Artículos etiquetados como Retrovisores del coche

Dile adiós al retrovisor del coche, pronto todo serán cámaras digitales

cámara retrovisor

Uno de los elementos de seguridad al que muchas veces no se le presta la atención necesaria es el retrovisor. Esos espejos (son habitualmente tres, aunque el mínimo legal son dos) son los que nos permiten ver qué ocurre detrás de nuestro coche y a sus lados.

Es un accesorio sencillo y que desde la invención del automóvil apenas ha evolucionado. Sin embargo, el espejo retrovisor podría tener los días contados, ya que en Japón es legal que un coche carezca de retrovisores exteriores siempre y cuando equipe unas cámaras de retrovisión. Puede parecer un gadget, pero en realidad, el uso de cámaras digitales mejoraría la seguridad vial.

Leer más…

Cuando adelantes a otro vehículo también debes respetar la distancia de seguridad

1

La distancia de seguridad es un concepto fundamental en la seguridad vial. Lamentablemente la realidad demuestra que es muy complicado que todos los conductores mantengan la distancia de seguridad correcta, porque no saben realmente cuánto es, o porque no quieren. De manera muy general podríamos definir la distancia de seguridad como el margen de separación entre nuestro vehículo y otros vehículos que comparten el mismo entorno para evitar problemas.

De hecho al hablar de distancia de seguridad hay que explicar que debemos entender que hay hasta tres distancias de seguridad diferentes. La primera es la que podemos llamar frontal, entre nuestro vehículo y el que nos precede. La segunda es la distancia lateral, entre nuestro vehículo y los vehículos que están a nuestra derecha o a nuestra izquierda. La tercera es la distancia trasera, y hay que tenerla en cuenta cuando adelantamos a otro vehículo.

Leer más…

Las cámaras plenópticas pueden ser la solución para sustituir a los espejos retrovisores

audi-r8-etron-retrovisor

Los diseñadores llevan décadas deseándolo y los fabricantes de coches ya lo están proponiendo: más tarde o más temprano es bastante probable que los espejos retrovisores de los coches acaben por desaparecer. No debemos obviar que los espejos retrovisores tal como los conocemos, y llevan ya un poco más de un siglo con nosotros, no han estado exentos de inconvenientes durante toda su historia.

Para empezar el campo visual que son capaces de mostrar al conductor es limitado y por eso existe el denominado ángulo muerto o punto ciego del retrovisor, esa zona que se escapa del espejo y que no vemos. El ingenio ha ido buscando todo este tiempo formas de solucionarlo, como los espejos curvados gran angular, o los sistemas electrónicos de detección de vehículos en el ángulo muerto y alerta.

Leer más…

Circulando con los retrovisores plegados

Retrovisor

Hoy os cuento otra aventura de esas que me ocurren u observo en uno de los tantos viajes que pego al día en vehículos. Ocurrió precisamente ayer, aproximadamente a las diez de la noche. Llevaba un coche delante y cuando me fijo bien, observo que lleva el retrovisor izquierdo plegado. Unos 500 metros más adelante y al hacer una pequeña rotonda, veo que el derecho también está plegado. ¿Cómo?

Continuamos por una avenida de dos carriles y para mi sorpresa, el vehículo durante el trayecto realiza dos cambios de carril. Mantengo la esperanza de que los hiciese fijándose por el retrovisor interior, aunque no lo tengo del todo claro. Ya llevamos aproximadamente kilómetro y medio circulando y en ningún momento los ha desplegado así que está claro, no ha mirado para ellos.

Leer más…

La correcta visibilidad como seguro para los que nos rodean

Mala visibilidad
Si hablamos de visibilidad nos viene a la mente, seguramente, uno de estos tres temas: la visibilidad de motoristas y ciclistas; la visibilidad en malas condiciones atmosféricas; la visibilidad nocturna. Y seguro que pensamos en visibilidad como “ver a los demás”. El problema muchas veces es la visibilidad que nosotros tenemos del exterior de nuestro coche: no es que los demás no destaquen, es que nosotros no los vemos.

Es tan importante o más que nos hagamos ver, como que pongamos todo de nuestra parte para no tener ninguna barrera que nos impida ver con claridad. De las superficies acristaladas que nos dan visibilidad hacia fuera ya nos habló Josep, pero ¿cuántos conductores mantienen impolutas las lunas y espejos de sus coches? Ese es el problema.
Leer más…

Patentan un espejo retrovisor que reduce el ángulo muerto sin apenas distorsiones

BLIS de Volvo Ayuda a la detección del ángulo muerto, de Volvo

Los espejos retrovisores exteriores son convexos. Así lo aprendemos en la autoescuela y así lo observamos sentados en el coche. Al ser convexos nos ofrecen un campo de visión mayor, pero los objetos se ven a un tamaño menor del real, de manera que puede parecer que están más alejados de lo que están en realidad. Y con todo y con eso, siempre queda un ángulo muerto que nos impide ver completamente los vehículos de nuestro alrededor.

Hasta ahora. En la Universidad de Drexel, en Pensilvania, un profesor de Matemáticas llamado Andrew R. Hicks ha patentado un espejo retrovisor muy singular. Es un espejo curvo que da unos 45 grados de visión sin apenas deformar los objetos que refleja. Eso permite que el espejo reduzca el ángulo muerto sin dar lugar a problemas de cálculo visual.

Leer más…

Guanver, un guante con retrovisor para ciclistas

Guantes con retrovisores para ciclistas

Guanver es un curioso invento nacido a partir de una iniciativa de unos aficionados al ciclismo. Su nombre combina las palabras “guante” y “ver”, y constituye la esencia de este elemento de protección: son unos guantes similares a los que emplean los ciclistas para manejar sus vehículos, pero incorporan un espejo retrovisor para ver cómodamente los vehículos que les siguen.

Sus valedores, “amantes del ciclismo con una necesidad imperiosa de cubrirse las espaldas”, según se definen a sí mismos, esgrimen los datos de siniestralidad de los ciclistas en la carretera, especialmente en las carreteras secundarias y en adelantamientos por otros vehículos, para expresar la vulnerabilidad del colectivo, y presentan el guante Guanver como una alternativa a otras soluciones habituales.

Leer más…

Frenando con los ojos en la nuca

Retrovisor

Aunque ya hemos tratado este tema alguna vez en Circula Seguro, me gustaría volver a sacarlo a la luz a raíz de un caso que me ocurrió hace escasos días de la que iba circulando por ciudad. En las proximidades de un paso de cebra observé como dos peatones se disponían a cruzar y detuve mi vehículo. Lo hice de forma un poco brusca pero antes me había percatado de que el conductor que circulaba detrás de mi lo hacía a suficiente distancia como para que mi detención fuese segura.

Pero lo que no contaba es que ese conductor fuese literalmente a uvas y no vio mi maniobra por lo que se vio obligado a realizar una frenada de emergencia. Por suerte, tengo la costumbre de frenar mirando por el retrovisor y, además de ver que iba despistado, pude reaccionar con la suficiente celeridad al ver que no iba a detener su vehículo antes de impactar con el mío. Así que solté frenos (todavía no estaba completamente detenido) y sobrepasé el paso de peatones.

Leer más…

¿Cómo me lo quito de detrás?

La ausencia de distancia de seguridad por detrás puede llevar a situaciones algo embarazosas...

Recuerdo que en los tiempos en que era un novato, e incluso antes en prácticas, una de las cosas que más nervioso me ponía era ver algo demasiado grande por el retrovisor. Sobre todo, porque a menudo el tamaño aparente en el espejito no está relacionado con el tamaño físico de mi perseguidor, sino por la ausencia de la apropiada distancia de seguridad.

Con el tiempo, los kilómetros y la eterna presencia de chupa culos tras de mi, en cierta medida me he acostumbrado, aunque odie decirlo. Sigue siendo una situación bastante delicada, pero ahora la sorteo con mayor tranquilidad. Sin esa sensación de angustia, que por otra parte sólo podía ser mala consejera.

Muy desde el principio descarté la opción de intentar distanciar a mi perseguidor utilizando la táctica de dar toquecitos al freno, lo suficiente para que se encienda la luz de freno y asuste al perseguidor, pero sin llegar a perder velocidad real. He escuchado y leído acerca de este modus operandi en diversas ocasiones, pero como digo la descarté porque me parece que hay demasiadas cosas que podrían ir mal.

Leer más…

Ciclistas, y los ojos en las sienes

ojo.jpg

Dicen que los ojos obsesionaban al gran Darwin. El hombre pensaba que eran tan maravillosos que desafiaban la teoría de la evolución que había estado desarrollando, algo tan genial parecía obra divina. Sin embargo, acabó encontrando organismos con ojos menos desarrollados, lo que le permitió establecer la evolución de tan maravilloso instrumento de observación, según su consabida selección natural.

Y es que la naturaleza es sabia, mucho más de lo que pensamos. No sólo ha dotado de ojos a todo el reino animal, sino que además los ha colocado en el lugar donde más útiles pueden ser. Por ejemplo, los animales herbívoros, que no necesitan una gran visión frontal para comer plantas (ya que éstas están inmóviles), y suelen ser presa de los carnívoros, suelen tener sus ojos a cada lado del cuerpo, lo que les permite una visión periférica mayor, pudiendo vigilar con facilidad sus depredadores.

Leer más…