Artículos etiquetados como Conducir con viento

Nieve, hielo y viento, ¿cómo reducir el riesgo al volante?

Conducir con nieve, hielo y viento

Aunque tarde el invierno ha llegado aunque no sabemos si se quedará por mucho tiempo.   La nieve, el hielo o la calzada deslizante por la llovizna, unida al frío, supone un factor de riesgo para la conducción. Pérdida de control del vehículo, patinazos ante frenadas o falta de adherencia son algunas de las situaciones a las que podrías tener que hacer frente.

Tras un fin de semana con la nieve y el viento como protagonistas conviene recordar algunas recomendaciones preventivas a los conductores para reducir el riesgo de accidente. Leer más…

Cómo conducir una motocicleta con viento (1)

Wind

El viento es uno de los peores enemigos a los que nos podemos enfrentar cuando vamos sobre una motocicleta. Debido a las características intrínsecas del vehículo en el que es imprescindible inclinar para negociar las curvas, el Dios Eolo puede llegar a jugarnos verdaderas malas pasadas si no estamos muy atentos y, sobre todo si no ponemos en práctica algunos sencillos consejos que los años y la experiencia dan, pero que si se aprenden antes nunca está de mas.

Dependiendo de la carretera por la que circulemos, el tipo de motocicleta que llevemos o incluso nuestra corpulencia, deberemos reaccionar de una u otra manera. Pero básicamente podemos empezar resumiéndolo en un solo consejo: debemos llevar la moto de forma firme pero con delicadeza. ¿Y esto cómo se hace? Pues os invito a seguir leyendo.

Leer más…

Siniestralidad vial laboral: ¿quién es el responsable?

Viento lateral contra un camión en la autopista

“Marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso”

Me llama la atención mi amigo Mikel Bort, cabo de los Mossos d’Esquadra allá por tierras limítrofes entre Tarragona y Castellón, sobre las imágenes que hace unos días dieron la vuelta a los medios y que mostraban un tráiler a punto de volcar en medio de la autopista por la acción del viento que azota aquella zona con relativa frecuencia. Tanta, que los vuelcos de camiones son un clásico por allí.

Él me lo comenta tal y como lo vive personalmente a pie de pista. Hace una señal al conductor para que este detenga su inmenso vehículo. Entonces le explica que hay fuerte viento lateral y que resulta más seguro detener el tráiler cuanto antes en el mejor lugar posible. El conductor le dice que sí, que vale, pero continúa la marcha. Mikel se queda mirando al horizonte, planteándose en silencio muchas cosas que se resumen en un simple pero cristalino “¿vale la pena?”

Leer más…

Patas arriba (y 2)

En la primera entrega de esta minisérie sobre la Física del vuelque vimos que el propio peso del vehículo es el encargado de evitar que a nuestro vehículo le de por darse la vuelta, siempre y cuando el centro de masas esté encima de la base del coche: es decir, entre las cuatro ruedas.

Dicho de otra forma, si el vehículo se inclina tanto hacia un lado que el centro de gravedad llega a superar la altura del punto de apoyo, el vuelco será inevitable. ¿Pero qué puede llevar a un automóvil a ladear de esa forma tan exagerada? Pues precisamente de eso quiero hablar hoy.

Leer más…

Con tormenta, ¿autopista o nacional?

Hace dos días me vi en la tesitura de coger el coche en medio de un gran temporal de lluvia y viento. Lo mejor, si es posible, es evitar circular en condiciones de mal tiempo. Eso está claro (aunque quizá no para todos es tan obvio, señor Navarro).

En mi caso, fue inevitable… en primer lugar, porque si yo no iba, alguien debía hacer el mismo trayecto pero en tren y caminando. Y, en segundo lugar, porque no sabía que había una tormenta tan cerca (cualquiera diría que no se han inventado la tele e Internet para esas cosas…).

Leer más…

El parahuracanes

huracan.jpg

Hace unos días pude vivir una situación por primera vez, que supongo que para muchos de vosotros será bastante cotidiana. Sin embargo, debido a mi condición de conductor novel, para mi estaba prohibida hasta hace poco menos de un mes. Pero empecemos por el principio.

Resulta que mi coche no tiene aire acondicionado. O mejor dicho, lo tiene estropeado. La reparación probablemente costaría más del importe que aboné por el vehículo entero, así que decidí esperar hasta poder comprar un coche de verdad. Por lo tanto normalmente me tengo que aguantar con la ventilación forzada.

Pero en momentos de extremo calor, como hace unos días, no me queda más remedio que bajar las lunetas. Por supuesto, eso tiene un impacto bastante negativo sobre el consumo y la estabilidad (sobre todo si no se abren las lunetas de los dos lados). Pero peor sería el efecto de una deshidratación, ¿verdad?

Leer más…

En carretera, mucho cuidado con el viento lateral

Camión volcado debido a una ráfaga de viento en Tarragona

Al mal tiempo, buena cara. Estamos en primavera y eso, en nuestro país, es sinónimo de cambios meteorológicos imprevistos. El imprevisto, como sabemos, es un indicador que sirve para comprobar si nuestra conducción es suficientemente segura y, por tanto, es una prueba de fuego para nuestra seguridad vial.

Cuando el tiempo varía repentinamente, cuando dejamos de ver el sol y de pronto nos cubren las nubes más densas, es frecuente que ese cambio venga acompañado de fuertes ráfagas de viento. Eso, en la carretera, puede suponernos un problema, que será mayor cuanto menor sea nuestra capacidad de reacción. Por eso, si la previsión es la mejor aliada de la seguridad vial, quizá deberíamos saber cómo actuar en caso de encontrar viento en la carretera.

Leer más…

Consejos para conducir en invierno

Conducir en invierno

Esta es una época del año en la que las condiciones meteorológicas hacen a menudo complicada la circulación con nuestro vehículo, ya que es frecuente encontrarnos con lluvia, viento, nieve, granizo, hielo y otras inclemencias que dificultan mucho el manejo del vehículo. Es por ello que los listados de consejos llenan muchas de las páginas de revistas especializadas, y desde Circula Seguro no podíamos hacer otra cosa que acercaros unos cuantos consejos a tener en cuenta si cogéis el coche estos días.

1. Esto debería ser así todo el año, pero es importante en invierno hacer una buena revisión del coche, para comprobar que todo está en orden. Es especialmente importante comprobar el buen estado de los neumáticos, los niveles de líquido anticongelante, el buen estado de los limpiaparabrisas, y el funcionamiento de todo el alumbrado (luces antiniebla inclusive).

2. Es importante llevar cadenas, sobre todo si se tiene previsto pasar por zonas donde pueda haber nieve o hielo en el asfalto. También es importante contar con un rascador de hielo en el coche, para poder quitar el incómodo hielo de los cristales congelados. En caso evidente de nevadas, hay que dejar los limpiaparabrisas levantados al aparcar el coche, para que el peso de la nieve no los rompa. Y en casod e aparcar en pendiente, colocar una marcha en lugar del freno de mano.
Leer más…