Artículos etiquetados como posicion

Principales vicios en la postura al volante que deberías evitar

vicios al volante

Con el paso de los años y los kilómetros, tenemos tendencia a coger malos hábitos de conducción, especialmente en la postura al volante. Cuando nos sacamos el carné de conducir nos sentábamos bien al volante y sin embargo, hemos ido cogiendo algunos vicios.

Además de una buena higiene postural, para evitar cansancio y dolores de espalda de toda clase, sentarse correctamente al volante es también una cuestión de seguridad. En esta ocasión repasamos los principales vicios que deberías evitar.

Leer más…

Cómo regular la posición de conducción: manejo del volante. Vuestras respuestas

conductor

Antes de que termine este mes, me gustaría añadir algunas reflexiones sobre lo que empecé hace exactamente tres semanas cuando hablamos sobre cómo regular la posición de conducción: manejo del volante. Podría utilizar los subtítulos empleados en su día para resumir muy brevemente su contenido: la posición correcta de las manos en el volante, cómo mover el volante con seguridad y un conductor al volante debe inspirar confianza y seguridad para referirme a la correcta posición de conducción.

Hasta aquí, todo correcto. Es más, quise extenderme tanto que incluso eche mano de mis apuntes que aún conservo del curso de profesores de formación vial. Por si esto fuera poco, añadí algunas aportaciones de mi experiencia desde dentro y fuera de la barrera, como suele decirse, de muchos años al volante. Sin embargo, casi siempre, surgen dudas, opiniones y observaciones que merecen ser aclaradas por su importancia; reflexionar sobre ellas y si es necesario, rectificar o compartir con ánimo de seguir aprendiendo entre todos.

Leer más…

Cómo regular la posición de conducción: el asiento

conduciendo

La tarea de conducir lleva consigo la manipulación constante de unos mandos que pueden utilizarse con los pies (pedales) y otros con las manos (dispositivos). De ahí, que tengamos que realizar a motor parado y antes de ponerlo en movimiento, una serie de comprobaciones previas a la conducción como son: la regulación del asiento incluyendo el respaldo y nuestra postura al volante para llegar de manera fácil, segura y cómoda a dichos mandos y dispositivos del vehículo.

Si no realizamos esas comprobaciones estaremos expuestos a sufrir, por un lado, mayor cansancio tras sumar dificultad a nuestra capacidad de maniobra durante la conducción y por otro, una acomodación incorrecta dentro del vehículo o una mala postura como, por ejemplo, ir encogido, estirado o conducir con una sola mano, puede acarrear además un mal funcionamiento de los elementos de seguridad pasiva y en consecuencia, agravar las lesiones en caso de producirse una colisión.

Leer más…

Hacer cola, o colarse

Gente guardando cola

En la vida ocurre muchas veces que dos o más personas quieren acceder a un lugar, o a un servicio, donde sólo cabe un usuario a la vez. En el mundo animal, probablemente, eso desencadenaría una lucha de poder. Pero como somos civilizados (en teoría), entre todos hemos acordado unas reglas que nos permiten discernir el orden en que se otorga el turno. Básicamente es lo que llamamos hacer cola.

Hacer cola es algo que todo llevamos dentro, estamos más que acostumbrados a ello. Sobre todo, lo llevan dentro las embarazadas de mellizos. Desde pequeñitos nos enseñan a ponernos uno detrás de otro y acceder al aula de forma ordenada cada mañana. Lo tenemos tan interiorizado que basta con ver un montón de gente para que nos venga la frase «¿quién es el último?», incluso si no estamos muy seguros de qué aguarda delante del gentío.

Leer más…

Un apunte rápido sobre el reposacabezas

Reposacabezas

Hoy, por ser viernes, lanzo un pequeño juego al respetable. Se trata de que cada uno decida cuál es la posición correcta del reposacabezas, y por eso propongo este par de dibujos, a ver qué os parece.

Seguramente la mayoría habrá decidido que la posición correcta de un reposacabezas es la que aparece marcada con la letra B, y no es de extrañar, porque es lo que hemos aprendido siempre: la parte más alta del reposacabezas a la altura de la parte más alta de la cabeza, la parte central del reposacabezas, a la altura de los ojos. Y la cabeza, separada del reposacabezas por una distancia máxima de 4cm.

Era así, ¿verdad?

Leer más…

Conducción de motocicletas, la Física (1)

Me toca tomar el guante (o morder el anzuelo) lanzado por mi compañero Morrillu en su último artículo, donde nos explicaba cómo actúa sobre su motocicleta para guiarla y no acabar mordiendo el asfalto. En este artículo nos toca analizar los fundamentos Físicos en que se basan los procedimientos de pilotaje que tan bien nos ha descrito.

Cuando se habla de la estabilidad de las motocicletas, es común que rápidamente se piense en el efecto giroscópico de las ruedas en rotación. Dicho efecto existe, es evidente, y aporta su granito de arena pero su efecto es relativamente pequeño, no es suficiente para mantener la estabilidad de la moto. Ni siquiera en linea recta.

Leer más…

No me engañes, por favor

Un cambio de carril a la izquierda, correctamente indicado

Un principio básico de la seguridad vial, que he podido ver reflejado tanto en este blog (mucho antes que yo entrara), como en muchas otras páginas y en la propia autoescuela, es no sorprender. Ello significa que si todos los conductores son conscientes de las intenciones de los demás, podrán actuar en consecuencia, evitando situaciones de peligro. Yo he observado dos tipos de falta de comunicación que me gustaría compartir con vosotros, por bien de intentar erradicar, o al menos reducir, los riesgos que pueden conllevar.

Pero empecemos por el principio. La comunicación verbal entre dos o más vehículos puede ser muy difícil. Los que vamos en coche estamos encerrados en una jaula de acero, y los motoristas llevan gruesos cascos. Haría falta gritar mucho. Por ese motivo, los vehículos incluyen una serie de luces que, de acuerdo con un código luminoso que todos aprendemos en las clases de teórica, permiten comunicar nuestras intenciones al resto de usuarios de la vía.

Leer más…

Sistema de localización global y navegadores (2)

Uno de los satélites del sistema NAVSTAR-GPS.

Tal y como comentábamos en mi anterior artículo, la principal característica de un navegador es su capacidad de saber donde está. Utilizando un sistema de localización por satélite, que alcanza prácticamente todo el planeta, los navegadores pueden comparar la posición con sus mapas, para calcular la ruta a seguir hasta el destino marcado.

Los satélites NAVSTAR-GPS se encuentran orbitando a una altura de unos 20200km sobre el nivel del mar, dando una vuelta a la tierra aproximadamente cada doce horas. De esta forma, cada satélite sólo está visible en el cielo durante seis horas de cada doce; la mitad del tiempo. No obstante, si el satélite está muy abajo en el cielo (acaba de salir, o está a punto de ponerse), la señal tiene que atravesar mucha atmósfera y se ve ligeramente atenuada. Así que la señal es óptima aproximadamente sólo durante una cuarta parte del tiempo. Para solucionarlo, en cada órbita se sitúan cuatro satélites, a intervalos regulares. En total, se tenemos seis diferentes órbitas, lo que da un total de 24 unidades espaciales en la constelación NAVSTAR, más otros tres de auxilio. Leer más…

Conduciendo por España (1/2)

Posicion y niebla

Esta pasada semana me he ido de vacaciones, recorriendo ampliamente parte del norte de España y algo del sur de Francia. Los lugares que he visitado, pues los he aprovechado para desconectar, pero entre sitio y sitio, y con casi tres mil kilómetros recorridos en total, da tiempo para pensar, fijarse, asustarse y hasta lanzar algún improperio a algún otro conductor.

En un par de entradas, vamos a intentar resumir cuáles son los fallos más comunes que comete la gente, fácilmente solucionables. Y es que el 90% de los errores más comunes que se realizan a manos de un vehículo de forma inconsciente (los cafres vamos a dejarlos de lado), vienen derivados del mal uso de las luces. Leer más…

¿Qué calzado me pongo para conducir?

Zancos

Una de las cuestiones en las que menos reparamos cuando nos ponemos al volante es la comodidad que debe tener el conductor para actuar sobre los mandos del vehículo. Más allá de la importancia de adoptar una postura correcta, está la elección del vestuario adecuado para la conducción. Unas prendas demasiado ceñidas a nuestro cuerpo o, por el contrario, unas ropas que cuelguen por todas partes, pueden suponer una molestia a la hora de conducir y una traba a la seguridad vial.

Pero si hay una prenda de vestir sobre la que no siempre se presta la debida atención, esa es el calzado. De cómo sean los zapatos que calzamos y de su estado pueden depender en buena manera nuestras acciones sobre los pedales y, por tanto, las respuestas que obtendremos por parte del vehículo.

Leer más…