Artículos etiquetados como Estres y conduccion

El estrés tecnológico como factor de riesgo en la conducción

ADS

La salud y la concentración al volante tienen que ser compatibles para conducir de forma segura. Con la diversidad y cambiante modo de la información, avances en telecomunicaciones, parece que nunca estamos al día en cuanto a novedades tecnológicas. Además, su complejidad resulta ser un dilema para comprobar si realmente nos beneficia o más bien nos perjudica, ya no sólo por el tiempo que empleamos en esa puesta al día sino también por la complejidad que supone aprender un nuevo programa, sistema o aplicación y adaptar esos conocimientos a nuestra forma de vida.

El excesivo uso de las tecnologías de la información como el rechazo a las mismas dan lugar a patrones de comportamiento diversos, puesto que ambas reacciones pueden empeorar u obstaculizar el correcto uso de nuestra vida personal y, en consecuencia, en otras labores, no menos habituales, como la de manejar los mandos de un vehículo al provocar estrés o extremada confianza. De ahí que, como consejo previo, no nos podemos dejar llevar por la máquina y su programa sino que debemos ser conscientes de la realidad y controlar la situación con nuestros propios mecanismos: conocimiento, dominio, experiencia, saber estar, en todo momento y a la altura de las circunstancias.

Leer más…

¿Eres un acosador al volante?

EXASPERATED MAN IN HIS CAR   Original Filename: 10135102.jpg
Existen muchas razones para no cejar en el empeño y repetir hasta la saciedad que las prisas al volante no compensan. Los minutos ahorrados en un recorrido habitual por tener prisa, por ir más rápido, acelerar mucho, frenar tarde, adelantar por el interior en una rotonda, o acosar al conductor que va delante, son despreciables: os reto a que me certifiquéis que el ahorro de tiempo merece la pena.

El caso es que al conductor acosador, eso le trae al pairo. Él necesita sentir que está yendo deprisa, quizás porque llega tarde, porque el de delante va demasiado lento, porque esa travesía debería ser “de 90”,… El acosador es el que se pega a tu paragolpes trasero, el que amaga constantemente con adelantarte, el que gesticula visiblemente por el espejo retrovisor, el que te da luces, el que te adelanta dejando escasos centímetros entre las chapas. ¿Eres tú uno de ellos? Pues reflexiona.

Leer más…

¿Cómo podríamos evitar los atascos, el estrés, el riesgo, el incidente…?

702008505_2c323b680f_b
Hace unas semanas nos contaba Morrillu cómo con una moto se tarda entre un 50% y un 70% menos de tiempo en llegar a un destino determinado, pongamos, por ejemplo, al trabajo. Eso es mucha cantidad de tiempo que nos ahorramos día a día, que nos permite madrugar menos, relajar el estrés y llegar al trabajo de mejor humor (si nos dejan).

Por otro lado, en las ciudades grandes se va a notar más la diferencia con los coches porque existen más atascos y hay muchos más coches por kilómetro de vía. Me viene a la cabeza Madrid porque es una ciudad a la que voy habitualmente, y aunque suelo evitar los atascos más “duros”, siempre es factible merendarse uno bien nutritivo alguna vez. ¿Por qué? Para mí las razones de los atascos son variadas, una especie de mix: prisa, falta de educación, mismo horario de salida-de-casa/entrada-en-el-trabajo…
Leer más…

El cambio de hora, factor de riesgo en la conducción

13474820354_960dfaca5c_z

Dentro de unas horas, es decir, en la madrugada de este sábado al domingo, los relojes se van a adelantar una hora. Esto quiere decir que a las 02.00 serán las 03.00 para comenzar el horario de verano y que se traduce en restar una hora de sueño o dormir una hora menos. Todo lo contrario, es decir, atrasar el reloj una hora será el horario de invierno y que se realizará en la madrugada del sábado 25 al domingo 26 de octubre próximo. Unos cambios de horas que se hacen todos los años en los mismos meses y que suponen una modificación de las horas de luz y oscuridad y, en consecuencia, una serie de alteraciones neurohormonales en nuestro organismo pero que llegan a superarse entre dos o cuatro días según algunos estudios científicos.

Así, nos lo contaba Josep Camós hace unos años para darnos algunos consejos sobre el cambio de hora y que volvemos a recordar por considerar que estos cambios de luz a lo largo del año, dormir una hora menos o no dormir cuando toca, es decir, si no descansamos debidamente puede afectar a nuestro organismo y por tanto a nuestra capacidad para conducir un vehículo. Por mucho que nos hablen de ahorro económico y descenso de contaminación, tenemos que tener claro que no somos máquinas programadas a la hora de manejar un vehículo.

Leer más…

Tres buenos anuncios que nos hablan de Seguridad Vial

Anuncios de seguridad vial

Andaba yo buceando en internet a la búsqueda y captura de contenidos diferentes, y me he encontrado con tres anuncios sobre Seguridad Vial que cumplen con las expectativas. Por aquellas casualidades de la vida, los tres son spots de Volkswagen y los tres se emitieron hace ya un tiempo en la gran meca de la publicidad que es Argentina. En España no hemos tenido la suerte de verlos en la tele, y quizá por eso también me han llamado la atención.

Se trata de tres historias diferentes que aluden a tres factores de riesgo: cansancio, estrés y distracción, aunque quizá lo más destacable no es el qué sino el cómo. Acostumbrados como estamos a grandes campañas plagadas de efectos especiales que nos zarandean sin pudor, quizá el valor de estos vídeos es acercarnos al problema sin sangre y sin perder la capacidad de hacernos reflexionar.

Leer más…

La distracción, el estrés y el factor emocional, a estudio

Circulación de vehículos

Circular con un vehículo es, desde un punto de vista psicológico, una actividad compleja en la que el conductor va observando, analizando la información que recibe, comparándola con sus conocimientos, tomando una decisión y ejecutándola de forma segura en un tiempo mínimo. Y eso es así de forma reiterada durante toda la actividad, desde que iniciamos la marcha hasta que detenemos el vehículo. Por eso una distracción puede hacernos perder la concentración necesaria para realizar todo este proceso.

Ahora se está intentando hilar más fino en la investigación de todo este proceso, por lo que dos grupos de trabajo de la Facultad de Psicología de la Universidad de Granada están determinando qué factores emocionales intervienen en la toma de decisiones del conductor ante una situación de riesgo, y lo están estudiando con unos simuladores de motos con los que se han recreado situaciones críticas de tráfico para evaluar las respuestas de los participantes.

Leer más…

Ante una retención de tráfico, ¿quién se estresa más, la mujer o el hombre?

Traffic Jam Por kozumel

Hace tiempo hablamos sobre la mujer al volante, su forma de conducir y comportamiento debatiendo (sin intención de crear polémica) sobre el asunto si conducen mejor que los hombres e incluso para saber más, Javier Costas nos dio a conocer el número de infracciones y delitos cometidos por hombres y mujeres. Pues bien, las estadísticas dan la razón a las féminas por sufrir menos accidentes de tráfico y ser más responsables mientras conducen.

Sobre el nuevo debate, quién se estresa más si la mujer o el hombre, un estudio realizado por la empresa de navegación por satélite TomTom en el Reino Unido ha demostrado que las mujeres tienen más paciencia al volante. Dicha investigación revela que los niveles de estrés de los hombres son siete veces más altos que los de las mujeres cuando se enfrentan a una retención de tráfico motivada por imperativos de la circulación. Conozcamos más detalles.

Leer más…

Por inercia

Inercia

Propiedad de los cuerpos de no modificar su estado de reposo o movimiento si no es por la acción de una fuerza.
RAE

La inercia es un propiedad Física de todos los cuerpos. Es una especie de tozudez o pereza innata a la realidad, a nada le gusta cambiar su estado a no ser que una fuerza externa le obligue. Un comentario de safedriver el otro día me ha hecho reflexionar sobre la palabrita de marras.

En asuntos de transporte, la inercia nos para de fastidiarnos. Primero, hace que necesitemos un motor para poner nuestro vehículo en movimiento. Después, hace imprescindible que dispongamos de frenos para hacer que vuelva a detenerse. Cualquier cambio en el estado de movimiento necesita que algo ejerza una fuerza.

Es una propiedad intrínseca a todos los cuerpos, y no se puede eliminar ni puentear. Si se pudiera, la automoción sería mucho más sencilla.

Leer más…

Antes de ponerte al volante, revisa el techo de tu vehículo

De paquete en coche

Me imagino que ahora mismo y después de leer el título del artículo estéis pensando que de nuevo he vuelto a caerme con la moto en una de mis incursiones circuiteras y se me ha reseteado otra vez el cerebro, o lo que es peor, se ha escacharrado. Pues no, esta vez no ha sido una caída la que me ha dejado tocado de la azotea sino la noticia que pude leer ayer en uno de los periódicos locales de Asturias.

Y es que el encabezado de la noticia asombre al más pintoresco: La acusada de conducir 5 kilómetros con la mujer de su hermano sobre el techo de su coche asegura que arrancó porque «ella se subió y empezó a abollarme a patadas el vehículo». Y luego creéis que el que está mal de la cabeza soy yo…

Parece ser que todo empezó, lógicamente y como ocurre en muchos casos, por una discusión derivada por la repartición de una herencia. La mayoría de los problemas familiares siempre surgen por herencias o por faldas (o pantalones). Dejando a un lado la parte frívola y rosa de la noticia, parece ser que en algún momento de la acalorada discusión, la cuñada se subió al coche y la conductora, al ver el panorama, salió de allí zumbando según ella sin percatarse de que llevaba a su familiar subida encima del techo del vehículo. Leer más…

¿Se lo digo? O como ser un buen copiloto (y 3): conductor novel

Hasta hoy hemos dicho que, excepto en condiciones donde realmente suponga una mejora en la seguridad, la mejor respuesta a ¿se lo digo? es no; tanto si vemos que se va a equivocar de trayecto, como si está realizando una infracción. Hoy quiero tratar otra situación donde la respuesta es un NO aún más rotundo: conductores noveles.

En el fondo, está en la naturaleza humana. Cuando vimos a alguien que está al principio de una experiencia vital que hemos vivido, no podemos evitar adoptar cierta postura protectora. Sin embargo, en la conducción esta actitud paternal puede no ser tan adecuada. Y mucho menos, in-situ. Veamos por qué.

Leer más…