Artículos etiquetados como Investigacion en Seguridad Vial

Un nuevo programa de educación vial premiado por la DGT

niños con bicis

Desde Circula Seguro siempre apoyamos iniciativas encaminadas a mejorar la educación y seguridad vial. Nos volcamos en ello, incluso, con miras hacia nuestros más pequeños con el Especial Educación vial para niños y así ayudar a fomentar la educación vial que debe empezar desde la base, en el colegio. Por eso, cada vez que vemos noticias como la de hoy, donde se premia la investigación y proyectos sobre educación y seguridad vial, no dudamos en darlas a conocer.

Se trata del proyecto educativo ‘Un mundo lleno de posibilidades’ que ha conseguido el Primer Premio de la XIII edición del Concurso de Proyectos de Educación Vial en el ámbito escolar del curso 2011/12. Un premio que ha supuesto un gran reconocimiento para el IES Güímar puesto que ha sido una nueva experiencia por la participaron de centros educativos no universitarios de toda España y cuyo objetivo primordial se ha centrado en potenciar la educación vial entre los alumnos de Atención Educativa de 4º de la ESO.

Leer más…

Tecnología táctil en el volante para evitar distracciones

Volante de laboratorio

Siempre se ha dicho que para conducir de manera segura se requiere, además de ir atento, llevar las dos manos sobre el volante. La técnica de las tres menos cuarto o las dos menos diez comparando el volante con un reloj y las manos con sus agujas explica la manera de cómo colocar correctamente las manos en el volante.

Pues bien, esta técnica será necesaria si queremos estar informados de manera táctil de las indicaciones del nuevo sistema de orientación que podrá detectar el conductor a través de pequeñas vibraciones que se desplazan por el interior del volante del vehículo. Así los conductores no tendrán que desviar su atención de la vía por la que circulan en ese momento y evitar las temidas distracciones al volante.

Leer más…

La diferencia entre un accidente y su posibilidad (y 4): el conflicto

Car accident Por daveynin

Terminamos con el presente artículo esta mini-serie sobre el desarrollo de los acontecimientos que suceden cada vez que se produce un siniestro vial tanto en ciudad como en carretera. Vimos una primera fase de percepción dividida en dos momentos (visión subjetivavisión objetiva) y después una segunda fase de decisión donde explicamos la importancia del tiempo de reacción con ejemplos y tipos de maniobra o conjunto de ellas para evitar o minimizar los accidentes.

Ahora veremos la fase final en la producción del siniestro por tratarse de la última secuencia a tener en cuenta en la reconstrucción de accidentes. Como ejemplo, si durante la conducción con nuestro vehículo nos percatamos de una situación irregular o peligrosa y a pesar de poner todo nuestro empeño en salir airoso de ella, no podemos evitar el incidente, entramos en la fase de conflicto que comprende el último momento de la evolución y su resultado. Pero, veamos con más ejemplos como se desarrolla.

Leer más…

La diferencia entre un accidente y su posibilidad (3): la decisión

Kerttu and the Sebring Por henribergius

En el artículo anterior de esta mini-serie vimos los dos momentos de la fase de percepción, la visión subjetiva y real. Ahora hablaremos sobre la siguiente fase, la fase de decisión y ejecución para seguir explicando los acontecimientos que existen previos al conflicto o resultado final.

Me mantengo en mi postura al afirmar sobre la importancia de una buena percepción del riesgo para entender nuestro comportamiento cuando vamos al volante. La atención y anticipación en la tarea de conducir supone tener reservado un as para ganar la partida a lo que sucede sin esperarse.

Prever cualquier peligro, como el ejemplo que comenté sobre el obstáculo en mitad de la calzada, supone ganar tiempo y reaccionar con éxito. Y ya sabemos que en materia de metros por segundo, el espacio se reduce muy rápidamente. Veamos algunos ejemplos.

Leer más…

La diferencia entre un accidente y su posibilidad (2): la visión objetiva

Crash por jlmaral

Como ya dijimos en el artículo anterior cuando vimos la visión subjetiva para explicar la composición de cualquier incidente vial desde que se percibe el peligro hasta que se produce el mismo, esa serie de acontecimientos consta de varias fases y a su vez de posiciones las cuales están constituidas por momentos o espacios.

Vimos con algunos ejemplos la primera fase de percepción y definimos la visión subjetiva como el momento en el cual, cualquier conductor, en condiciones normales, puede percatarse de alguna circunstancia irregular y que al mismo tiempo la identifica como un peligro. Es la primera visión que tenemos del acontecimiento inesperado.

Pues bien, para completar la fase de percepción pasamos a explicar ahora al segundo momento de dicha fase, la visión objetiva o real para comprender, la secuencia previa que existe con anterioridad a la toma de decisión. Veamos algunos ejemplos.

Leer más…

La diferencia entre un accidente y su posibilidad (1): la visión subjetiva

Untitled Por Joost J. Bakker IJmuiden

La conducción de un vehículo, además de los conocimientos teóricos y prácticos, requiere ciertas aptitudes psicofísicas. Digamos que son las condiciones físicas y clínicas exigidas por los Centros de Reconocimiento de Conductores para obtener o prorrogar el permiso de conducir. En dicha revisión se comprueba, además del estado de salud, la capacidad auditiva, la coordinación motora y sensorial.

Pues bien, uno de los requisitos más influyentes en la tarea de conducir es la capacidad visual, es decir, la acción y efecto de percibir el conductor, a través de la vista, el entorno que le rodea. Además de la atención permanente en la conducción, todo conductor, tiene que saber seleccionar los mensajes externos que le llegan, darle su importancia e interpretarlos acorde a su experiencia.

El tiempo que tardamos en reaccionar o la ausencia de maniobra evasiva son algunas de las causas que directa o indirectamente influyen en los siniestros con ocasión del tráfico. La respuesta ante una situación de riesgo al volante va a depender de cómo ésta sea percibida. De ahí la importancia de la percepción subjetiva y real de que dispone el conductor en la fase previa al conflicto.

Leer más…

El proyecto CENIT ADAPTA pensado para proteger a los ocupantes

sistemas inteligentes

Gracias a los crash tests realizados en los laboratorios de investigación sabemos que las colisiones laterales ponen en serio peligro a los ocupantes de los vehículos. En materia de seguridad pasiva se estudian aquellos sistemas que pueden absorber la energía cinética que se libera con la deceleración del impacto para no causar daños a las personas. De ahí que cuando un vehículo recibe una colisión lateral tenemos que tener en cuenta que las consecuencias del siniestro serán más graves para el vehículo y para sus ocupantes cuanto mayor sea la velocidad de choque.

El objetivo de los sistemas de seguridad pasiva de los vehículos es mejorar en la protección de sus ocupantes ante cualquier circunstancia. Precisamente, esa es la idea del proyecto de investigación ADAPTA dentro del programa CENIT (Consorcios Estratégicos Nacionales en Investigación Técnica) presentado hace unos días por Carmen Vela, Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación en el Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid).

Dicho proyecto incluye varios sistemas basados en modernas tecnologías de visión, detección y de retención para minimizar las lesiones de los ocupantes tras un siniestro. Vamos a verlos.

Leer más…

Granny-Nav, navegador para conductores mayores

my driver Los conductores mayores podrán obtener ayuda de un GPS con instrucciones más simplificadas

Envejecer es ley de vida. Cuando nos vamos haciendo mayores nuestras reacciones al volante se hacen cada vez más lentas, así como también, vamos perdiendo confianza en nuestra capacidad y habilidades para conducir. Son situaciones que antes eran cómodas de superar, como por ejemplo, la conducción nocturna, incorporaciones a vías principales desde el mismo cruce o a través del carril de aceleración, los constantes cambios de carril por ciudad, etcétera; y que con el paso del tiempo, se nos hacen más complicadas de resolver.

Pues bien, gracias al invento Granny-Nav, que traducido sería como navegador abuelita, investigado y desarrollado por un equipo de la Universidad de Newcastle, en el norte de Inglaterra, los conductores con edad avanzada podrán sentirse más seguros durante la conducción y más independientes, tras alargar su etapa como conductores. A pesar de que dicha investigación se presentará en junio en la conferencia Vejez, movilidad y calidad de vida en Michigan, la noticia está corriendo por internet como la pólvora. Veamos un adelanto.

Leer más…

Los accidentes de tráfico: sus causas (y 3)

punto de colisión

Sólo con las técnicas de investigación de accidentes de tráfico es posible saber las verdaderas causas del siniestro, ya que conociendo la forma de ocurrencia, analizando cada prueba o indicio es posible identificar los factores que dieron lugar al suceso. Si conocemos las causas, es posible valorar responsabilidades en el proceso judicial así como adoptar las medidas de seguridad preventivas que eviten o minimicen los riesgos en el futuro. Además, podemos descartar la posibilidad de que hubiese alguna voluntariedad, simulación o fraude ante la compañía de seguros.

Una vez realizada la investigación del hecho, pasamos a la reconstrucción del siniestro de tráfico partiendo de la recopilación y el análisis de todas las evidencias físicas resultantes de un accidente para tratar de establecer el cómo y por qué se produjo el mismo. Esta tarea conlleva un proceso de trabajo que, en muchas ocasiones, resulta de gran complejidad, pues requiere de un meticuloso estudio para interpretar correctamente el origen de las huellas y demás vestigios, así como el planteamiento de todas las hipótesis, a priori viables, hasta llegar a la determinación de las circunstancias que necesariamente tuvieron que existir para que el conflicto se produjera con el resultado conocido.

Leer más…

Los accidentes de tráfico: sus causas (2)

Salida de vía

Un siniestro de tráfico puede considerarse como el producto final de un desencadenamiento de circunstancias (combinación de errores) que son exteriores por el entorno donde se producen y también interiores o condicionadas por parte de todas las personas participantes. Consecuentemente, a ese desequilibrio de oportunidades involuntarias y no deseadas, se producen unos daños materiales en los bienes propios o ajenos y que también pueden ser físicos en las personas que serán de mayor consideración en atención a la magnitud del evento.

Al referirme a ese desequilibrio de oportunidades me refiero a la secuencia anterior al siniestro. Todos hemos oído decir en alguna ocasión: hoy me levanté con el pie izquierdo y desde entonces no doy una. Condición operante si consideramos el hecho de no encontrarse centrado con una merma en las facultades psicofísicas de la persona. Por otro lado, el diseño de las carreteras y las medidas de seguridad en los vehículos son elementos influyentes pero conocidos y por tanto dependientes del factor humano. Pero, en definitiva… ¿qué causa un siniestro con ocasión del tráfico?

Leer más…