Artículos etiquetados como Turbocompresores

El turbocompresor (y 3)

Turbocompresor

Como sabéis, llevamos la última semana dando un repaso a los conceptos Físicos que gobiernan el funcionamiento del turbo. Hoy, para terminar esta serie de artículos, comentaremos tres características del mismo: los cuidados de mantenimiento que requiere, los posibles problemas que puede traer una sobre-compresión del gas y, por último, las diferencias entre turbos diésel y de gasolina.

Recordemos que, esencialmente, el turbocompresor no es más que una hélice radial que comprime el aire que entra en los cilindros del motor, para que quepa mayor cantidad de oxígeno. Esta hélice está impulsada por una turbina que se mueve gracias al empuje de los gases procedentes del escape, por lo que recicla parte de su energía.

Leer más…

El turbocompresor (2)

Turbocompresor utilizado por muchos vehículos espaciales de la NASA

En el anterior artículo comenzamos a desentrañar los misterios del turbo. Dijimos que su finalidad es simplemente la de comprimir el aire para que en el mismo volumen del cilindro pueda entrar más masa de aire para reaccionar con el gasóleo.

Una forma sencilla de entenderlo es imaginarse el compresor como una especie de ventilador que empuja el aire hacia el interior del cilindro. Como entra más masa de la normal, y el volumen es fijo, lo que se produce es una compresión. Lógico, ¿no?

Ahora bien, el problema al que nos enfrentábamos era que necesitamos robar energía al motor para propulsar las aspas del compresor. Pero si el compresor tiene la esperanza de aumentar la potencia del motor, es contraproducente que empiece quitándosela, ¿no? Pues veamos como se soluciona ese problema.

Leer más…

El turbocompresor (1)

Turbocompresor

El turbocompresor se ha convertido en un elemento estrella en lo que la wikipedia llama cultura popular. Por ejemplo, cuando alguien se dirige sin vacilar a conseguir sus objetivos decimos que ha puesto el turbo. Más o menos todos sabemos que sirve para aumentar la potencia del motor. Hoy ahondaremos en los principios físicos de su funcionamiento.

Por lo general, cuando añadimos el prefijo turbo (que en latín significa remolino) a una palabra, significa que el motor que propulsa el objeto en cuestión es una turbina. Así que un turbocompresor no es más que un compresor impulsado por una turbina. Fácil, ¿no? Podríamos dejarlo así, pero tal vez sea conveniente pormenorizar más en cómo y porqué funciona el aparato.

Leer más…