¿Tendremos el e-call de serie, por fin?

E-Call

En no pocas ocasiones hemos hablado del e-call, ese dispositivo para la llamada automática al 112 que inexplicablemente todavía no forma parte del equipamiento de serie de los vehículos que salen de fábrica en la Unión Europea, y no será porque no le han dado vueltas al asunto…

En 2007 la Comisión Europea puso como fecha límite el año 2009 para que el e-call se incorporara a los nuevos vehículos que se matricularan en la Unión, y como todos sabemos pasó el 2009 y nada de nada. En 2009 volvimos a hablar del e-call, diciendo que la Comisión Europea fijaba el año 2014 como fecha límite, y por lo visto ahora la cosa se demora hasta el año 2015.

¿Llegaremos a ver el e-call instalado de serie en los coches nuevos?

Para quien todavía no sepa qué es el e-call, estamos hablando de un sistema de comunicación automatizada que se pone en marcha cuando un vehículo sufre un siniestro. Se aprovechan los sensores que lleva el coche para determinar si se disparan o no los airbags y algunos otros más, se programa una centralita para que identifique la situación como posible siniestro vial y envíe una llamada al 112 con datos relativos a la colisión incluyendo la información más relevante para que los servicios de emergencia reduzcan hasta la mitad el tiempo que emplean en llegar al lugar, lo que puede redundar en una reducción de un 15 % aproximadamente en el número de fallecidos en carretera.

Al recibir los datos en su monitor, un operador del 112 llama al teléfono del vehículo y comprueba que no se trata de una falsa alarma, a la vez que intenta obtener más información sobre lo sucedido. Por supuesto, el sistema permite que el usuario cancele la llamada o que la realice de forma manual.

Aunque todo esto parezca complicado, casi de película futurista, la tecnología está más que probada y, de hecho, hay marcas que incorporan a sus modelos este dispositivo como una opción que se paga aparte o enmarcada en un paquete de elementos de seguridad adicional. Por otra parte el coste, de unos cien euros, es anecdótico dentro del monto total del vehículo, así que por esa razón no parece que sea el retraso en hacer que todos los vehículos lo lleven como equipamiento de serie.

Entonces, ¿qué motiva que los fabricantes todavía no hayan adoptado el e-call como elemento de indiscutible utilidad para sus automóviles? ¿Seguirlo cobrando como un accesorio opcional? No puede ser. ¿Acaso les da mal fario hablarle al cliente de una hipotética colisión? No sé, por buscarle algún tipo de razonamiento a una situación que parece absurda.

Es más, ¿a qué juega la Unión Europea retrasando una y otra vez los plazos que da a los fabricantes para que asuman ya el e-call como una obligación más de seguridad en sus vehículos? Si pudo con asuntos más controvertidos, como el de las luces diurnas, con relativa facilidad, ¿qué impide ahora que fije de una vez una fecha y no la mueva más?

Vía | 3cat24.cat
Gracias, Marta, por la pista.