Artículos etiquetados como Giro a la izquierda

Si te equivocas, sigue adelante

Perdidos
En carretera y mientras conducimos, nos podemos equivocar. Todo el mundo se equivoca, y ese podría ser el título de un libro como ese tan famoso para niños que no viene al caso, y quien niegue haberse perdido una sola vez, haber errado la salida de la autovía o la de una rotonda, que levante la mano. Aunque solo sea por pura estadística, todos cometemos, alguna vez, un error.

El caso es que hay dos tipos de conductores: los que rectifican a toda costa, y los que siguen adelante y lo solucionan en su momento. O dicho de otro modo, si nos equivocamos de salida en la autovía, podemos dar un volantazo y volver a la misma, o bien salir, aceptar que nos equivocamos e incorporarnos por la entrada a la autovía que hay tras cada salida.
Leer más…

Ojo cruce, a la izquierda, sasar…

7851970518_93e7c6d799_c
Jaume escribió el otro día la manía-guión-falta de acortar las curvas por el arcén, y yo quiero complementar hoy ese texto con la otra manía universal, que es la de acortar los cruces invadiendo un carril de sentido contrario, lo cual es todavía más increíble y denota más desprecio por los demás conductores. Es muy habitual que los carriles no se respeten, eso ya lo sabemos (y esperamos que los sistemas de control de carril ayuden a mejorar en este aspecto), pero invadir un carril de sentido contrario en el que, incluso, hay coches parados en un STOP, es muy fuerte.

Si sois aficionados a los rallyes os sonará el titular, eso de “sasar”,… que era lo que Luis Moya le decía a Carlos Sainz cuando debían recortar una curva “por fuera”. Sin embargo eso lo podemos ver cada día en nuestra ciudad cuando un conductor hace un cruce como si fuese una curva redonda, invadiendo nuestro carril e, incluso, forzándonos a una esquiva innecesaria y que solo nos produce estrés. “Sasar” en ciudad no solo es peligroso, sino una falta de respeto a los demás por no respetar su carril (ni el propio), y no seguir la regla del “pivote”.
Leer más…

Infracciones de tráfico vistas por la DGT (3): Cambio de sentido

foto_camara

Una infracción de tráfico es un incumplimiento de la norma sobre la circulación de vehículos, ciclistas y peatones y, en consecuencia, conlleva una sanción administrativa. Ahora bien, si la infracción de tráfico es peligrosa y afecta, además, a la seguridad del resto de usuarios de la vía puede, incluso, considerarse como un hecho delictivo. Cambios de carril antirreglamentarios, adelantamientos temerarios, etcétera, si le añadimos la palabra peligro o conducción manifiestamente temeraria, estaríamos hablando de palabras mayores, así que lo mejor será no meter la pata hasta el extremo de tener que dar explicaciones en un Juzgado, ¿no les parece?

Las cámaras en circuito cerrado de televisión instaladas en la carretera para gestionar el tráfico son, a veces, testigos de hechos supuestamente indebidos por parte de cualquier persona a los mandos de su vehículo. La infracción de tráfico o locura al volante y en este caso, con resultado lamentable como veremos hoy, fue vista por una de esas cámaras y está relacionada con el cambio de sentido de la marcha. Una maniobra que implica cambiar la dirección del vehículo realizando un giro de 180 grados, es decir, dar media vuelta para continuar circulando por la misma vía pero en sentido contrario y que puede resultar peligrosa si no se hace correctamente.

Analizaremos las consecuencias de la infracción observada a través de las imágenes de la DGT y, si os parece, reflexionar sobre lo sucedido.

Leer más…

El peligro de girar a la izquierda

15907639_0a9363558e_b
En muchas más situaciones de las que recordamos debemos girar a la izquierda, sea en carretera o en ciudad. En algunos casos, como en la M-30 madrileña, las salidas de la vía por el lado izquierdo podríamos considerarlas como una especie de “giro a la izquierda” suavizado. Sea como sea, girar a la izquierda suele tener más complicación que hacerlo a la derecha, sencillamente porque la derecha es el sentido más natural de hacer un giro.

Típicamente cuando hacemos un giro hacia la derecha lo hacemos para continuar la marcha a favor del tráfico, en el mismo carril por el que marchábamos (si se le puede llamar mismo carril al que nos incorporamos tras el giro); al contrario, cuando hacemos un giro a la izquierda debemos pisar y atravesar un carril con tráfico en sentido contrario, con lo cual el riesgo aumenta, y las consecuencias de una colisión son bastante más graves.
Leer más…