Artículos etiquetados como Fisica y Seguridad Vial

La física de la velocidad: cuando un accidente equivale a la caída desde un rascacielos

accidente coche

En verano, época de grandes y numerosos desplazamientos en coches, se suele insistir más que nunca en controlar la velocidad y respetar los límites de velocidad. Muchas veces se habla de exceso de velocidad en los medios de comunicación para justificar un accidente, pero en realidad es la velocidad inadecuada a las condiciones de tráfico, climatología, vía y a su propia capacidad la que puede ser la causa de un accidente.

Sin embargo es indudable que la velocidad es un factor agravante en las consecuencias de un accidente. Y los medios de comunicación y la DGT de recordarnos que, por ejemplo, “un choque a 50 km/h equivale a caer desde un sexto piso”. Detrás de ese ejemplo hay una realidad física que no deberíamos olvidar nunca.

Leer más…

¿Qué es la energía cinética?

¿Qué es la energía cinética?

El concepto de energía cinética surge con cierta frecuencia en debates de Seguridad Vial al intentar justificar que la velocidad excesiva agrava los efectos negativos de un accidente (además de hacerlo más probable, claro). Es un concepto importante debido a que la energía cinética depende de forma cuadrática con la velocidad: es decir, moverse el doble de rápido implica cuadruplicar la energía.

Pero, como muchos conceptos que vienen de la ciencia, es posible que el uso mundano del término no venga acompañado por una comprensión del significado exacto del mismo. Sobre todo, porque abunda un uso casi místico de la palabra energía; cuyo significado en realidad es mucho más sencillo y mundano que las idas de olla que suelen salir de la boca de adivinos de madrugada e iluminados varios.

Leer más…

¿Contra una farola o contra un muro?

¿Contra una farola o contra un muro?

Esta es una de esas ocasiones en que tengo la oportunidad de decir que la idea del artículo surge de vosotros, lectores de Circula seguro. En concreto, de un comentario que la imprescindible Escargot dejó hace un mes y medio cuando mi compañero Ibáñez nos hablaba sobre una novedosa farola desencajable que pretende reducir los daños sufridos al colisionar sobre ellas. En su comentario, Escargot trataba la cuestión que da título al artículo: ¿es mejor colisionar contra una farola o contra un muro?

En general, la respuesta más correcta a la pregunta es siempre la tercera opción: lo mejor es siempre no colisionar. Y si vamos a colisionar, difícilmente podremos elegir contra qué darnos de bruces. Pero, aunque sea un ejercicio algo académico, imaginemos que nos vemos en una tesitura en que es imposible evitar un choque. Sin posibilidad de frenar completamente, nos vemos ante un muro y una farola, ¿contra cuál de los dos nos conviene más colisionar? Veámos que nos dicen las leyes de la Física.

Leer más…

Las cuatro resistencias opuestas al avance del vehículo

ferrari-599-fiorano-aerodinamica

La conducción eficiente se rige por una serie de reglas sencillas para conseguir: un bajo consumo de carburante, reducir la contaminación, mayor comodidad a la hora de conducir y disminuir riesgos en la carretera. Unas reglas eficaces que tratan de aprovechar las posibilidades que ofrecen las tecnologías de los nuevos vehículos.

Pues bien, si tenemos en cuenta que el vehículo es una máquina de consumo, independientemente del comportamiento del conductor y su manera de conducir, el coste será aún mayor si no tenemos en cuenta las cuatro resistencias opuestas al avance del vehículo relacionadas con el estado de sus neumáticos, peso, carga, dimensiones, etcétera… Pero, veamos más detalles.

Leer más…

Cómo mata un accidente (3): desplazamiento de los órganos internos

Cómo mata un accidente (3): desplazamiento de los órganos internos

En las dos primeras entregas de cómo mata un accidente hemos repasado los principios físicos que determinan cómo nuestro cuerpo sufre daños debidos a la aplicación de fuerzas directamente sobre él durante un accidente, ejemplificado en la fractura de los huesos. No obstante, hay un mecanismo adicional por el cual el interior del organismo internos pueden sufrir daños incluso sin la aplicación directa de fuerzas externas: el desplazamiento de los órganos internos debido a fuertes aceleraciones.

La explicación de por qué ocurre el desplazamiento de los órganos internos está protagonizada por una ley física que ya hemos utilizado en esta serie, y que ya había aparecido en algunos otros: el principio de inercia. En esta ocasión, aparece conjugado con el concepto de sólido rígido. O, mejor dicho, con la ausencia de rigidez del cuerpo humano.

Leer más…

Cómo mata un accidente (2): mecánica de la fractura

Mecánica de la fractura

La semana pasada estuvimos hablando de la aparición de fuerzas sobre el cuerpo humano cuando se produce una colisión. El resultado de esas fuerzas es que nuestro cuerpo se rompe, especialmente los huesos. Hoy hablaremos de la mecánica de la fractura que intenta explicar cómo se rompe un objeto sólido al sufrir fuerzas.

Podríamos definir la fractura como la aparición de dos superficie nuevas en el interior de un objeto, de forma que queda separado en dos. En consecuencia, vamos a estar hablando bastante de la Física de las superficies. Pero vayamos por partes, y comencemos por clasificar los tres tipos de fractura.

Leer más…

Cómo mata un accidente (1): fractura por impacto, fuerzas

Cómo mata un accidente (1): fractura por impacto, fuerzas

La semana pasada introducimos esta nueva serie de artículos que pretende explicar, paso a paso, los procesos Físicos, biológicos y bioquímicos que ocurren desde que sufrimos un accidente hasta que, si nadie pone remedio, ocurre el fatal desenlace. Hoy daremos el primer paso, entender por qué nuestro cuerpo se rompe cuando sufre un golpe fuerte, lo que conocemos como fractura por impacto.

En general, una fractura por impacto ocurre cuando dos cuerpos sólidos colisionan entre si con una gran velocidad relativa. Ocurren debido a las fuerzas que aparecen en las regiones de contacto entre las superficies de ambos sólidos. En el artículo de hoy trataremos de explicar por qué aparecen dichas fuerzas, y la semana que viene explicaremos su efecto a nivel microscópico sobre nuestro cuerpo.

Leer más…

Cómo mata un accidente (0): Introducción

Cómo mata un accidente

Al hablar de seguridad vial normalmente nos centramos en ver cómo podemos evitar los accidentes, o por lo menos mitigar sus efectos. Y hay muy buenos motivos para que la prevención sea el tema primordial, está claro. Precisamente, para dejar claro por qué es importante circular de la forma más segura posible, a partir de hoy y durante las próximas semanas vamos a dedica un tiempo a aprender qué es lo que ocurre cuando todo va mal. Vamos a aprender cómo mata un accidente.

Durante las próximas semanas vamos a repasar los procesos físicos, biológicos y bioquímicos que ocurren en nuestro cuerpo desde la desgraciada colisión hasta el fatal desenlace. La idea es hacerlo siempre a nivel divulgativo, asequible a todo el mundo, en la medida de lo posible. Pero nunca renunciando a la rigurosidad necesario.

Leer más…

Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche (y 2): el mecanismo

Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche

En la primera parte de “Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche” vimos someramente los Principios Físicos que gobiernan la trasferencia de de calor en un aire acondicionado. Nos dimos cuenta de que el cometido principal del acondicionador es hacer que el flujo de calor tenga el sentido contrario del natural, y para que eso pase tenemos que gastar un montón de energía en forma de trabajo.

Como os prometí, hoy vamos a tratar más de cerca el mecanismo Físico que el aire acondicionado utiliza para bufar aire frío a nuestra nariz. Si hay algo que todos sabemos sobre cómo funciona el aire acondicionado de un coche es que, cuando se estropea, el mecánico nos pide por lo menos media docena de billetes rojos para recargar el refrigerante. De ello sacamos la conclusión de que esa cantidad de gas que metemos en el sistema es lo más importante. Pero, exactamente, ¿qué es lo que hace el refrigerante?

Leer más…

Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche (1): teoría general

A/C denoche

Los señores del tiempo (climático, no el doctor Who) no han sido muy generosos conmigo, ya que al poner en la planificación mensual que hoy iba a hablar de los principios físicos que explican cómo funciona el aire acondicionado de los coches no contaba que a mitades de setiembre haría un día tan lluvioso y frio. Por lo menos donde yo vivo. Bueno, espero que recordéis un poco este artículo cuando Apolo tenga a bien volver acercar el astro rey al cenit del cielo.

En definitiva, en este artículo intentaremos repasar los principios físicos que utiliza el aire acondicionado de nuestro coche para acondicionar el ambiente, con lo cual no sólo consigue mitigar la canícula, sino que también aumenta el confort y disminuye la fatiga, por lo que el aire acondicionado se puede considerar un sistema de seguridad activa en toda regla. Hoy hablaremos de la teoría general, mientras que dentro de siete días explicaremos más en detalle el mecanismo concreto.

Leer más…