Artículos etiquetados como Reposacabezas activo

Tipos de reposacabezas activos

Reposacabezas

El reposacabezas es un elemento de seguridad pasiva imprescindible, pues evita múltiples lesiones cervicales en caso de accidente, sobre todo en caso de alcance (golpe por detrás). Explicamos en su día qué es el latigazo cervical, qué lo provoca y qué consecuencias tiene. En síntesis cuando se recibe un golpe por alcance desde detrás, por inercia, el cuerpo y sobre todo la cabeza se desplazan hacia atrás.

Si no hubiera un elemento que retuviera la cabeza en ese movimiento hacia atrás se podría producir, en las situaciones más graves, el desnucamiento del pasajero, con lesiones gravísimas, como una tetraplejia o incluso la muerte. Habiendo un reposacabezas, y estando este bien colocado, en altura y cercanía, los riesgos son mucho menores y suelen limtarse al latigazo cervical.

Leer más…

Cinco elementos de seguridad básicos del vehículo

2251328042_a4934f5de9_z

Sabemos de sobra cuales son los elementos de seguridad activa y pasiva con más presencia en los vehículos actuales pero me gustaría recordarlos nuevamente debido a la importancia que tienen como garantía y seguridad de sus ocupantes y, por supuesto, del propio conductor. La mejora en los vehículos, independientemente de las prestaciones que puedan darnos sus fabricantes a la hora de escoger coche nuevo, pasa necesariamente por la protección de sus ocupantes.

Una seguridad que contribuye a proporcionar una mayor eficacia y estabilidad del vehículo en movimiento, como, por ejemplo: el ABS y el asistente de frenado y, por si fuera poco, reducir al mínimo los daños materiales y físicos que puedan producirse cuando el siniestro vial puede ser imprevisible pero no por ello inevitable, como, por ejemplo, el cinturón de seguridad, el airbag y el reposacabezas. Se trata de unos elementos clave para su seguridad que no pueden faltar en el vehículo. Vamos a verlos:

Leer más…

¿Qué es el reposacabezas activo?

Reposacabezas

El reposacabezas es un sistema que nace a mediados de los años 50 como un elemento de lujo. Posteriormente, con el paso del tiempo, la investigación de accidentes empezó a descubrir que era un importante elemento de seguridad. De ahí que en el año 1969 fuese obligatorio el reposacabezas en todos los turismos matriculados en los EE.UU y veinte años después, dicho sistema de seguridad, empieza a homologarse en España.

Existen en el mercado automovilístico dos tipos diferentes de reposacabezas. Por un lado, están los fijos o integrados a la estructura del asiento que suelen ser bastante eficaces si el propio conductor lo ajusta a su posición en el asiento siendo éstos los primeros en fabricarse; y por otro, ya más modernos y actuales, los ajustables o activos por efecto de la colisión.

Pues bien, son estos últimos los reposocabezas activos los que trataremos de conocer. ¿Cómo funcionan y por qué funcionan?

Leer más…

Los reposacabezas: la asignatura pendiente

reposacabezasactivo.jpg

Uno de los accidentes más frecuentes es el alcance urbano. Se tratan, principalmente, de accidentes producidos a baja velocidad y con pequeños daños personales. Las consecuencias de este tipo de accidentes son los conocidos esguinces cervicales. A pesar de no tratarse de una patología grave, si que son molestas ya que van acompañados de naúseas, dolores en el cuello y cabeza.

El esguince cervical se produce por el latigazo al que se ve sometida la cabeza durante el impacto. Se trata de una lesión que principalmente sufren los conductores debido a su mala postura, con el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante. Además de esa mala postura, la errónea colocación del reposacabezas juega un papel fundamental.

En el último año, sólo un 20% de los coches analizados en el famoso test EuroNCAP obtuvieron resultados considerados como buenos en la protección de los ocupantes ante un impacto posterior. En la última modificación que han sufrido estos tests se han endurecido las pruebas y se ha hecho especial hincapié en este tipo de lesiones. Se ha incluido una nueva prueba de impacto trasero que analiza el comportamiento del reposacabezas y que entra dentro del conjunto de evaluación para la protección de los ocupantes adultos. Y a tenor de la importancia que tienen estos test en los fabricantes, a buen seguro que tomarán nota y mejorarán sus vehículos en este aspecto.

La respuesta para evitar cualquier tipo de lesión, aunque sea en percances menores, pasa por la higiene postural, tanto si conducimos como si somos ocupantes. La correcta colocación del reposacabezas se vuelve algo necesario para nuestro bienestar. Además en los últimos tiempos, muchos turismos implementan como parte de su seguridad pasiva, sistemas de reposacabezas activos. Estos sistemas se encargan de evitar el latigazo cervical y de ahorrarnos alguna que otra visita al médico. Por suerte para nosotros, los avances y las mejoras en cuestión de seguridad están acercando este sistema a coches de gamas inferiores.

Reposacabezas activo, ¿cuál es su ventaja?

Reposacabezas - Chevrolet Aveo

En algunos modelos empieza a estar disponible, de serie o en opción, un elemento de seguridad pasiva no muy conocido por el consumidor, *el reposacabezas activo* (en inglés, _Active Head Restraint_). En la imagen vemos reposacabezas convencionales o fijos, montados en un Chevrolet Aveo.

Creo que ya todos deberíamos saber que la ausencia de reposacabezas, en una colisión, *puede causar el desnucamiento de un pasajero*, causándole desde molestias cervicales vitalicias hasta la muerte instantánea. No aceptes nunca un coche sin cabeceros en todos los asientos, a menos que nunca use esas plazas por ocupantes más altos que el respaldo.

Los modelos equipados con reposacabezas normales pueden evitar el desnucamiento, pero no el *latigazo cervical*. Las consecuencias del movimiento de la cabeza en este caso pueden llegar a causar dolores de espalda para toda la vida, pero es mejor que quedarse tetrapléjico o fallecer. Sin embargo, existe una solución técnica para minimizar dichas consecuencias al máximo.

Leer más…