Artículos etiquetados como Conducir con sueño

Legañas al volante

Tres señoras durmiendo

El otro día, como cada mañana, salía caminando de mi casa en dirección a la estación de cercanías. Es algo que llevo haciendo mucho tiempo, desde que era un simple estudiante. Y, ahora, incluso con permiso para conducir y vehículo propio, sigue siendo mi opción preferida por su reducido coste (tanto para mi bolsillo como para el ambiente), relativa puntualidad, elevada comodidad y seguridad.

Como yo, muchas otras almas cada mañana deciden acercarse al lugar de trabajo o estudio con transporte público. Una de las ventajas de este tipo de transporte es que uno puede elegir a qué dedica el tiempo del trayecto. Por contra, si uno elige el vehículo particular, no hay elección: debemos dedicar el 100% del tiempo a intentar sobrevivir un día más a la jungla de asfalto.

En el tren, hay entretenimiento para todos los gustos: hay quien lee un libro, repasa apuntes, escucha música, juega con algún aparato electrónico, o simplemente observa las musarañas. Yo soy de la opinión de que la forma más productiva de invertir el rato es dormir, con lo que el trayecto nunca es lo suficientemente largo.

Leer más…

¡Qué calor!

quecalor.jpg

¡Qué calor! Una de las exclamaciones más frecuentes en esta época del año. Por lo menos, para los que me leéis desde el hemisferio norte. Y es que como cada año, el Lorenzo se esfuerza al máximo para dejarnos bien chamuscados.

Pero no es sólo una cuestión de comodidad, las temperaturas elevadas merman nuestras capacidades, afectando negativamente a la conducción. Por ejemplo, se considera que a unos 35ºC sufrimos una reducción de reflejos equivalente a 0,5g/L de alcohol en sangre.

Nuestro cuerpo está diseñado para funcionar a una temperatura concreta. A temperaturas demasiado altas, las proteínas se deforman y rompen (ésta es una de las cosas que ocurre cuando cocinamos algo), el metabolismo se acelera y desequilibra, entre otros efectos desagradables. Por lo tanto, si la temperatura ambiental es demasiado alta, nuestro cuerpo se ve obligado a activar mecanismos para expulsar de su interior el calor.

Leer más…

Sanidad y DGT se ponen manos a la obra con los medicamentos

medicamentos-conduccion.jpg

Que ciertos medicamentos alteran nuestra capacidad para la conducción es algo innegable. Las cifras hablan de que entre el 5-10% de los accidentes ocurridos en las Unión Europea tienen en los medicamentos una de sus razones. La somnolencia, los mareos o la visión borrosa son algunos de los efectos que pueden causar los medicamentos.

Para combatir con ello, hace menos de un año que el Ministerio de Sanidad y la DGT se pusieron a trabajar en la identificación de aquellos medicamentos que afectan a la conducción. Su propuesta pasaba por identificar aquellos medicamentos que podrían tener efectos secundarios negativos para la conducción con un pictograma de un coche negro dentro de un triángulo rojo. El símbolo estará bien visible en el envase del medicamento y instará al usuario a leer el prospecto para más información. Leer más…

Las alergias en la conducción

Coche Floreado

Poco a poco se acerca la primavera. El tiempo va mejorando y ya se empiezan a apreciar en los márgenes de las carreteras los primeros árboles en flor. Todo se irá volviendo de múltiples colores, pero lo peor de todo es que, si somos uno de los ocho millones de afectados, nuestra nariz se volverá roja: llegan las alergias.

El problema no reside en la conducción cuando nos encontremos atravesando un estado alérgico, sino en las posibles consecuencias del medicamento que estemos tomando para prevenirla. Es fácil que no nos hayamos fijado en sus contraindicaciones, y quizás, después de tomarlo, no sea el mejor momento para ponerse al volante. Leer más…

El mareo

Mareo

¿Quién no se ha mareado alguna vez en el coche, o incluso quién no ha sentido cierto malestar en algún momento puntual? Esa sensación extraña que nos invade el cuerpo, llamado cinetosis, se produce por los continuos cambios de velocidad que sufrimos dentro del vehículo.

El cuerpo sabe en todo momento en que posición se encuentra. El sentido del equilibrio, situado en el oído interno, junto con los sensores de presión situados en la piel, mantienen informado al cerebro en todo momento. En cuanto nos subimos a un vehículo, sufriremos aceleraciones a las que el cuerpo no está acostumbrado, produciéndose la sensación de mareo. Leer más…

Los medicamentos que alteren la capacidad de conducir tendrán un logotipo de aviso

Logotipo de medicamentos que alteran la conduccionLa somnolencia es una gran enemiga de la conducción segura, ya que sus consecuencias van desde un susto por microsueño hasta un accidente. A veces, dicha somnolencia está provocada *por un medicamento que altera nuestras facultades*. Asímismo, el tiempo de reacción puede aumentarse por la acción de los medicamentos o disminuir los reflejos.

Los prospectos, escritos en un lenguaje técnico pero mínimamente accesible, alertan sobre las alteraciones que pueda haber en la conducción o el manejo de maquinaria pesada, *pero a veces no son correctamente interpretados o directamente no se leen*. Para evitar este riesgo, se va a utilizar el pictograma que vemos aquí para recomendar la lectura del citado prospecto, por una reforma que ha hecho el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Leer más…