha cambiado mucho a lo largo del tiempo, aunque sí que han aparecido algunos códigos nuevos relacionados con tecnologías más recientes. Si esto ocurre, tendremos que detenernos a ponerles solución, estos sistemas de aviso están a nuestro servicio y aquí podremos conocer, al menos, los más habituales y comunes.

Relacionados con elementos de seguridad activa

seguridad activa

En este apartado trataremos algunos de los que tienen relación con averías en el sistema de iluminación, frenos y neumáticos y otros asistentes a la estabilidad o el antibloqueo, entre otros. ¿Qué tienen en común? Su objetivo es prevenirnos de tener un accidente, por lo que si nos salta alguno de estos pilotos podemos correr algún riesgo.

Presión de neumáticos

En este caso, salta principalmente debido a una baja presión o por un pinchazo en alguna de las ruedas. El sistema detecta que una de las ruedas gira más despacio que las demás e ilumina este testigo en rojo. Suele ser común que no desaparezca de forma instantánea, para ello es necesario resetear el sistema, una vez ajustadas las presiones, para que se calcule el nuevo diámetro de las cuatro ruedas.

Sistema de frenos

Es habitual que se ilumine cuando el líquido de frenos es escaso, aunque también puede ocurrir cuando existe una avería en el asistente de arranque en cuesta o en el freno de emergencia BAS. En el primer caso la solución es sencilla: revisa el nivel en su depósito, comprueba que su color es el adecuado y rellénalo (cada dos años es recomendable purgar y cambiarlo).

Pastillas desgastadas

Poco más que añadir. Cuando alguna de las pastillas de freno se han desgastado es posible que comiencen a hacer contacto con el disco provocando una pérdida en la capacidad de frenado, chirridos y vibraciones. Como regla general, las pastillas de freno pueden empezar a dar señales de desgaste a partir de los 30.000 kilómetros, y las delanteras sufren mayor desgaste que las traseras.

Freno ‘de mano’

En coches de aparcamiento manual, cuando tiras del freno de mano para estacionar el testigo se enciende -debiendo quedar encendido incluso al abandonar el coche-. Si al reanudar tu marcha no quitas  el freno de mano del todo, no sólo no se apagará el testigo, sino que además en cuanto aceleres comenzará a emitir un pitido de aviso.

Bombilla fundida

Si en la pantalla multifunción se enciende esta alerta es que uno de tus faros se ha averiado. ¿Sabes cómo cambiarlo correctamente? En este artículo te lo explicamos.

ABS

Cuando arrancas el vehículo, el ícono ABS parpadeará una vez, pero que no cunda el pánico, significa que el sistema se ha activado. Si no se enciende durante el arranque o se mantiene encendida, entonces podría indicar una avería en el sistema antibloqueo de frenos. Además se encenderá la alerta del control de estabilidad, pues uno no puede funcionar sin el otro. El sistema ABS estará fuera de servicio pero el coche seguirá frenando con la hidráulica tradicional. La avería suele estar en uno de los sensores que miden el giro de las ruedas, aunque en tu taller de confianza pueden diagnosticar otra serie de razones.

ESP

Este pictograma parpadea cada vez que el control de estabilidad actúa frenando las ruedas de manera selectiva. Al igual que en el caso anterior, si no se enciende o se mantiene constantemente encendido es probable que exista alguna avería o que el sistema se haya desactivado.

Relacionados con elementos de seguridad pasiva

seguridad pasiva

En este caso y cuando el accidente ya es inevitable, estos son los sistemas que se activan para intentar reducir al mínimo los daños. De igual manera resulta imprescindible tenerlos a punto, y si alguno de estos testigos se enciende, actúa.

Airbag

Se enciende cuando existe una avería en el airbag o cuando se encuentra en alguna de las conexiones que lo activan. Los fabricantes de automóviles recomiendan sustituir de forma íntegra el sistema de airbags cada diez años.

Cinturón de seguridad

No está relacionado con averías. Normalmente parpadea cuando algún pasajero no se ha abrochado el cinturón. Si hemos recorrido al menos 500 metros o superado los 25 km/h además se activará la alerta acústica.

Anomalía de emisiones

Si este testigo se enciende lo primero es dejar de acelerar para evitar daños por sobrecalentamiento. La alerta salta por problemas en el motor, en el sistema de inyección o en el escape. Puede deberse a múltiples causas que, normalmente, son las que más hacen sudar a los conductores, por ser muy temibles (económicamente). En algunos casos, esto suponen un cambio de bujías, de la válvula de emisiones, del termostato, o del catalizador (alrededor de 1.000 euros).

Fallo de alternador

Este testigo permanece siempre encendido cuando el contacto está dado y el motor parado. Si al arrancar se enciende con el motor girando, significa que el alternador (el encargado de cargar la batería y transmitir energía eléctrica a todos los sistemas) no está generando suficiente tensión. Esto puede provocar que la batería se descargue y, si el motor se para, no podrá volver a arrancarse.

Relacionados con nuevos sistemas de seguridad

nuevos sistemas

Estos son, quizá, los testigos que menor trascendencia tienen o que, al menos, no conllevan un riesgo de tanto calibre como en los apartados anteriores. Corresponden a sistemas de seguridad modernos que poco a poco vemos incluidos en los nuevos modelos de coche y que nos hacen más fácil la conducción evitando, en la medida de lo posible, el error humano.

Luz de carretera automática

Una ventaja en la conducción nocturna es disponer de las luces largas en modo automático. Aunque generalmente actúan bien identificando posibles deslumbramientos, también podemos utilizarlas en modo manual. En cuanto las luces largas (en automático o manual) se prenden, se encenderá su testigo correspondiente.

Descanso recomendado

Una herramienta bastante reciente que analiza los movimientos del volante y detecta cuando el conductor parece estar somnoliento o agotado. El pictograma se ilumina en nuestro salpicadero para recordarnos la necesidad de descansar y reponer fuerzas.

Marcha recomendada

En los coches con caja de cambios manual, suelen avisarnos de cuándo debemos subir o bajar de marcha para circular de manera más eficiente, ahorrando en consumo y sin maltratar el motor. El icono de la imagen corresponde a un modelo Opel, aunque cada marca personaliza el suyo propio.

LDW

Corresponde al testigo de alerta de cambio involuntario de carril. Mientras está encendido se ilumina en naranja, y cuando detecta las líneas y un abandono de carril comienza a funcionar cambiando a verde.

Control de crucero

Se ilumina en verde cuando el sistema está encendido y mantiene la velocidad programada. Al pisar el embrague o el freno se desactiva, permitiendo acelerar o reducir la velocidad.

Asistente de ángulo muerto

A diferencia del testigo del LDW, este icono se ilumina en verde cuando el sistema está activo. Solo se enciende en naranja cuando se detecta una avería en los sensores que vigilan la zona lateral próxima al coche.

¿Qué tengo que hacer cuando se enciende algún testigo de avería?

testigos luminosos

Primero y más importante es conocer, al menos, los indicadores más importantes para saber exactamente qué ocurre y cómo debemos de actuar. A veces, la única solución posible es acudir a un taller, en otras ocasiones tan sólo es necesario parar y actuar nosotros mismos. En cualquier caso lo fundamental es mantener la calma, hacer una lectura rápida y evaluar la peligrosidad de la avería.

Con excepción de alguno de los ejemplos comentados, generalmente los testigos se iluminan en diferentes colores en función de la gravedad de la avería:

  • Color rojo: indican acerca de una anomalía grave. Debemos detener el vehículo lo antes posible y llamar a asistencia en carretera. 
  • Color amarillo: indican un fallo en cierto sistema. Es posible que necesitemos de ayuda profesional, pero en ocasiones podemos contar con el material de recambio suficiente o la habilidad para continuar la marcha de forma segura.
  • Color verde, azul o blanco (según la marca): dan información del vehículo, sin tener por qué estar relacionada con una avería, por lo que podremos prestarle atención al terminar nuestro trayecto.

En Circula Seguro | ¿Sabes qué significan los códigos de tu carnet de conducir?

En Circula Seguro | Guía rápida para identificar todas las señales que puedes haber olvidado tras el teórico de conducir

Imágenes | Elaboración propia | iStock Gunter_Nezhoda Borakovskyy