Artículos etiquetados como Conducir con sueño

¡Despierta! ¿O eres como uno de cada siete conductores jóvenes de Estados Unidos?

En Estados Unidos, donde los jóvenes apuestan cada vez más por los smartphones y menos por los coches, este mes la AAA Foundation for Traffic Safety ha llevado a cabo una encuesta que complementa a un complejo informe sobre conducir con sueño publicado en 2010. En la encuesta, realizada con motivo de una campaña de concienciación sobre el sueño en la conducción que tiene lugar durante esta misma semana, uno de cada siete conductores de entre 16 a 24 años admite haberse quedado dormido al volante al menos una vez en el último año.

Destaca esa franja de edad por encima de la media de conductores, que en un 10 % de los casos reconoce haberse quedado dormido alguna vez durante el pasado año mientras conducía. Preocupados por estos datos, y quizá con el ánimo de hacer notar las diferencias entre sentarse en un sofá y sentarse a conducir, desde la AAA Foundation dan una serie de pistas que tienen que poner en alerta a cualquier conductor que los sienta. Y la lista es perfectamente extrapolable a nuestro entorno:

Leer más…

Peligro en el coche: este medicamento da sueño

Medicamentos que dan sueño

De vez en cuando tenemos noticias de movimientos muy interesantes en lo que respecta a la salud de los conductores y la prevención de riesgos viales. La Asociación Profesional de Mandos y Directivos de Policía Local ha propuesto un símbolo para identificar los medicamentos que causan sueño al estilo de los símbolos que advierten de que un fármaco es incompatible con la conducción segura.

No, el que encabeza este artículo no es el pictograma sugerido para alertar a los consumidores de tomar esos medicamentos antes de conducir, ese garabato lo he hecho yo en un momento para ilustrar el texto. La idea es más parecida a un semáforo con tres niveles de advertencia para el conductor con unos avisos específicos que dependen del grado de incompatibilidad que pueda existir entre cada fármaco y la conducción.

Leer más…

Mirando por la ventana con el teléfono en la mano, esperando

Mirando por la ventana con el teléfono en la mano, esperando
Mirando por la ventana con el teléfono en la mano, esperando

Sobresaltada, apaga el impertinente despertador que ha abortado su sueño. Pero en vez de suplicar los sempiternos cinco minutos más, hoy salta de la cama con una sonrisa en la boca. Porque lo que le depara el nuevo día no es la rutina diaria de trabajo y estudios. No, hoy es ese día de la semana. Hoy va a ver su amor.

No hay tiempo que perder. El plan es pasar el día juntos en un romántico picnic, así que pasará a buscarla pronto. Y hay mucho trabajo de reconstrucción femenina que abordar delante del espejo. Rauda, se despoja del camisón y se mete en la ducha.

Con las últimas gotas del champú especial reparador resbalando por sus sienes, cierra los ojos soñando en el día que van a pasar. El merendero escondido en la sierra debe estar precioso en esta época del año. La última vez se cruzaron con unos jinetes… ¡qué hermoso era aquél caballo blanco! Si hay suerte, a lo mejor hoy pueden volver a verlo.

Leer más…

Un viaje de sueño

Una pareja visitando el reino de los sueños

Ya sabéis que lo normal en Circula Seguro sería comentar un anécdota real, algo que hemos visto, o cualquier noticia que ande por la red. Lo que viene a ser un blog de seguridad vial, vamos. Pero, en esta ocasión, si me lo permitís (y no tenéis forma de evitarlo, juajuajua), voy a explicar un sueño que tuve la noche pasada.

Eso sí, si en la sala hay algún psiquiatra, o experto en la interpretación de sueños, le pido que deje aquí la lectura del artículo. O, por lo menos, que se abstenga de comentar, porque aún me va a sacar los colores y no es plan.

Como una muñeca rusa, el sueño comenzaba despertándome. No de verdad, sino en el propio sueño. Siguiendo con la cotidianidad, daba unas cuantas vueltas más a la cama (si hasta en sueños soy un vago). En este estadio, aún no tenía sensación de apremio, aunque al ir al baño ya me rondaba un pensamiento de «no te alargues, que tienes que ir al tajo» (ya podría haber soñado con vacaciones, jopeta).

Leer más…

Hay esperanza para los conductores con SAHS

Motorista dormitando

Tiempo atrás abordamos en Circula Seguro el síndrome de apnea e hipopnea del sueño, el SAHS, explicamos en qué consistía, cómo reconocer los síntomas y además lo vinculábamos al gravísimo problema de caer dormidos cuando conducimos. No es un trastorno despreciable por cuanto se calcula que entre un 4% y un 5% de la población lo padece… aunque no se le haya diagnosticado jamás en la consulta del médico.

Tradicionalmente, el problema de la detección del SAHS radica en una cuestión de operatividad de la prueba necesaria: la polisomnografía, para la que son necesarias ocho horas, tanto como dura el sueño de la persona a la que se realiza, y que causa larguísimas listas de espera. Mientras tanto, gran parte de los conductores que padecen SAHS no diagnosticado siguen conduciendo, ajenos quizá a que el síndrome multiplica por siete su probabilidad de sufrir un siniestro vial, mientras que un tratamiento adecuado reduce esos niveles hasta equipararlos prácticamente con los de cualquier conductor sano.

Pero, después de todo, hay una esperanza para todas esas personas, y para quienes las rodean.

Leer más…

Un cafelito y aguanto lo que sea

cafetito.jpg

¡Qué ritmo de vida llevamos todos! El mundo no nos espera. Si no corremos hacia nuestra próxima tarea, perdemos el tren y nos quedamos saludando con cara de tontos en el arcén las oportunidades perdidas que pasan por delante de nuestras narices.

A la sociedad actual parece no importarle demasiado que nuestro cuerpo no esté construido para trabajar de forma indefinida. Necesitamos seguir el ritmo natural de vigilia y sueño, que dura alrededor de 24 horas. Por ese motivo, recibe el nombre de circadiano (cercano al día).

Pero las prisas, las ganas de terminar la que siempre es la penúltima tarea de la lista, a menudo nos hacen alterar el ciclo natural del cuerpo. Forzamos la máquina, y al final puede llegar a romperse. Y si cuando se rompe estamos realizando una actividad de riesgo, como por ejemplo conducir un vehículo, la cosa pinta mal.

Leer más…

Luz azul para no dormirnos al volante

Cuadro Mandos Honda Civic

Desde hace bastante tiempo llevo observando que la luz del cuadro de relojes de muchos de los modelos que se venden actualmente, predominan los tonos azules. Me asaltaron las dudas pensando si era cuestión de modas o realmente tenía su porqué, así que me puse a investigar por la red.

Después de navegar durante un buen rato, me encontré con la referencia de un artículo que hablaba sobre un estudio. En él se desvelaba que la aplicación de una luz con cierta frecuencia impedía que nos durmiésemos al volante. ¿Sería esta la respuesta? Pues sí y no. Leer más…

En el coche, cuidado con el cambio de hora

Reloj con cambio de hora de verano automático

Esta mañana todos nos hemos levantado con la extraña sensación de que algún gracioso nos ha robado una hora de nuestra vida. Ya ha llegado el habitual cambio de horario, en virtud del cual a las dos de la madrugada la hora oficial cambia a las tres. Desde 1973, año de la Crisis del Petróleo y origen de la medida, nos dicen dos veces al año que moviendo las manecillas del reloj nos ahorramos un pico en energía, que no están los tiempos como para desaprovechar los recursos.

Sin embargo, lo que normalmente no se dice demasiado es que este cambio repentino en nuestras rutinas conlleva también una serie de desajustes en nuestro organismo, lo cual (cómo no) nos lleva a considerar las consecuencias del cambio de hora como un factor de riesgo asociado a la distracción, al sueño y a la fatiga. Dicho de otra manera: el cambio de hora tiene una especial repercusión en la seguridad vial.

Leer más…

El SAHS, síndrome de apnea e hipopnea durante el sueño, o cómo caer dormidos al volante

Dormido al volante

¿Cerrarías los ojos mientras conduces por una abarrotada callejuela? ¿Echarías una cabezadita al entrar a una rotonda? ¿Dormirías a pierna suelta en medio de un carril de aceleración? Pues eso es lo que puede suceder fácilmente cuando un conductor sufre el SAHS, un trastorno del sistema respiratorio que nos ataca sin que nos demos cuenta mientras dormimos y que nos pasa factura a plena luz del día, cuando se supone que estamos despiertos.

El SAHS puede pasar desapercibido en un control rutinario de salud. Sin embargo, es más que frecuente entre la población. Afecta a un 4% de los adultos, más a hombres que a mujeres, lo cual, estadísticamente hablado, quiere decir que si eres el lector número 25, o 50, o 75, o 100… de este post, puedes tener un serio problema en el coche si sufres de SAHS y nadie te lo está tratando. Como diría el poeta, la puedes liar parda. El síndrome dispara hasta el 700% la posibilidad de sufrir un siniestro.

Leer más…

La seguridad de los ocupantes

Airbag

Siempre se comenta las actitudes del conductor al volante. Pero si bien es muy importante, pues es quien en todo momento controla el vehículo, tanto o más importarte es la forma de comportarse de los pasajeros dentro de éste.

No nos estamos refiriendo al cartel que reza en los autobuses de: No hable con el conductor. Nos referimos más bien a posturas que los demás ocupantes adoptan dentro que no siempre son las más adecuadas. Quizás, donde más barbaridades se realicen, es en asiento del copiloto. En este verano he visto auténticas locuras realizadas por la mano derecha del conductor. Vamos a intentar recopilar alguna de ellas para intentar corregirlos. Leer más…