Artículos etiquetados como Violencia vial

¿Por qué somos agresivos al volante?

10950639346_6fcf0d4a3f_z

La agresividad, aplicada a la conducción, la podemos definir como cualquier forma de comportamiento que directa o indirectamente intenta provocar, perjudicar o causar daño de cualquier tipo a otras personas que comparten la vía pública o mismo espacio por donde discurre el tráfico rodado. Por tanto, si volvemos a repasar los tipos o grupos de conductores, el perfil del conductor agresivo encajaría con la persona impulsiva e impaciente que a los mandos de cualquier vehículo, realiza acciones contrarias a las buenas prácticas de comportamiento en sociedad, con actitud negativa a la conducción y que afecta directamente al resto de usuarios.

Frenar repentinamente el vehículo para provocar que el de atrás frene bruscamente, gritar al conductor del vehículo que tarda en realizar un estacionamiento o maniobra por falta de espacio, incorporarse bruscamente en el carril provocando el frenado del vehículo que circula por la vía principal, aproximar el vehículo a la parte trasera del que nos precede, estacionar el vehículo de forma que impida a los ocupantes del vehículo de al lado abrir alguna de sus puertas, etcétera…, son comportamientos agresivos en la conducción que pueden ser la antesala de un incidente no deseado pero sí, muchas veces, provocado por nosotros mismos.

Leer más…

Cuando la tasa de siniestralidad se convierte en epidemia

3812982505_8a2484fe1b_b
Uno no deja de sorprenderse mientras navega por Internet. Con 43 muertes en accidente de tráfico por cada 100.000 habitantes, la República Dominicana es uno de los países más peligrosos del mundo para conducir, y en particular para conducir motos. Son tantos que se considera que se trata de un problema de salud pública, una epidemia que tiene difícil solución. Para un servidor, pensar que la tasa de siniestralidad pueda equipararse a una epidemia es algo muy difícil de digerir.

¿Por qué sucede esto? Se trata de una combinación de varios ingredientes: mal estado de las infraestructuras, falta de conciencia de lo que es la seguridad vial o la conducción preventiva, desprecio por las normas viales, imprudencias… Todas esas razones y otras cuantas no mencionadas se recogen en una serie de recomendaciones del Departamento de Estado de los EE.UU. para los viajeros que deseen visitar ese país. Nada menos que 10 párrafos que se resumen en una sola frase: “si puedes evitarlo, no conduzcas en la República Dominicana”.
Leer más…

El gran peligro de la carretera es el conductor “Irre”

5426794230_ec09a30431_b

Este primer post de agosto para mi, tras una semanita de vacaciones en la que me encontré de todo en las calles de mi ciudad natal (y de todo mal, por cierto) va a ser algo atípico, aunque seguramente podamos decir que tiene algo de verdad. Porque en cualquier asunto, el punto de vista del sujeto (en este caso, yo) sirve para decidir lo adecuado o no que es cierto tema. Vosotros tenéis vuestro punto de vista. Aprovechando la serie del amigo Capreolus sobre los peligros de la carretera, me salgo por la tangente y destapo lo que para mi es el peor peligro posible: el conductor “Irre”.

“Irre” no es más que las cuatro primeras letras de irresponsable e irrespetuoso. Esas dos características definen un personaje que campa a sus anchas por las carreteras, calles y caminos de nuestro país, y que estaría más cómodo en cualquier zoológico que entre la mayoría del mundo civilizado. El conductor “Irre” ejerce una influencia pésima en su entorno, llegando desde el más tímido gesto de disgusto cuando nos lo encontramos, pasando por el enfado genuino, o por desgracia, llegando al susto o a una colisión que podría evitarse fácilmente.
Leer más…

Después de la imprudencia, ¿indulto o insulto?

061

Cuando uno lee esta noticia en la que se perdona a un conductor ‘kamikaze’ condenado por un delito contra la seguridad vial, puede uno pensar que la letra ‘d’ de indulto la han podido cambiar por una ‘s’ de insulto. Insulto hacia las víctimas y sus familias en particular y a la sociedad en general que no entiende cómo una decisión política de un Consejo de Ministros no pone sólo en entredicho a toda una sentencia judicial sino también a un Poder Judicial que dice ser uno de los pilares independientes del Estado.

Me parece justo que existan garantías para todos los ciudadanos pero esta vez le han dado la razón a una parte con un indulto olvidando a la otra parte con un insulto. Y no es para menos, después de la repercusión social que está provocando la decisión tomada por el ministro de Justicia y aprobada por el Ejecutivo. Habría que ponerse en el lugar de unos y de otros para emitir un juicio de valor pero me consta que han sido varios los indultos concedidos recientemente por casos similares o incluso más graves y que están creando cierto malestar entre la opinión pública.

Leer más…

Vídeo de imprudencias como prueba del delito

delocura

Hace apenas un mes vimos el vídeo de las imprudencias de la A-2 en Barcelona. Una de esas burradas sin sentido y que no merecen verse en los medios de comunicación y redes sociales por el daño que hacen al conjunto de la sociedad. Pues bien, durante esta semana también se ha difundido otro vídeo sobre un hecho no menos indignante. Se trata de dos individuos que durante unos cinco minutos se dedican a grabar a un tercero montado en una motocicleta y circulando a gran velocidad por la carretera N-340 a su paso por el término de Almassora de la provincia de Castellón.

Todo un espectáculo bochornoso que han querido darle cobertura tras mostrarlo en Youtube como si fuera una prueba más de exhibicionismo público y gratuito. Lo cierto y verdad es que uno se queda estupefacto ante semejante hazaña por varios motivos: la fechoría de dos individuos que utilicen la vía pública como si fuera el corral de su casa, la conducción de un individuo que ensaya, a sus anchas, la velocidad que puede alcanzar con su moto en una recta poniendo en peligro su vida y la de los demás y finalmente, el atrevimiento por parte de otros que han facilitado el montaje del vídeo y su divulgación por internet. Que, ésto ocurra en una vía pública me parece un desprecio hacia los que cumplimos las normas, ¿no les parece?

Leer más…

Sobre el vídeo de las imprudencias de la A-2 en Barcelona

Vídeo Imprudencia en la A-2

Hay un vídeo grabado anteayer en las inmediaciones de Barcelona que está corriendo como la pólvora por la red. Se trata del registro de un gruista de asistencia en carretera que muestra a lo largo de casi 10 minutos un pique entre dos conductores que circulan por la autovía A-2 en sentido Barcelona y que realizan varias maniobras peligrosas antes de detenerse en el arcén y llegar a las manos.

Lo cierto es que el vídeo es algo duro, pero sirve muy bien para ilustrar qué se vive en muchas carreteras. Al margen de las infracciones que se cometen y se registran, relacionadas sobre todo con los excesos de velocidad y con las tasas de alcoholemia, hay una violencia vial que, sin ser (esperemos) el día a día de la circulación, sí que constituye un grave problema.

Leer más…

Agresividad al volante, ¿síntoma de inseguridad?

Conductor gritando

Uno de los asuntos del mundo del volante que siempre me ha llamado la atención es la *violencia vial.* Me fascina ver aspavientos y escuchar gritos y pitadas. Me pone de mala leche, sí, pero es un comportamiento que me llama poderosamente la atención. Tanto es así, que desde hace mucho tiempo me pregunto por el motivo de tanto mal rollo lanzado a través de un cristal.

Por razones de mi profesión, a diario tengo *multitud de ocasiones* para contemplar cómo el ser humano emplea el coche para expresar sus frustraciones en forma de *bronca hacia los demás.* Y si el destinatario de la bronca es un ser que se encuentra en inferioridad de condiciones, como le suele ocurrir a las personas que están aprendiendo a nadar con un coche en un mar repleto de tiburones, tanto mejor.

Y estoy yo reflexionando acerca de esta cuestión cuando, mira tú por dónde, me llega una nota de la revista Travesía en la que *Luis Montoro,* catedrático de Seguridad Vial, presidente de Fesvial y muchas cosas más, habla de la *agresividad en el tráfico.*

Leer más…

¿Es buena idea decomisar el vehículo a infractores reincidentes?

Conductor chiflado

En las Baleares, el Juzgado de lo Penal número 1 de Maó ha condenado a un conductor reincidente a 7 meses de cárcel y le han retirado el vehículo. ¿Por qué? Fue sorprendido conduciendo cuando pesaba sobre él una prohibición de conducir vehículos durante una temporada larga.

El conductor en cuestión ya había sido sancionado con prohibiciones de conducir por delitos contra la seguridad vial y la seguridad del tráfico. Para colmo, *no tenía el carnet de conducir*, nunca se lo había sacado. La sentencia aún no es firme, pero no entiendo cómo no se le ha aplicado una interpretación más dura de la normativa.

El Código Penal establece penas de 3 a 6 meses de cárcel sólo por no estar en posesión del carnet de conducir, además de prohibición de conducir durante un tiempo y la consiguiente multa económica. La novedad de este caso es que *el vehículo ha sido decomisado*, ahora bien, deberíamos preguntarnos por qué esto no se ha hecho antes.

Leer más…

Retirar el coche a los infractores graves y reincidentes

Conductor chiflado

“Se debe decomisar el coche a quienes lo utilizan como un arma de violencia vial, y estamos estudiando la manera jurídica de hacerlo”. Esas fueron exactamente las palabras de Bartolomé Vargas, jefe de la Fiscalía de Seguridad Vial, durante el transcurso del V Foro contra la violencia vial.

Seguramente, la medida puede generar una diversidad de opiniones importante, pero si yo me tengo que mojar, lo haría sin lugar a dudas por defenderla y aplaudirla, pues *no hay mejor manera de impedir que un asesino mate que quitarle la pistola*. Leer más…

Las cosas por su nombre: ¿debemos llamar presunto homicida o criminal a un conductor causante de un accidente?

siniestro trafico

El tratamiento de una noticia por parte de los medios puede influir en la percepción social que se tenga de ella, y por tanto puede llegar a cambiar, para bien o para mal, el comportamiento de la sociedad respecto al problema que se trata. Un claro ejemplo de esto es la violencia machista, un claro ejemplo de cómo se tuvo que alcanzar un consenso entre los medios y las autoridades que pedían que no se tratasen los casos con palabras que minimizasen su importancia. El propio nombre de violencia doméstica, que ahora todos aceptamos, fue el fruto de una larga discusión semántica y psicológica.

La asociación *STOP Accidentes* ha realizado junto al Servicio Catalán de Tráfico y el Colegio de Periodistas de Cataluña un decálogo en el que pide a los periodistas un cambio en la forma de tratar las noticias sobre siniestralidad vial, de forma que la sensación percibida por el público se ajuste más a la importancia de este problema. Respetando la libertad de información, es deber de los comunicadores cumplir una responsabilidad social al informar sobre estos problemas.

Respecto a la terminología, el decálogo pide a los periodistas que se refieran a los conductores que causan accidentes mortales con términos como *presunto homicida*, *agresor* o *criminal*, y que además se difuda el nombre y apellidos de éstos.

Leer más…