Artículos etiquetados como Neumaticos y Seguridad Vial

Neumáticos recauchutados (III): cómo se recauchuta

Neumáticos recauchutados
Hoy concluiremos este pequeño especial sobre neumáticos recauchutados explicando cómo es el proceso de recauchutado. Para aclarar posibles malentendidos, decir que el neumático recauchutado no es un neumático de segunda mano porque lo normal es trabajar sobre los neumáticos que uno tiene (y hablo de neumático de camión, autobús, o en el caso de los de aviación).

Primero, quedaba pendiente el tema de la reglamentación. Los neumáticos recauchutados a una normativa especial diferente a la de los neumáticos nuevos (enlaces en PDF al Reglamento 108 de UNECE para turismos, y Reglamento 109 de UNECE para vehículos comerciales). Dicha normativa se encarga de especificar cómo deben ser los tests y qué parámetros deben cumplir los neumáticos recauchutados y es muy diferente a la de neumáticos nuevos, aunque compartan algún test. Dicho esto, sigamos.
Leer más…

Neumáticos recauchutados (II): ¿cuándo tiene sentido?

Neumáticos recauchutados
Continuamos donde lo dejamos el otro día cuando hablamos del proceso de degradación de un neumático, para entrar de lleno en la cuestión fundamental: ¿cuándo tiene sentido recauchutar un neumático? Como comentamos, el neumático hay que sustituirlo cuando su vida útil termina, o sea, por desgaste o bien por tiempo. La clave de todo esto está en que un neumático se recauchuta cuando se desgasta en muy poco tiempo, pero acumulando un gran número de kilómetros, lo cual descarta a los turismos.

¿Por qué descartamos a los turismos? Una buena razón es que sus neumáticos no se diseñan para que puedan ser recauchutados (hablamos del caso de Michelin), pero sí que se diseñan así los neumáticos para los aviones, autobuses y camiones. Son neumáticos que van a rodar miles de kilómetros en poco tiempo (hablamos de 300.000 o 400.000 kilómetros en dos o tres años) o que sufren grandes esfuerzos como en el caso del aterrizaje. Mediante el recauchutado se les proporciona una segunda vida de unos dos o tres años adicionales, lo que los deja muy lejos de los citados 10 años de longevidad media estimada.
Leer más…

Signus analizará la procedencia de los neumáticos usados en venta

Neumatico usado

Ya hablamos hace unos días del problema que puede surgir al comprar y usar neumáticos usados. Un neumático en buen estado, con dibujo suficiente, que no presente cortes ni deformaciones puede tener una vida útil de muchos kilómetros. Pero el problema viene cuando se desconoce quién lo ha usado y de qué forma.

Pero existe otro problema derivado del reciclaje de los neumáticos una vez que su vida útil ha llegado al final. Cuando adquirimos un neumático nuevo en un taller, abonamos una tasa de reciclaje para los neumáticos que hemos usado y que va destinada precisamente a que se recojan y sean tratados convenientemente.

Leer más…

Neumáticos recauchutados (I): degradación del neumático

rsi31yyku4-MICHELIN_AirX_Gama_2013
Empezamos hoy una miniserie sobre los neumáticos recauchutados, una idea que surge tras un comentario de nuestro lectora Escargot. Lo que pretendemos es hablar sobre el recauchutado, qué es, cómo y por qué se pone en práctica, y por supuesto desvelar en qué ocasiones no se recomienda, así como diferenciar claramente un neumático recauchutado de un neumático de segunda mano.

Lo primero que debemos tener en cuenta, y a eso dedicaremos el post de hoy, es cómo se fabrica un neumático, especialmente en cuando a la vulcanización del caucho se refiere. Como todos sabéis, los neumáticos se componen principalmente de caucho vulcanizado, es decir, la goma que pisa la carretera. También sabéis que el neumático hay que sustituirlo cuando su vida útil termina, o sea, por desgaste (que la banda de rodadura tenga una profundidad mínima de 1,6 mm), o bien por tiempo (unos 10 años aproximadamente). Vamos a explicar lo mejor posible esta última parte, que se confunde habitualmente con la caducidad del neumático, que no existe.
Leer más…

Comprar un neumático de segunda mano, ¿por qué?

_MTZ1882
El fenómeno del mercado de segunda mano está en claro crecimiento gracias (o por desgracia) a esta época de crisis económica. En algunos sectores se mueve mucho género y las compras tienen sentido, pero en otros claramente no. Por ejemplo, en el sector de los neumáticos. Comprar un neumático de segunda mano supondrá un ahorro económico al instante de la compra, pero no será ni la solución, ni un ahorro a largo plazo, y mucho menos una garantía de seguridad al volante: es una mala idea.

Las razones son múltiples, aunque la principal es que no existe en España una regulación competente de los neumáticos de segunda mano. Es decir, no existe un organismo que se preocupe de garantizar la seguridad e integridad de los neumáticos de segunda mano, de forma que lleguen al cliente con la mayor garantía en ambos sentidos. Y eso significa que si sumamos a la ecuación que muchas veces no sabemos de dónde procede el neumático, y cómo la edad del mismo determina el grado de deterioro en sus propiedades, tenemos el cóctel perfecto para tener un susto de importancia.

Actualización 04/07/2013: Como bien me señalaron vía Twitter, el dato de que el 73% de los neumáticos de segunda mano se venden en talleres es falso. Las ventas de neumáticos nuevos son el 73% de las ventas de neumáticos, y el 27% son de segunda mano, en los talleres que los venden. La estimación del mercado de segunda mano, con todas las dificultades que conlleva, están alrededor del 7% del total del mercado total del neumático. Esperamos que el asunto quede más claro y pedimos disculpas a quien pueda haberse sentido ofendido o perjudicado. La información actualizada es cortesía de Michelin y Fesvial.

Leer más…

Neumáticos Runflat, ¿merecen la pena?

Runflat

En el siguiente artículo, intentaré mostraros las ventajas y desventajas de los neumáticos denominados Runflat, pero no es mi intención decantarme sobre un tipo u otro de neumático. Es mejor que cada uno decida qué neumático es el que mejor se adapta a su vehículo, conducción y bolsillo.

Los neumáticos Runflat son neumáticos autoportantes con el flanco reforzado. Su ventaja es que en caso de pinchazo o pérdida repentina de presión, no desllantan, por lo que permiten seguir teniendo el control del vehículo en todo momento. Comparado con un neumático convencional, sería equivalente a circular con una presión un poco por encima de 1 bar. Leer más…