Artículos etiquetados como Rueda de repuesto

¿De verdad sabes cambiar una rueda pinchada?

1569112075_01300375a5_b
Esas cosas que nunca pasan, de repente suceden. Los pinchazos en los neumáticos son algo impredecible en la mayor parte de los casos, sobre todo porque nadie puede decir exactamente dónde están los clavos de la carretera. Bromas aparte, un pinchazo puede convertirse en algo más que un engorro si no sabemos cambiar una rueda, por mucho que creamos saber hacerlo. Porque la teoría es posible que sí la sepamos: poner el gato, subir el coche, quitar la rueda, poner la de repuesto… Sin embargo, ¿estás seguro de saber qué se hace exactamente para quitar la rueda?

Seguro que muchos de vosotros sabéis cambiar ruedas, así que en ese caso no es necesario que os recordemos el tema, aunque vuestra opinión siempre es bienvenida. El fondo de este artículo viene a ser que, por mucho que creamos saber hacer algo, o por muy improbable que nos parezca su suceso, las cosas pasan. Y en el peor momento.
Leer más…

¿Rueda de repuesto o kit antipinchazos?

Rueda de repuesto

Hace unos años, era impensable que los coches pudieran venir sin una rueda de repuesto en el maletero. ¿Qué otra solución existe en el caso de sufrir un pinchazo? No obstante, como en tantas otras cosas, el tiempo y la tecnología han cambiado el panorama completamente. Sin ir más lejos, en el coche que acabé comprando yo mismo hace apenas año y medio, la rueda de repuesto era un extra que uno podía elegir, el precio base incluía kit antipinchazos.

El kit antipinchazos, igual que otras soluciones alternativas a la rueda de repuesto, es completamente legal y homologado. Eso debería significar que aporta todas las garantías. Sin embargo, el conductor inquieto es posible que desconfíe de esta especie de espuma que, en teoría, tapona el pinchazo dándonos la oportunidad de llegar a un lugar donde poner remedio definitivo a la pérdida de presión.

Leer más…

Qué hacer si de repente tengo un pinchazo

Pinchazo
La teoría es la teoría, pero en la práctica a muchos nos pueden sudar las manos y parte del cogote si vamos tan tranquilamente por nuestro recorrido habitual y, de repente, sin preparación, aviso ni señal alguna, sufrimos un pinchazo. Muchos dirán: “No es para tanto, yo ya tengo experiencia en eso”. Otros pensarán: “Nunca me ha tocado y de hecho no se si llevo gato, o si se usarlo. O dónde está.”. Lo cierto es que va a suponer un engorro para cualquiera, en todo caso.

El pinchazo puede surgir en cualquier lugar. Desde la comodidad de una zona despejada, sin tráfico, con buen tiempo, hasta la cuneta más estrecha, con lluvia y frío, y para más inri, anocheciendo o en noche cerrada. Lo bueno es estar preparado para cualquier eventualidad, y ahora mismo te damos una mini guía para salir del apuro, sea donde sea.

Leer más…

Kit antipinchazos, lo que no se ve

Pinchazo

Desde hace unos años, el kit antipinchazos es cada vez más común en los vehículos. Una de sus mayores ventajas es el poco espacio que ocupa, lo que permite tener maleteros de mayor capacidad. Ahorramos también el peso de la rueda de repuesto, lo que se traduce en un menor consumo del vehículo (siempre y cuando no lo llenemos de cosas innecesarias, porque a veces el maletero parece una prolongación del trastero).

Desde mi punto de vista, estos dos pros son mayores que las típicas contras que alguna vez he escuchado. Quizás también es que desde siempre era la única forma de arreglar un pinchazo inoportuno en la moto, que no destacan precisamente por su capacidad de carga. Si, ya se que el kit no sirve si en vez de pinchar rajamos la rueda pero, como se suele decir, también podemos pinchar dos veces y con una rueda de repuesto tampoco solucionaríamos nada por lo que al final, es como jugar a la lotería: ¿y si cae aquí? Leer más…

¿A qué presión está tu rueda de repuesto?

Rueda de repuesto

La semana pasada me vi en la tesitura de tener que ir a un supermercado, en las afueras del pueblo. Aproveché la singular ocasión para detenerme unos instantes en la gasolinera local, con la intención de comprobar la presión de mis neumáticos. Era el momento ideal: al ser un trayecto corto, el gas en el inferior de las ruedas seguía a temperatura ambiente.

Es el ritual de cada mes, más o menos. Para mi, es importante asegurarme que los únicos puntos de apoyo del coche con el pavimento están en forma.

Esta vez, al pasar por detrás de mi vetusto vehículo para acceder a la rueda trasera izquierda me dio pena pensar en la quinta rueda, la que vive encerrada en el maletero. Y decidí que le haría una visita, también tiene derecho a ser revisada de vez en cuando, pobrecita ella.

Leer más…

Balada del neumático desinflado

Rueda desllantada

Voy a compartir con vosotros algo de lo más sorprendente que si este fin de semana. Yo estaba en una estación de servicio, con la manguera en la mano dando de comer a mi vehículo (algo que, por desgracia, pasa demasiado a menudo). A lo lejos, empecé a escuchar como se acercaba un ruido que no podía identificar. Era como si alguien estuviera pasando un rastrillo por el asfalto.

Al cabo de unos segundos, el ruido pasó por mi lado. Entonces, lo pude ver: un coche con una rueda completamente desinflada y desllantada avanzaba, penosamente, a mi lado. Pasó entre mi vehículo y el surtidor contiguo, pero no se detuvo.

Fue directamente a la caseta de cobro. Hay que decir que era una de esas gasolineras modernas donde, en vez de ir a pagar a pie, uno avanza con el coche hasta una cabina similar a un peaje después de llenar el depósito. Estupefacto, pude ver como el joven conductor del vehículo en cuestión hablaba unos segundos con la cajera, seguramente para convencerla que la dejara pasar ya que no había repostado.

Leer más…

Algunos elementos que no pueden faltar en nuestros coches

seat-exeo-st-maletero.jpg

A la hora de coger el coche, la mayoría damos por hecho que nada ocurrirá y ya sea un viaje de 5 kilómetros o de 500, llegaremos a nuestro destino sin mayor problema. Pero por unas cosas o por otras, a veces todo no sale según lo previsto y los imprevistos son los protagonistas del viaje.

Para que nuestra detención inesperada sea un mal menor, conviene que nuestros vehículos estén provistos de algunos elementos básicos. No es cuestión de llenar el maletero de cosas y más cosas. Lo que tenemos que hacer es proveer nuestro vehículo de lo esencial y que puede sernos de gran utilidad.

Si comenzamos por lo esencial, el chaleco reflectante tiene su papel fundamental. Si tenemos que salir del coche por cualquier motivo, el chaleco será obligatorio, sino nos podrán multar. De la misma forma que el chaleco, otro elemento que no debe faltar y que ya es parte básica del equipamiento son los triángulos que se encargarán de señalar nuestra posición al resto de conductores. Leer más…

Las ruedas ‘de galleta’ son sólo para uso temporal

Rueda de uso temporal

Conocemos con el nombre de ruedas de galleta aquellas ruedas de repuesto que no se corresponden en medidas con las ruedas que monta originalmente el vehículo, pero que sirven para sacarnos momentáneamente de un apuro cuando sufrimos un pinchazo.

Y sí, el título de este artículo es una evidencia en toda regla, pero lo evidente tiene de malo que no siempre es tan evidente para todo el mundo. Por eso nunca está de más recordar que las llamadas ruedas de galleta no son más que un apaño temporal limitado. Y nada mejor que una imagen para ilustrar todo esto.

Leer más…

Cuando el aparcamiento se convierte en un deporte de riesgo de consecuencias imprevistas

Carcasa metálica para la rueda de repuesto

Veía el otro día este coche en la calle y me vinieron *recuerdos* de algo que me sucedió hace unos trece o catorce años. Por aquel entonces yo llevaba un Renault Clio que lo mismo lo utilizaba para ir a trabajar a unos 30 kilómetros de casa que para perderme por estos mundos haciendo kilómetros y kilómetros por inhóspitas y desconocidas rutas que en la actualidad son como la palma de mi mano.

Un día tuve que aparcar el coche en una calle cercana al trabajo que *hacía pendiente.* Una pendiente no muy pronunciada, pero pendiente al fin y al cabo. Aparqué tan feliz detrás de un 4×4 y me fui a currar. Eran las tres o las cuatro de la madrugada. No, no penséis mal. Es que en una vida anterior fui panadero. Sí, en serio.

Al volver al lugar para marcharme a mi casa, a eso de las 12 o la una del mediodía, ya os podéis imaginar lo que me encontré…

Leer más…

¿Es peligroso inflar los neumáticos con Nitrógeno?

Rueda de repuesto

Hace unos días un lector se puso en contacto con nosotros para comentarnos sus temores sobre la peligrosidad de inflar los neumáticos con Nitrógeno. La tesis que nos hacía llegar nuestro comunicante decía que una rueda de repuesto alojada en el maletero e inflada con Nitrógeno podría ir perdiendo gas de forma imperceptible hasta causar la asfixia de los ocupantes del vehículo. Antes de llegar a tan letal extremo, nos decía, vendrían los mareos y los adormecimientos, con el consiguiente riesgo para la seguridad vial.

Entre los editores de Circula Seguro releímos el mensaje y decidimos que lo mejor era poner el asunto sobre la mesa. ¿Es peligroso llevar Nitrógeno en las ruedas? ¿Realmente puede marearnos una fuga de Nitrógeno en el interior del coche? ¿Puede llegar a ser mortal para los ocupantes del vehículo?

Leer más…